El ‘rugby’, una fiebre creciente que se toma a Bogotá

El ‘rugby’, una fiebre creciente que se toma a Bogotá

Según la Federación Colombiana, en el 2014 estaban registrados 1.358 jugadores en la ciudad.

Rugby en Bogotá

Edwards Yánez es entrenador de rugby de 60 niños y niñas de Usme. Lo hace gratuitamente los fines de semana, en un potrero de la localidad.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

22 de abril 2017 , 07:25 p.m.

Un hombre que cargaba en sus manos un balón ovalado despertó la curiosidad de 15 niños que corrían, con zapatos rotos, detrás de una pelota deshilachada y con remiendos. Llegó de improviso al parque en el que se disputaba un partido de fútbol. Era Edwards Yánez, un ingeniero mecánico que decidió visitar la localidad de Usme en busca de niños y jóvenes a quienes enseñarles un deporte que desconocían: el ‘rugby’.

–¿Qué es? –preguntó un niño con curiosidad.

–Pues un balón de fútbol americano, ¿no ves? Respondió otro con seguridad.

Es común confundir un deporte con el otro. Sin embargo, son distintos. Un partido de ‘rugby’ comienza con un saque en el centro de la cancha, así el que tiene el balón se convierte en el foco de atención, al que los jugadores buscarán quitarle la posesión de la pelota. La idea es anotar la mayor cantidad de ‘try’ o puntos en la línea de gol del equipo contrario.

Desde el 2013, Edwards entrena gratuitamente a niños y jóvenes entre los 6 y 19 años de edad. Por falta de recursos económicos, usa un potrero ubicado al lado de la quebrada La Taza de Usme como campo de entrenamiento y juego. Así, entre mosquitos, 60 niños y niñas se reúnen para aprender del deporte que se considera nació en 1823.

Lentamente la fiebre del ‘rugby’ se ha tomado toda la ciudad. Esta disciplina de contacto, que nació en Inglaterra, llegó a Colombia a finales de los 80 por iniciativa del Bogotá Royal Club, que organizaba partidos amistosos entre extranjeros socios e invitados del mismo. Sin embargo, fue hasta finales de los 90 que se constituyeron clubes oficiales en Bogotá, principalmente de universidades como la Nacional y Los Andes. Y solo hasta el 2012 se logró constituir la Federación Colombiana de Rugby, conformada por las ocho ligas que representan al país, entre ellas la Liga de Rugby de Bogotá.

Según el último censo realizado por la Federación en el 2014, en Bogotá hay un total de 1.358 jugadores de ‘rugby’ oficiales, distribuidos de la siguiente manera: 296 de la categoría infantil masculina, 23 de la infantil femenina, 266 de la juvenil masculina, 28 de la juvenil femenina, 548 de masculinos mayores y 197 de femeninas mayores. Pese al gran interés por este deporte, solo se cuenta con una cancha pública diseñada para practicarlo en la ciudad: el Parque RecreoDeportivo El Salitre. Por lo general, los equipos tienen que adaptar las canchas de fútbol para entrenar y jugar.

Desde entonces mi prioridad son ellos. Quiero transformar sus vidas, ofrecerles oportunidades y verlos felices

Edwards llegó a Usme con el propósito de renovar los jugadores del club al que pertenece, Alianza Rugby Football Club, pero su objetivo cambió cuando inició el proceso. Entrenó a sus jugadores para llevarlos al Torneo de Rugby Alex Bjoroy, pero tuvo que hablar con los organizadores, el Colegio Gran Bretaña, para que hicieran una excepción con ellos, pues no podían pagar toda la cuota de inscripción.

Logró reducirla de $ 900.000 a $ 400.000; sin embargo, se acercaba la fecha del torneo y los niños no tenían guayos para jugar. Todo cambió: “desde entonces mi prioridad son ellos. Quiero transformar sus vidas, ofrecerles oportunidades y verlos felices”, afirma el entrenador.

El día de la competencia llegó con los niños uniformados, “pero todos se miraban los tenis porque los otros jugadores tenían guayos carísimos. Les hicimos sentarse en círculo y les entregamos un regalo sorpresa, era una bolsa con guayos que habíamos comprado con dinero que nos donaron. Sus gestos de alegría nunca los voy a olvidar”.

No ganaron pero del torneo salieron felices. Comieron lasaña, plato que pocas veces algunos habían podido disfrutar y que otros ni siquiera conocían. Hicieron amigos de toda la ciudad, de todos los estratos. “No los percibían como rivales ni como diferentes a ellos. Algo los hizo cercanos: el ‘rugby’ ”.

Hasta el momento existen 11 clubes masculinos de mayores, 7 femeninos de mayores y 5 juveniles (menores de 18 años) afiliados a la Liga de Rugby de Bogotá. Ha sido tan significativo el crecimiento de este deporte en el país que la World Rugby, el máximo ente de organización y regulación de esta práctica en el mundo, incrementó el presupuesto de la Federación: pasó de 40.000, en el 2016, a 60.000 libras esterlinas, es decir, más de 220 millones de pesos para su administración y gobierno.

En el 2015, el ‘rugby’ se estrenó como categoría en el Torneo Supérate Intercolegiados, el sistema nacional de competencias deportivas y académicas, y para el año 2016 se logró la inscripción total de 110 jugadores de siete colegios de Bogotá de localidades como Usme, Usaquén, Suba, Barrios Unidos, entre otros, para competir en la modalidad.

Hans Bernal (16 años), uno de los alumnos de Edwards, armó un equipo de ‘rugby’ en su colegio. El Destino, ubicado en el km 8 vía San Juan de Sumapaz. Le enseñó a sus compañeros lo que había aprendido y así logró inscribirlos en el torneo de Supérate. “Profe, no lo va a creer, quedamos campeones en Bogotá, es el día más feliz de mi vida”. Le contó por teléfono Hans a su entrenador, mientras se le desgajaban las lágrimas.

En este mismo año, el equipo femenino de la selección Colombia de ‘rugby’, conocida como Los Tucanes, logró por primera vez en la historia participar en los Juegos Olímpicos Río 2016 en la modalidad de siete jugadores. Es por este interés y la alta participación que la Federación logró incluir esta práctica en los próximos Juegos Deportivos Nacionales del 2019.

Para Edwards, el ‘rugby’ es un camino para la transformación social de zonas vulnerables a la violencia. “Mis niños no tenían visión, ahora quieren llegar a grandes selecciones de ‘rugby’, viajar por el mundo y cambiar las vidas de otros jóvenes desde el deporte. Yo creo que se puede cambiar el mundo si trabajas con la juventud”, finaliza el entrenador por vocación.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA