Líderes regionales se reunieron para integrar la Sabana de Bogotá

Líderes regionales se reunieron para integrar la Sabana de Bogotá

Ante representantes de sectores público y privado se lanzó Federación de Empresarios de la Sabana.

Líderes regionales se reunieron para integrar la Sabana

Académicos, funcionarios departamentales y distritales, al igual que líderes empresariales participaron en el encuentro.

Foto:

Cortesía Juan C. Cuervo

28 de agosto 2017 , 08:13 p.m.

Incidir y buscar soluciones para integrar a la sabana de Bogotá a fin de lograr una mayor competitividad y bienestar para sus habitantes, fue la conclusión general y la tarea que quedó del primer Encuentro Empresarial de la Sabana, que sirvió también de escenario para la creación de la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Sabana (Federesa).

El auditorio de la Unicoc fue el lugar donde se reunieron por primera vez académicos, funcionarios de los gobiernos distrital y departamental, así como líderes empresariales de la región que trabajarán con Federesa para concertar decisiones a nivel departamental y municipal.

El reto no es fácil, pues como bien lo expresaron los asistentes, sobre integración regional en Cundinamarca se viene hablando desde hace más de 40 años, pero los avances en este sentido son pocos. “Hay un fraccionamiento entre Estado y los diferentes sectores, por lo que se requiere de un diálogo permanente entre lo privado y público”, dijo Enrique Bayer, presidente de la Asociación de Amigos de la Universidad de La Sabana, en alusión a las barreras de la articulación.

No obstante, resaltó que programas como Sabana Centro Cómo Vamos permiten obtener un panorama de la región en el que participan sectores académicos y empresariales.

El empresario Nicolás Escobar, indicó, por su parte, que con la nueva entidad, el sector privado busca incidir en el gobierno departamental para que se concreten decisiones que ayuden a la región.

Si la corrupción no se ataja, la región se puede volver un estado fallido

Los líderes empresariales de la Sabana se asociaron para buscar soluciones a problemas comunes, tales como la movilidad. “Se tiene infraestructura vial, pero hay unos serios problemas que incrementan los precios del transporte. Competitividad empresarial significa también reducir costos de producción”, afirmó.

No es para menos que el sector empresarial comience a incidir en la región de esa manera, si se tiene en cuenta que el 50 por ciento de la actividad económica del departamento se concentra en la sabana de Bogotá, explicó el profesor Saúl Pineda, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario, otro de los ponentes en el encuentro.

Agregó que hay una gran potencialidad en el territorio con las industrias creativas –festivales de música, soluciones de software, economía naranja, etc–; con lo que llama el ‘biopolo’, que tiene que ver con la asistencia avanzada en salud, como la farmacogenética o alimentos funcionales; los servicios empresariales, la educación superior al tener en su territorio sedes de universidades y el desarrollo sostenible, referido al aprovechamiento del río Bogotá y el transporte inteligente que respete el medioambiente.

Sin embargo, para que haya éxito –señaló el docente– se debe lograr un ordenamiento territorial que sea compatible con las actividades económicas de la región.

“Su expansión en el territorio tiene que ser organizada para garantizar competitividad y sostenibilidad”
, explicó Pineda.

Para ello, se debe propender por una especialización inteligente en las diferentes industrias de la región, la cual se debe sumar a la planificación del ordenamiento económico del territorio en la escala departamental, donde se tenga en cuenta un plan maestro de transporte intermodal y un plan logístico regional ligado con los de Bogotá.

Preocupaciones

Para los panelistas, el temor a que en los municipios se pierda autonomía tanto administrativa como en inversión es otro de los obstáculos contra la articulación en la Sabana.

César Carrillo, secretario de Planeación de Cundinamarca, afirmó que hace falta reglamentar el artículo 29 de la ley 1454 para organizar las áreas metropolitanas.
Pero, mientras esto ocurre, se hace necesario que con las expediciones de nuevos ordenamientos territoriales se tracen agendas transversales con Bogotá para integrar su POT (Plan de Ordenamiento territorial) con los de la región. “Convertir a la capital en una provincia administrativa en la región sería la primera fase de una gran área metropolitana”, explicó.

La corrupción también fue otra de las preocupaciones para lograr la integración, especialmente con lo que ha ocurrido en las modificaciones irregulares de los ordenamientos territoriales en la Sabana. “Si la corrupción no se ataja, la región se puede volver un estado fallido”, dijo Escobar, de Federesa.

Juan Esteban Urrego, director de Fenalco Bogotá, enfatizó que la región no se debe permitir una normalización de la corrupción porque podría llegar a ser como el narcotráfico; mientras que Enrique Bayer agregó que poner en evidencia este flagelo es bueno para la región.

Líos de movilidad

Ni los participantes del encuentro empresarial se salvaron de las consecuencias de que la región no integre el transporte.

El profesor Pineda no pudo participar en su panel ya que tenía un vuelo y debía partir del auditorio con hora y media de anticipación.

Mientras que Alfredo Saade, presidente de la Asociación de Áreas Metropolitanas de Colombia, tuvo que caminar desde el peaje de la autopista Norte hasta el auditorio debido a que el taxi en el que venía no podía pasar por el control vehicular.

Este es uno de los problemas que vive la región y que, de acuerdo con Luis Guillermo Plata, director de ProBogotá, trata desde hace más de 40 años de solucionarse entre la Sabana y Bogotá. Édmer Tovar, editor de Portafolio, concluyó que “lo único integrado en la sabana es el trancón”.

Lecciones de Santiago de Chile

La Región Metropolitana de Santiago de Chile es la más importante de las tres áreas de esta escala del país austral. Tiene más de 7 millones de habitantes y su consolidación se dio en la última década a través de tres instrumentos de ordenamiento territorial que iban en escala metropolitana, comunal (municipal) y seccional, según le explicó a EL TIEMPO Fernando Soto Castillo, secretario regional ministerial de Obras Públicas de ese territorio.

Esto les permitió a esas poblaciones obtener una integración regional, pero sin comprometer su autonomía administrativa, ni financiera.

Sin embargo, el ordenamiento metropolitano les permitió organizarse en asuntos cruciales como la disposición de rellenos sanitarios que reciben los residuos de todo el territorio y en la conectividad vial, como el transporte.

Por otro lado, Soto afirmó que pese a los cambios de ideología política de los gobiernos (izquierda y derecha), se mantienen los ordenamientos territoriales.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA