La ALO sigue en el papel después de 23 alcaldes y 56 años

La ALO sigue en el papel después de 23 alcaldes y 56 años

Propuesta para construir el tramo sur por APP está parada por la invasión de un predio.

Construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente

De 23 alcaldes que han pasado por el cargo, ninguno ha sido capaz de construir el proyecto, o siquiera intentarlo.

Foto:

Diego Santacruz / Archivo EL TIEMPO

04 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Cincuenta y seis años en los que ha predominado la desidia y la negligencia estatal en todas sus instancias marcan la ruta de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), una vía de 36 kilómetros de longitud que en 1961 fue aprobada por el Concejo para que cruzara a Bogotá de sur a norte, por el occidente.

Pero la ALO, planteada como vía de enlace regional y periférica, sigue siendo un sueño de papel. De 23 alcaldes que han ocupado el cargo durante este tiempo, sin incluir a los que han repetido cargo, o a los que estuvieron de relevo por pocos meses, ninguno ha sido capaz de construir el proyecto, o siquiera intentarlo. El avance más notorio –en el primer gobierno del actual alcalde, Enrique Peñalosa, y en el segundo de Antanas Mockus– fue la compra de la mitad de los predios que se necesitan para la obra, por 187.000 millones de pesos, a precios del siglo pasado.

Hoy, algunos de esos predios son la piedra en el zapato para construir la vía.
Entre el 2012 y el 2015, la Administración Distrital permitió que se construyera un barrio, que hoy tiene alrededor de 150 edificaciones hasta de cuatro pisos en ladrillo, en uno de los predios.

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU)
tiene documentos en los que consta que desde el 2012, cuando no existía el barrio, avisó de la ocupación ilegal. Hoy hay un área de 24.000 metros cuadrados ocupados en el predio de la carrera 91B con calle 12.

El 23 de octubre del 2012, el IDU interpuso una querella, y el 25 del mismo mes le presentó un derecho de petición al alcalde local para que hiciera efectiva la protección de ese predio público y aplicara la infracción al régimen de urbanismo. Pasaron cuatro años y la alcaldía local de Kennedy no realizó ninguna diligencia, mientras el barrio se fue edificando.

En el IDU identifican ese predio como Vereditas, y los ocupantes lo llaman La Magdalena. Forma parte de los 176 predios comprados por 20.312 millones de pesos para construir el tramo sur de la ALO, que tendrá una extensión de 10 kilómetros entre el río Bogotá y la avenida Centenario (calle 13).

No es la única invasión. A lo largo del recorrido del trazado, entre Kennedy y Suba, hay 11 invasiones, pero la de Vereditas, en Kennedy, es la más grave. En los otros puntos hay enramadas, parqueaderos y pequeñas construcciones, pero ninguna alcanzó la magnitud de un barrio, que hoy los residentes dicen ocupar de buena fe.

Propuesta paralizada

La directora del IDU, Janeth Mantilla, explicó que está parada la estructuración de una propuesta de APP para la construcción del tramo sur, por la invasión de 24.000 metros cuadrados del predio de la calle 12 con carrera 91.

“Se necesita, porque el originador (proponente) necesita al presentar su proyecto de factibilidad saber cuándo le podemos entregar el terreno, porque tiene que diseñar por dónde va la vía, y se dará la conectividad”, dijo.

Ese y 441 predios más adquiridos por expropiación o enajenación solo se pueden usar para la ALO, y no se puede volver a pagar por ellos. Así que debe ser restituido por la alcaldía de Kennedy al resolver la querella. “Tengo que darle solución en dos meses para que (el originador) me presente la propuesta técnica como debe ser”, dijo Mantilla.

Lo que no hizo la alcaldía de Kennedy

Al barrio edificado en el predio de la ALO los vecinos lo llaman La Magdalena. Consultados por EL TIEMPO durante una visita a la zona, aseguraron que un particular les vendió los lotes y durante los últimos años construyeron sin que ninguna autoridad lo impidiera o les dijera que era reservado.

La Secretaría de Gobierno informó que entre el 2012 y el 2015 no se adelantó ninguna gestión en la alcaldía de Kennedy para recuperar el predio. De esa época no consta, según la Secretaría de Gobierno, “ninguna actuación administrativa de la alcaldía local”. Desde el 2012, con 103 informes técnicos, y luego en el 2014, con una certificación de la Defensoría del Espacio Público, la alcaldía de Kennedy tuvo evidencias de que el predio tenía reserva vial para la ALO.

Apenas el año pasado, el nuevo alcalde local tomó medidas para parar la construcción de viviendas nuevas y, según el Gobierno, se impusieron 27 sellos por construcción ilegal. Ya se hizo una notificación de querella de 172 ocupaciones ilegales. EL TIEMPO buscó al alcalde local de la época, Luis Fernando Escobar, para conocer su versión, pero personas llegadas dijeron que no estaba en Bogotá. El exfuncionario fue destituido e inhabilitado por la Personería por cuestiones de contratación.

YOLANDA GÓMEZ T.
Editora EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA