Dos colegios de Bogotá, estancados por demandas y tutelas

Dos colegios de Bogotá, estancados por demandas y tutelas

Distrito dice que son lotes de cesión, pero comunidad señala que durante décadas han sido parques.

fg

Cada día que se frena una obra resulta un problema grave para que más niños de esa localidad reciban la educación que necesitan y para que el presupuesto anual sea ejecutado como corresponde.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

08 de febrero 2017 , 09:33 a.m.

Aunque suene irónico, desde hace varios meses, la comunidad de dos barrios ha puesto el ‘grito en el cielo’ por la construcción de dos colegios que se gestaron en la administración pasada y que la nueva, la de Enrique Peñalosa, continúa con beneplácito.

Se trata de los colegios Cafam Puerta del Sol y otro, que aún sin nombre, se construye en el barrio Mirandela, ambos en la localidad de Suba, una de las de mayor déficit presenta en lo que a cupos se refiere, con 130.000 habitantes. Los dos hacen parte del presupuesto 2016-2019 de 1,1 billones de pesos para 62 infraestructuras: 32 restituciones, terminaciones y ampliaciones y 30 planteles nuevos.

El primer colegio, ubicado en la carrera 113 C n.° 142B-20 tendría una capacidad instalada de 555 estudiantes y el colegio del barrio Mirandela, ubicado en la carrera 46 n.° 187-47 recibiría a 625 alumnos, ambos en jornada única, lo que sería un paso más para que esto sea una realidad en el país. Pero, en vez de celebrar el avance, la comunidad de ambos barrios ha protestado por lo que consideran una ocupación ilegal de dos predios que siempre han sido considerados parques.

En el barrio Mirandela, por ejemplo, los residentes organizaron un comité para demandar a la Alcaldía, mediante una acción popular, y protestar. La última de ellas convocó a 800 residentes, que aunque dicen querer el colegio no admiten que se construya en lo que ellos consideran un parque vecinal y único punto de encuentro en caso de un desastre natural.

(Le puede interesar: 'La discusión debe ser con argumentos técnicos y reales')

Y no solo eso, ya recogieron más de 6.000 firmas como respaldo a la acción popular interpuesta que fue admitida por el Juzgado 51 Administrativo del Circuito Judicial de Bogotá. “La Administración hizo un manejo indebido de esos lotes y solo los escrituró 25 años después de que la comunidad ya asimila ese espacio como un área de esparcimiento”, dijo Édison Salazar, residente y líder del comité del barrio Mirandela.

Aclaran que “el Distrito debió escriturar en su momento, pero nunca lo hizo”, dice.

En este caso, la Secretaría de Educación (SED) informó este lunes que de las 40 tutelas, ninguna fue admitida por el juez 33 de circuito civil.

Y en el caso de Puerto Sol, el Tribunal de Cundinamarca informó que la acción popular no fue aceptada; por tal motivo, a partir de este viernes se reinicia la obra.

Residentes como Camila Gaitán, que ha vivido al lado de lo que sería este último colegio, desde que nació, dice que la entidad nunca socializó el proyecto y que por eso está lleno de falencias. “No quedará el espacio público que dicen, eso es mentira. Por otro lado, la obra inicial ha sido modificada. Además, ese colegio no va a ser para niños de la zona, sino de la UPZ El Rincón”.

Lo cierto es que cada día que se frena una obra resulta un problema grave para que más niños de esa localidad reciban la educación que necesitan y para que el presupuesto anual sea ejecutado como corresponde según la ley.

Pero la gente dice que va a seguir defendiendo su causa, porque afirman que la construcción se hizo a sus espaldas. “Nosotros logramos que pusieran iluminación, pusimos zona peatonal, incluso, aceptada por el Distrito”, dijo otro residente de Mirandela.

A otros les preocupa que lleguen más ambulantes. “Aquí viene mucho vendedor de arepas, de buñuelos. Los precios de los apartamentos se pueden ir a pique, dijo Milciades López, otro residente.

Los mitos

Para la SED, hay mitos alrededor de la construcción de estos dos colegios. Lo primero que aclara es que estos no van a abarcar todo el terreno y que, por el contrario, dejarán espacios habilitados para que la comunidad los aproveche. De hecho, María Victoria Angulo, secretaria de Educación, habló con cifras claras. “En Cafam Puerto Sol quedan 8.000 metros cuadrados y en Mirandela, 14.000 metros cuadrados disponibles para los residentes”, explicó.

El tercer mito, que según Angulo defiende la comunidad, es que el barrio se va a llenar de vandalismo por la llegada de los estudiantes. “En el caso de Mirandela, los niños que llegarán serían los de primera infancia y primaria”.

Agregó que los niños de ese colegio, que hoy funciona en otra dirección, están hacinados . “Les estamos quitando la posibilidad de que estudien en un ambiente sano”.

Esto opinan algunos concejales

Manuel SarmientoConcejal del Polo Democrático

“Hay déficit de colegios, pero también de espacios verdes. El Rincón tiene 2,2 m² de zonas verdes por habitante, cuando la OMS recomienda 9 m² por persona.

Celio NievesConcejal del Polo Democrático

“Faltó garantizar la participación de la comunidad. Lo mejor es no afectar los parques, que prestan utilidad a la comunidad”.

Gloria Stella Díaz Concejal MIRA

El error más grave es que el Dadep omitió administrar el predio de tal forma que evitara la confusión en el uso del mismo por parte de la comunidad.

CAROL MALAVER
Subeditora Bogotá
* Escríbanos a carmal@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA