Terminó juicio por homicidio de un joven en una riña con 'skinheads'

Terminó juicio por homicidio de un joven en una riña con 'skinheads'

Se determinó que el asesino era un hincha de Millonarios que participó en la gresca

La tragedia de dos hinchas de un mismo equipo

Freddy Avellaneda (izq.) tenía 25 años cuando murió. Freddy Gómez (der.) fue condenado por el homicidio.

Foto:

Archivo particular y Óscar Cabezas

14 de febrero 2017 , 06:16 p.m.

“Calvos hp”, “skinchos” serían los insultos por los que dos familias están viviendo tragedias diferentes: el asesinato de Freddy Leonel Avellaneda, que tenía 25 años; y la condena por homicidio, que se profirió el viernes, contra Freddy Andrés Gómez, señalado de ultimar al primero en mayo del 2015.

Con gritos y llantos la familia Gómez recibió la noticia del fallo, mientras que los Avellaneda eran escoltados por la Policía para salir de los juzgados.

Así concluía un proceso penal de dos años en los que fueron decisivos los testimonios de los protagonistas de la gresca, en la que estuvieron involucrados un grupo de cabezas rapadas, y en la que los dos jóvenes se enfrentaron en la carrera 7.ª con calle 53. Esto a pesar de que ellos eran seguidores de Millonarios y ninguno militaba con los ‘skinheads’.

Todo comenzó la noche del sábado 9 de mayo, cuando el joven Avellaneda, que vivía en La Calera, concluía una rumba con tres de sus amigos. Algo alicorados caminaron hacia el norte por la 7.ª, para hacer tiempo y llegar a la carrera 13 con calle 72, donde paran los colectivos que van al municipio vecino.

Tras una comida ligera, en los puestos ambulantes de la zona, ellos vieron un grupo en el que había tres ‘skinheads’ y una mujer con los que departía Freddy Gómez. En ese momento Avellaneda y sus amigos profirieron insultos contra los calvos.

Según el expediente del caso, aunque el fallecido y sus colegas siguieron su camino, los cabezas rapadas se fueron tras ellos y comenzaron la gresca tras un puñetazo que mandó a Avellaneda al piso.

Cuando se iba a parar, según los testimonios, Gómez sacó un cuchillo y le propinó una herida en la espalda que hizo que Avellaneda se desplomara. Todo esto en menos de un minuto.

A pesar de que fue llevado al hospital San Ignacio, el joven murió.

Tras la gresca, los ‘skins’ y el homicida se fueron para el estadio El Campín. Allí Gómez les dijo que “había dañado” al joven, pero que “no era grave, que iba a estar bien”. Esta afirmación, la corroboraron en juicio los cabezas rapadas que estuvieron en la pelea.

Al otro día se publicó la noticia del crimen y una semana después Gómez fue capturado por la Policía.

A los testimonios se sumaron los videos de las cámaras de seguridad del sitio en el que ocurrió la riña y esto llevó a que el juez 23 de conocimiento concluyera que Gómez era el asesino.

“La Fiscalía logró acreditar la responsabilidad penal del procesado. Razón por la cual el fallo será de carácter condenatorio”, indicó el juez.

El monto de la condena se conocerá en Paloquemao el próximo 21 de abril.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA