Así es Bogotá en 100 palabras

Así es Bogotá en 100 palabras

Este jueves se llevó a cabo la ceremonia de premiación en la Biblioteca Virgilio Barco.

Bogotá panorámica

Más de 9.000 personas contaron cómo es la capital en 100 palabras. 

Foto:

Juan Diego Buitrago / Archivo EL TIEMPO.

01 de diciembre 2017 , 11:56 a.m.

Contar la capital en 100 palabras. Ese fue el reto que les puso la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Cámara Colombiana del Libro a los ciudadanos con la primera edición del concurso de relatos breves ‘Bogotá en 100 palabras’, cuya premiación tuvo lugar ayer en la Biblioteca Virgilio Barco.

En total, 9.141 narradores se le midieron al reto de narrar la ciudad, pero solo uno resultó ganador de 8 millones de pesos. Se trata del breve relato Gravedad de Jonnathan Pastor Jiménez, un joven de 27 años de la localidad de Teusaquillo. Sin embargo, se entregaron tres menciones de honor en las categorías de niños, jóvenes y adultos. Además, los 100 primeros se publicarán en un libro.

Estos son los cuatro relatos premiados:

Gravedad

Todos los días nos paramos en la esquina de la Jiménez. A mi papá poco lo miran. Preparo el tarrito de monedas. “¡A trabajar!” —me dice—, atrapado en su traje de astronauta. Y en ese momento se paraliza por completo. Cuento las monedas una y otra vez. Llueve un poco mientras el sol mira por un instante hacia la plaza. En la noche, cuando todos se van, mi papá por fin me habla. Camino a casa me cuenta las aventuras que vivió en algún rincón de otra galaxia.

Autor: Jonnathan Jiménez Toloza. 27 años, Teusaquillo.

Los tamales santafereños que salvaron al presidente

Hace mucho tiempo vivió Lucio, un vampiro hijo de Drácula. Él le dijo que mordiera al presidente de Polonia para quedarse con todo el poder. Lucio se fue al aeropuerto y pidió un vuelo directo, pero por estar hablando por celular se equivocó y tomó el vuelo en dirección a Colombia. Aterrizó en el aeropuerto de Bogotá y le preguntó a un señor dónde estaba la casa del presidente. Llegó al lugar indicado; sin embargo, antes de entrar vio una tiendita en donde vendían ricos tamales santafereños. Se comió uno y le gustó tanto que se le olvidó a qué había ido.

Autor: Paola Mejía. 6 años, Barrios Unidos.

Hambre

Laida va por la calle séptima, una de las avenidas más frías de Bogotá. Ve una cadena de oro que resplandece con el sol. Una mujer avanza elegante por su carril. Su mirada persigue el objeto que hace más profunda su hambre y más largas sus manos. Piensa en la policía y en la cárcel. En lo mal que la ha pasado en ese lugar. La posibilidad de estar tras las rejas la hace dudar. Se aproxima a la mujer. No es ella quien roba, es el hambre.

Andrea Avedaño. 15 años, Ciudad Bolíver.

La ventana

Se miró en el espejo del corredor: cuello de lechuguilla, calzas abullonadas de tejido rojo, jubón beige, zapatos negros con hebilla y en su cabeza, una peluca cana. La casa conservaba los ladrillos de terracota y el tejado imitaba la época colonial. Las molduras de las puertas eran antiguas y tristes. Hizo una reverencia palaciega, mirándose de reojo. Afuera, el ruido de carros modernos y veloces, de estudiantes bullosos, de oficinistas apurados, de música irritante. Se asomó lentamente entre los barrotes de la ventana. No era su época… Seguía siendo un fantasma.

Eduardo Fernández. 53 años, Santa Fe.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA