‘Vamos a revolucionar el reciclaje y el aprovechamiento’

‘Vamos a revolucionar el reciclaje y el aprovechamiento’

Luego de adjudicar nuevo modelo de aseo, Beatriz Cárdenas se lanza a la tarea del reciclaje en casa.

Beatriz Elena Cárdenas

Luego de un año y once meses, Beatriz Elena Cárdenas logró, a través del Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop II), adjudicar el servicio de aseo de Bogotá.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

04 de enero 2018 , 07:47 p.m.

Beatriz Elena Cárdenas Casas, directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), logró sacar, en poco menos de dos años, la licitación más ambiciosa para la modernización del aseo en Bogotá, un servicio que por una década se quedó estancado en tecnología, anclado a intereses económicos y con el ventilador del oportunismo político prendido las 24 horas del día para sacar tajada electoral.

Se trata de 4,8 billones de pesos que pagarán los usuarios durante 8 años vía tarifa a los cinco concesionarios que ganaron en franca lid en un proceso que contó con la vigilancia permanente, entre otros organismos, de la Procuraduría (solo un oficio para aclarar unas observaciones) y la Veeduría Distrital y, lo más importante, tuvo el reconocimiento de los propios proponentes por la transparencia y participación.

Arranquemos por el tema del bolsillo, las tarifas...

Nosotros pusimos una condición especial: que el usuario debería tener un beneficio que se debería reflejar en la tarifa, y así logramos una reducción global del 10,5 por ciento para todos los usuarios en la ciudad.

¿Y cómo fue posible?

Lo que tenían que hacer los proponentes era correr su modelo financiero y establecer, teniendo en cuenta el precio techo de la regulación, cuánto podría tener de reducción.

¿Qué es eso de las ‘obligaciones de hacer’?

Es un concepto nuevo. Consiste en que los prestadores de aseo, con los recursos que le dan al Distrito ($ 174.297 millones), tienen que hacer más cosas de lo mismo: si la regulación establece que solo se lava dos veces al año los puentes, ahora vamos a tener de seis a diez frecuencias de lavado.

¿Y qué cambia en la calle?

Una ciudad más barrida, los puentes con mayores frecuencias de lavado, vehículos nuevos cero kilómetros y menos contaminantes, menos pasacalles y pendones. Vamos a recoger las llantas, a limpiar grafitis ilegales. Y por instrucción del alcalde (Enrique) Peñalosa, queremos que, por ejemplo, el césped se corte de forma permanente, y no esperar a que tenga 10 centímetros de altura.

Aquellos que no presenten los residuos de manera adecuada pagarían más de 700.000 pesos por infracción

¿De qué tamaño el césped?

Tenemos calculado menos de cinco centímetros y que sea abono para el mismo césped.

¿Hasta esa minucia?

Sí, Peñalosa es así.

¿Qué debe pasar en la casa de cada ciudadano?

Este es un tema de conciencia ciudadana: hay que reciclar, separar materiales en la fuente (casa) porque hay todo un tema de aprovechamiento con los recicladores. Vamos a tener enormes campañas de cultura ciudadana a partir de febrero, tanto con los prestadores como con los recicladores.

¿Qué pasa si no se recicla?

Se les van a aplicar sanciones del Código de Policía; aquellos que no presenten los residuos de manera adecuada pagarían más de 700.000 pesos por infracción. Y a los concesionarios que no cumplan se les multará con el 0,1 por ciento del valor del contrato por el no cumplimiento de las obligaciones.

Ustedes están preparando una actualización de normas. ¿Para qué es eso?

Tenemos que actualizar unos decretos relacionados con el aprovechamiento y reciclaje. Sirve para que los bogotanos y las entidades públicas, distritales y nacionales sepan cómo es el manejo de los residuos y cómo deben presentarlos. Allí hay sanciones. Vamos a modernizar y revolucionar el tema de reciclaje y el aprovechamiento.

¿Qué hay de la contenerización?

Los contenedores se van a instalar en los puntos críticos donde los usuarios arrojan la basura, como en el poste de la esquina (se estima que son unos 1.100). Y, de otro lado, los recicladores de oficio podrán solicitar contenedores para facilitar su labor (se calcula que se instalarían unos 9.500).

¿Cuál fue el papel de los recicladores?

Hicimos más de 35 mesas de trabajo con organizaciones de recicladores y con los que no están organizados. Les explicamos las bondades del modelo, atendimos las problemáticas del reciclador, sus necesidades, y con ellos construimos este proceso licitatorio.

¿Cómo le va a Doña Juana con esta licitación?

El relleno sanitario se beneficia en la medida en que los habitantes de la ciudad reciclen. La licencia ambiental va hasta el 2022. Como Distrito, lo que vamos a hacer es una optimización para ampliar la vida útil 30 años más. Y puede crecer más con las plantas de aprovechamiento, que es lo que sugiere el Banco Mundial (BM) para no tener que llevar todos los residuos al relleno.

¿En qué va el tema de las plantas de aprovechamiento?

En unos dos meses les contaremos a los bogotanos la decisión en cuanto a cuál es la alternativa diferente al relleno sanitario. Para esto se requiere una modificación tarifaria, es decir, que la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA) y el Gobierno Nacional comprendan que se necesita incorporar en la tarifa de aseo alternativas diferentes al relleno sanitario.

¿Hubo un ruido por el tema de la supuesta licencia ambiental en Sumapaz?

Por un lado, la prestación del servicio en zonas rurales se hará en forma integral en los lugares donde no hay restricción de ley, como en Usaquén, Suba, Chapinero, pero para Sumapaz, solo vamos a hacer la recolección y transporte de residuos, nada de obras ni intervención porque es un parque nacional natural.

Tenemos retos como el relleno sanitario, la modernización del alumbrado público, los cementerios, el reciclaje y el aprovechamiento

¿Mucho estrés, nerviosismo o adrenalina a lo largo de este proceso?

Adrenalina, pero siempre estuvimos seguros, con todo mi equipo, de que lo estábamos haciendo bien.

¿Se habla de que hubo muchas presiones, incluso el alcalde Peñalosa les salió al paso?

Como en todo proceso licitatorio, presionan por los medios de comunicación, por las investigaciones que le abren a los funcionarios, con llamadas, pero nosotros íbamos, vamos y seguimos muy tranquilos. Y el alcalde Peñalosa siempre nos dijo que lo que deberíamos garantizar era la transparencia y pluralidad de oferentes.

Los proponentes hablaron bien del proceso. ¿Qué sintió?

Mucha felicidad. Fue cien por ciento transparencia, cero corrupción.

¿Quiénes se van, quiénes llegan?

Se van dos: Empresa de Acueducto de Bogotá y Aseo Capital. Y llegan tres: Promoambiental, Bogotá Limpia y Área Limpia. Siguen Lime y Ciudad Limpia.

¿Qué mensaje les envía a los trabajadores de Aguas de Bogotá?

Que se sienten con sus empresas, Acueducto y con Aguas de Bogotá, a mirar cuáles son las posibles alternativas. El alcalde Peñalosa dio instrucciones para que se revise el tema de los trabajadores. En días pasados manifestó que les iba a solicitar a las firmas que ganaran la licitación que los llevaran a sus empresas. Esa es una tarea de EAAB y de Aguas.

¿A los recicladores?

Ellos, con el apoyo que han tenido de la Uaesp, nos deben ayudar para que los bogotanos aprendamos a separar en la fuente y hacer de su labor algo digno, acceder al material de acuerdo a lo que reciclan los bogotanos.

¿Qué les dice a los políticos, a los críticos?

Tuvimos 18 tutelas y dos acciones populares. Las tutelas todas fueron a favor y a las acciones populares les negaron la solicitud de la suspensión del proceso licitatorio y fueron remitidas al Tribunal de Cundinamarca. A mí lo único que me queda por decirles es que triunfó un proceso transparente, cero corrupción y con selección objetiva.

¿Qué fue lo más difícil?

Lo más complicado fueron en primer lugar las acciones de tutela y las acciones judiciales; en segundo lugar, que no era complicado pero fue un reto, la participación, y en tercer lugar, que los proponentes hicieron más de 4.000 observaciones. Pero todas esas preguntas que nos hacían y las observaciones nos permitieron construir un mejor pliego.

¿Alguna duda?

Los elegidos fueron los mejores.

¿Cuándo empieza a operar el nuevo modelo?

El 12 de febrero.

¿Cómo ve la ciudad en un año?

Con un sistema de aseo al cien por ciento, maravilloso, donde todos van a admirar la limpieza de la ciudad.

¿Qué viene después?

Tenemos retos como el relleno sanitario, la modernización del alumbrado público, los cementerios, el reciclaje y el aprovechamiento. Y lo más importante hoy es la planta de tratamiento de lixiviados (agua podrida que rezume la basura) que va a tener el Distrito. Pero después le cuento de ese tema, cuando lo tengamos listo.

Hidalgo-Hidalgo no tiene ningún impedimento

Durante los días finales del proceso de licitación se habló de las presuntas inhabilidades o posibles impedimentos de la firma Hidalgo-Hidalgo, sucursal Colombia, para presentarse en este proceso licitatorio. Sin embargo, la información oficial señala que a hoy la firma no tiene ninguna sanción.

De hecho, según informó la Uaesp, esta fue una de las mejores propuestas que se presentó y que le valió para quedarse con el Área de Servicio Exclusivo (ASE) 4 con el nombre de Bogotá Limpia. Así las cosas, este consorcio que cuenta con la experiencia de Guayaquil (Ecuador) atenderá las localidades de Barrios Unidos y Engativá.

La directora de la Uaesp, Beatriz Elena Cárdenas, dijo que si alguno de los adjudicatarios no entra a prestar el servicio, se tiene que abrir un proceso de licitación y de inmediato hacer efectivas las garantías de seriedad, cumplimiento, calidad, etc.

HUGO PARRA GÓMEZ
EL TIEMPO
Twitter: @hugoparragomez

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.