Se puede combinar lo ecológico con el desarrollo del norte de Bogotá

Se puede combinar lo ecológico con el desarrollo del norte de Bogotá

Así lo afirman defensores de modificar la Van der Hammen, armonizada con la protección ambiental.

fg

Germán Camargo, biólogo conocedor de la reserva.

Foto:

Archivo particular

20 de noviembre 2016 , 12:49 a.m.

Lo primero que advierten los defensores de modificar la Thomas van der Hammen, para armonizar el desarrollo del norte con la protección de los recursos ambientales, es que la creación de la reserva no frenó el crecimiento urbano de la Sabana.

Para ello proponen que los corredores ecológicos vayan por donde señalaron los estudios y no por donde la CAR hizo la delimitación. “Es necesario darle a la reserva la localización correcta de los corredores naturales que sí existen, y hay que darles forma, tamaño, seguridad, visibilidad, de modo que puedan funcionar dentro de una zona de crecimiento urbano y no se conviertan en un problema social”, asegura el biólogo Germán Camargo, quien ha investigado la reserva.

Fernando Montenegro, arquitecto que participó en la formulación del desarrollo de la zona norte, durante la formulación del Plan de Ordenamiento (POT) de 1999, asegura que la actual reserva es valiosa porque dentro de su trazado no se ha urbanizado, pero no lo es desde el punto de vista ambiental.

En su concepto, hay que dejar crecer el norte, pero de manera correcta. “La reserva Thomas van der Hammen es una barrera para impedir que la ciudad crezca; cambiémosla por un conjunto de corredores que resuelvan los dos problemas”, propone.

“Lo primero sobre lo que quiero hacer claridad es que lo que la gente conoce como la reserva no es tal”, afirma Gustavo Perry, arquitecto que hizo uno de los estudios. En su concepto, es posible desarrollar en el norte “una ciudad distinta a la nuestra, ambientalmente sostenible, respetando el medioambiente al máximo y con bajo impacto urbano”.

El hidrogeólogo César Rodríguez afirma que desarrollar el área de la reserva no afecta el agua subterránea porque los estudios han demostrado que en esa zona el recurso está a una profundidad de 800 metros.

“La reserva Van der Hammen es una oportunidad, pero en sí misma no es un valor ambiental”, dice Montenegro.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA