Así clonaban las tarjetas de TransMilenio

Así clonaban las tarjetas de TransMilenio

Siete personas, entre ellos 2 funcionarios del Gobierno, serán judicializados, como parte de la red.

fg

La red que desmanteló la Policía en coordinación con la Fiscalía encontró varias tarjetas clonadas del sistema antiguo Cliente Frecuente (roja) y Monedero (azul) que fueron fáciles de copiar.

Foto:

Archivo particular

14 de diciembre 2016 , 11:45 a.m.

A las 6 de la mañana de ayer martes cuando familiares y vecinos de alias Marta y Compita vieron entrar en sus casas a los uniformados de la Sijín de la Policía en coordinación con la Fiscalía, el mundo se les derrumbó a sus pies.

Lejos estaban de imaginar que ellos, él funcionario de planeación de la Presidencia de la República y ella de control interno del Ministerio de Defensa, eran señalados por las autoridades de integrar una red de siete personas que, presuntamente, clonaba tarjetas antiguas de TransMilenio para venderlas a mitad de precio. (Vea aquí: Así trabajaba la banda de clonadores de tarjetas de TransMilenio)

Según los cálculos, mediante ese sistema lograron defraudar por más de 27.000 millones de pesos al sistema de movilidad a través de la carga fraudulenta de los plásticos de las antiguas tarjetas identificadas como Cliente Frecuente (roja) y Monedero (azul). De este tipo de tarjetas circulan 15 millones entre los usuarios, según TransMilenio.

El operativo se realizó de forma simultánea en las localidades de San Cristóbal, Usme, Kennedy, Antonio Nariño y Ciudad Bolívar, donde se hicieron seis allanamientos e incautaron dos dispositivos de lectoescritura, cuatro discos duros y alrededor de 1.000 tarjetas clonadas y otros elementos que serán aportados al proceso.

Los siete capturados serán judicializados por los delitos de hurto a través de medios informáticos, acceso abusivo a un sistema informático y falsedad en documento privado.

Así fue el operativo

Tras 14 meses de seguimiento e investigación, los sabuesos de los organismos lograron desenmarañar una red que según la información preliminar, era dirigida por alias César, un ingeniero de sistemas que al momento de su captura les dijo a las autoridades que él era un desempleado.

Fuentes cercanas al caso señalaron a EL TIEMPO que la información partió de un usuario que reportó la supuesta irregularidad, la cual fue puesta en conocimiento a la Seccional de Investigación Judicial (Sijín). Desde ese momento se comenzó a seguir un hilo que llevó a la captura de la red.

Lo que se sabe es que alias César logró vulnerar el sistema de las antiguas tarjetas que usaban los usuarios del sistema de TransMilenio, encontró la forma de detectar la radiofrecuencia de las mismas y con dispositivos similares a los de recarga de las estaciones, logró pasar la información desde una tarjeta original a una copia en blanco similares a las de identificación que se usan en las empresas para ingresar a las instalaciones.

Es decir que con una sola carga de pasajes logró sacarle miles de copias. A manera de ejemplo, hizo lo mismo que pasa con los DVD o CD originales, copió todos los que pudo.

Después les puso un sticker verde similar al de las tarjetas actuales Tullave y ahí comenzó a sacar copias que les entregaba a sus cómplices, dicen las autoridades. (Además: Dos funcionarios, entre los 7 capturados por defraudar a TransMilenio)

Al parecer los otros miembros de esa red, recibían los plásticos y los vendían entre sus más cercanos amigos y familiares.

Además de ‘César’, ‘Marta’ y ‘Compita’, también fueron puestos a disposición de la justicia cuatro hombres más identificados con los alias de Jefferson, Gabriel, Juan y Pocho.

Un investigador del caso dijo que se trata de un equipo que trabaja de forma organizada y en llave para poder distribuir y comercializar todas las tarjetas que clonaron. Además, indicó que están tras la pista de otras organizaciones que operan en el sistema pero que en todo caso se trata de organizaciones delincuenciales que trabajan de forma aislada.

Sin embargo, no descartó que se puedan presentar más funcionarios o personas que fueron cómplices en este desfalco.

Para hoy está programada la audiencia de imputación de cargos y se espera que se den a conocer otros detalles de cómo operaba esta organización. Los investigadores dicen que los dos funcionarios tenían claro en qué lío estaban metidos.

El caso apenas comienza y se espera que a lo largo del proceso y de las investigaciones se conozcan más datos de cómo por ejemplo, un ingeniero “sin trabajo” logra contactar a dos funcionarios del Gobierno Nacional y entre todos alcanzan a defraudar por miles de millones de pesos.

Otro de los temas que está sobre el tapete es la vulnerabilidad del sistema. La firma Recaudo Bogotá dijo que “las únicas tarjetas que tienen riesgo de vulnerabilidad y clonación comprobada en el sistema TransMilenio, son las tarjetas Cliente Frecuente y Monedero que dejó el operador Angelcom”.

En este sentido, indicó que la tarjeta verde Tullave, “cuenta con tecnología bancaria que permite que esta sea segura y no se pueda clonar”.

El alcalde Enrique Peñalosa Londoño dijo: “Estos delincuentes se estaban robando los recursos de los hospitales, de las instituciones educativas, por eso felicito la actuación conjunta entre Policía de Bogotá y la Fiscalía en este operativo tan exitoso”.

Por su parte el fiscal General (encargado), Jorge Fernando Perdomo, dijo que no es una cifra menor (27.000 millones de pesos) y por ese delito serán imputadas hoy por la Fiscalía General de la Nación.

15 millones de tarjetas antiguas podrían ser clonadas

Según el comandante de la Policía de Bogotá, general Hoover Penilla, y la gerente de TransMilenio, Alexandra Rojas, no existe una manera para identificar una tarjeta original de una clonada. Por ello, hacen un llamado a los usuarios para acceder solo a los puntos autorizados de Tullave con el fin de evitar ser víctimas de fraude. Así mismo, Rojas reiteró que “la vulnerabilidad de las tarjetas proviene solo de nuestro anterior proveedor”. Se trata de 15 millones de tarjetas rojas y azules con la marca Cliente Frecuente y Monedero que aún están habilitadas, y que como había denunciado Recaudo Bogotá, están siendo clonadas desde el 2013.

La gerencia reconoce que hacen falta más sitios para recargar las tarjetas pero también anunció que ya entraron en funcionamiento 1.900 puntos de Paga todo, cajeros automáticos en las estaciones y ya está funcionando las tarjetas de Davivienda y Bancolombia para pagar el servicio. También hizo un llamado a los usuarios a que accedan a las tarjetas personalizadas, ya que estas son más seguras.

Escríbanos a hugpar@eltiempo.com
BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA