¿Se montaría usted en un vehículo que avanza sin conductor al volante?

¿Se montaría usted en un vehículo que avanza sin conductor al volante?

Este tipo de carros ya circulan en algunos sitios de China y en Pittsburg (EE. UU.).

fg

Este es el modelo que desarrolla Google para competir en el mercado de vehículos autónomos. Mezcla tecnología y diseño.

Foto:

Archivo particular

15 de septiembre 2016 , 11:28 p.m.

¿Se montaría usted en un vehículo inteligente, que avanza sin un conductor al volante? ¿Le confiaría usted su seguridad a un aparato supertecnológico que lo lleve desde la parada del bus hasta su casa? Es muy factible que dentro de diez años usted se esté planteando esos interrogantes, pues los carros autónomos ya son una realidad. (Lea también: Se acerca la conferencia de Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible)

En algunas ciudades de China (especialmente Pekín), así como en Pittsburg (EE. UU.) y Singapur, fabricantes y gobiernos han puesto en marcha las pruebas pilotos iniciales de este, digamos... futurista modelo de transporte. En el gigante país asiático, los ciudadanos esperan poder usar sus celulares, una vez desciendan del metro o del bus, para abordar uno de estos carros, que los llevarán a sus hogares, a distancias no mayores de un kilómetro desde la parada.

“Básicamente se usarían para unos recorridos colectivos, en el componente zonal del transporte masivo”, explicó José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística y Movilidad de la Universidad Nacional. “Estos ayudarán a fortalecer la cobertura de los sistemas de transporte público tipo TransMilenio y similares”, complementó el experto.

Es decir, si los carros autónomos llegaran a Bogotá, inicialmente serían como parte de la movilidad pública, y transitarían por las rutas zonales que hoy cubren los bicitaxis. Entre 2015 y 2016, el Distrito recibió propuestas –para financiar con dineros de regalías– encaminadas a desarrollar prototipos y modelos de transporte con estos aparatos. Sin embargo, hasta ahora no han sido aprobados, lo que demuestra que la brecha tecnológica aún se mantiene en el país.

Gigantes como Google, Tesla, Uber, Mercedes Benz y BMW cuentan con estos prototipos, pero aún falta más regulación en los países, muchos de ellos temerosos de que se generen accidentes mortales. El gobierno chino, por ejemplo, impuso fuertes medidas a quienes quieren desarrollar estos aparatos y sacarlos al mercado. (Además: Llegan a 296 las plantas de carros en toda Europa)

Según Darío Hidalgo, experto en movilidad, el avance en tecnología ha superado las expectativas, toda vez que años atrás se auguraba que los autónomos apenas tocarían el pavimento entre el 2018 y el 2022. Esto evidencia que hay un interés decidido por llevar a buen término los desarrollos. De ahí que ahora se estime que dentro de diez años podríamos disfrutar de desplazamientos en los carros inteligentes.

Hidalgo coincide en que la mejor forma de usar esta tecnología es de forma pública, no encaminada al uso particular. “Nuestros viajes siguen siendo principalmente a pie, en transporte público y, de forma creciente, en bicicleta. Esto es algo que debemos preservar, no reemplazar por carros autónomos eléctricos compartidos. Resulta complicado acomodar más carros en nuestras calles, así sean ‘inteligentes’. Ya soportamos altos niveles de congestión”, reflexionó el analista en una opinión para EL TIEMPO.

Necesidades

En julio de este año, un Tesla Modelo S (semiautónomo) se estrelló en una autopista de Estados Unidos y esto ocasionó la muerte de su pasajero–conductor, hecho que prendió las alarmas y prevenciones contra este tipo de vehículos. Aunque la compañía aseguró que el carro no iba en modo autónomo y que el conductor debía estar con las manos sobre el volante, la inquietud quedó en el ambiente.

“La clave es contar con regulación adecuada de las nuevas tecnologías, de la zonificación urbana y del sistema impositivo”, apunta Hidalgo, quien resalta que lo mejor es comenzar a recibir el cambio que traerán estos automotores, antes de que se arme un caos por falta de una regulación clara y oportuna.

Otro punto que genera inquietud, si los autónomos se permitieran para los particulares, es la posibilidad de que estos se conviertan en una suerte de carros zombis. O sea que su dueño llegue hasta el punto deseado, se baje y deje programado el vehículo para que dé vueltas por las calles aledañas, mientras el propietario efectúa sus ocupaciones. Esto, es obvio, agravaría los trancones; la congestión vehicular empeoraría de manera paradójica.

“Esto ocurriría en caso de que se usen como propiedad privada, en cuyo caso no sabría cómo resolverlo”, expone Rojas. “En cambio, si se integran al transporte público, este problema estaría cubierto por los operadores, que tendrían monitoreo constante de cada carro”.

Pero en términos de seguridad, el asunto va más allá. Para que los autónomos lleguen a la capital, sería preciso intervenir la infraestructura vial y agregar un alto componente tecnológico. Tendrían que adecuarse carriles exclusivos, tipo bicicarriles, que no interfieran con los demás tipos de transporte y que reduzcan riesgos de seguridad al máximo. Serían unos circuitos circulares, casi que blindados contra otros vehículos, explicaron desde el Observatorio de la U. Nacional.

Finalmente, se debería “agregar un componente incluyente, es decir que lo puedan usar (por) igual personas con movilidad normal y aquellas con movilidad reducida o discapacidad visual”, apuntó Rojas.

Como se ve, no será extraño que en el 2026 los bogotanos –precedidos por chinos, gringos y europeos– se suban a vehículos sin conductor: y se recordará la entonces futurista película El demoledor, en la que Sylvester Stallone y Sandra Bullock se movían en un taxi–computador que les preguntaba, les respondía y les decía dónde debían apearse. Será el futuro en el presente.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA