Así será el cambio extremo de la zona rosa de Bogotá

Así será el cambio extremo de la zona rosa de Bogotá

Distrito calcula que más de 500 establecimientos funcionan en él, y por eso lo quiere intervenir.

Zona rosa

Según el Distrito, en la zona rosa se ubican 118 establecimientos dedicados al expendio de licor. La mayoría de estos sitios trabaja hasta las 3 de la mañana y genera problemas de ruido.

Foto:

Andrea Moreno / EL TIEMPO

09 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Un sondeo del Instituto de la Participación y Acción Comunal (Idpac), de este año, reveló que en la zona rosa se ubican alrededor de 525 establecimientos comerciales, dirigidos a cubrir la mayoría de la oferta gastronómica, de rumba y ropa que exige Bogotá.

De hecho, según los comerciantes y empresarios de este sector, la afluencia de gente que demanda estos servicios es de 25.000 personas durante el mes, es decir, 1.000 al día, y más de 3.000 los fines de semana.

Del número de locales que calcula el Distrito en la zona rosa, 118 (la mayoría) están dedicados al expendio de licores, ya sea como restaurantes, bares, licoreras corrientes o pubs.

A esta oferta se suma la de la comida. Según el Idpac, en este punto de la ciudad se concentran 67 establecimientos dedicados a este servicio: ya sean restaurantes formales, de comidas rápidas y hasta heladerías especializadas.

Por esta razón, el Instituto Distrital de Turismo (IDT) contempla el sector como un punto obligatorio para los más de ocho millones de visitantes nacionales e internacionales que al año recibe la ciudad, y buscan desde lo más típico hasta lo exótico para comer.

Otro rubro que representa el comercio de la zona rosa es la venta de ropa. El Idpac estima que en ella se localizan 57 almacenes de esta actividad y 18 boutiques de diseño exclusivo.

Como dato curioso, en el sector se ubican alrededor de nueve hoteles, cinco agencias de viaje, tres casinos y tres grandes centros comerciales.

Sebastián Fonseca, representante de 36 establecimientos de la zona rosa, comentó que en promedio, cada uno de estos locales paga entre 30 y 55 millones de pesos de arriendo al mes.

“Alrededor del 75 por ciento de esta mensualidad se gasta en servicios e impuestos, dinero que, por supuesto, entra a la ciudad”, aclara Fonseca.

Con esto en mente, el alcalde Enrique Peñalosa formalizó esta semana la creación de ‘Me la juego por la zona rosa’, un ambicioso plan para mejorar el espacio público, la seguridad y movilidad de este sector.

“La zona rosa es un tesoro para la ciudad”
, señaló el mandatario, quien se reunió el jueves pasado con comerciantes y vecinos, para explicarles este proyecto, que tendrá un costo de 27.000 millones de pesos.

Según el Distrito, los primeros avances estarán para final de año, y el proceso de licitación está en camino ahora mismo.

Gran transformación

Aunque los beneficios económicos y turísticos de la zona rosa son evidentes, como cualquier sector concurrido de la ciudad tiene problemas.

Desorden en el cableado que genera contaminación visual, así como vías y andenes intransitables (los de la carrera 15, entre calles 82 y 85, en el costado oriental) rivalizan con varios de los establecimientos exclusivos de la zona.

A ellos hay que agregar el mal uso del espacio público, en donde funcionan ventas o se consume licor (como en la plazoleta de la calle 85 con 15, frente al Carulla), también falta de seguridad, trancones, basuras y exceso de ruido.

En definitiva, problemas relacionados con la rumba de la zona rosa, producida por los casi 160 establecimientos de ella que operan desde el mediodía hasta las 3 de la mañana.

Esto explica el interés de la Alcaldía por realizar una gran transformación en este sector.

En materia de seguridad, por ejemplo, la Policía de Chapinero espera aumentar su pie de fuerza. Medida que ya se implementó con la llegada de 14 unidades motorizadas al CAI en El Virrey –el más cercano a la zona rosa–.

“Pasaremos este mes de 16 policías por día entre la 80 y 85, a 64. Además, se instalarán 14 cámaras de vigilancia”, explicaron miembros de la Policía de Chapinero.
Por otra parte, el proyecto de transformación que anunció el Alcalde contempla, para mejorar la seguridad, la instalación de 772 luminarias, junto con subterranización del cableado.

Para el manejo adecuado de residuos, se proyecta ubicar 40 contenedores de reciclaje y 234 cestos de basura nuevos.

Respecto a la movilidad, la iniciativa que propone el Distrito es crear zonas de descarga, para los proveedores de los negocios del sector, medida que ya se implementó el mes pasado en la zona G (calle 71 con 5.ª).

Otras áreas preferenciales que comprende el proyecto son de parqueo para los taxis. Y para disminuir el exceso de ruido, se creará un sistema de monitoreo para los bares.

El Alcalde también explicó que, durante el proyecto, se conformará la Asociación de la zona rosa, un espacio de participación ciudadana para que vecinos puedan aportar a las obras y a la solución de temas como ventas ambulantes y seguridad.
Con reportería de Viviana López y Fabián Andrade de EL TIEMPO ZONA.

Arreglo del cableado

Distrito instalará estas conexiones bajo tierra

Una de las intervenciones del proyecto de la zona rosa que más espera la comunidad es la subterranización del cableado entre la 80 y la 85.
Para Salomón Parra, de AsoRetiro, “el hecho de que los cables de energía o telefónicos -más en esta zona- se expongan al aire libre representa un detrimento para la estética de las calles de toda la zona”. Durante la presentación del proyecto, el Alcalde explicó que además de la instalación de 700 luminarias, el nuevo cableado de la zona rosa, irá bajo tierra.

Nace la Asociación de la zona rosa

Durante el anuncio de la transformación de la zona rosa, el Distrito dejó claro que la participación ciudadana será clave.

Esto lo demuestra la creación de la Asociación zona rosa, un espacio de participación para vecinos y comerciantes del sector.

“Hasta donde sabemos, la Alcaldía quiere conformar una asociación de asociaciones, por así decirlo”, explicó Salomón Parra, director de la Asociación de vecinos de El Retiro, barrio situado entre las calles 80 y 85, según él, lo que hasta la fecha ha mostrado el Distrito sobre la iniciativa. “Sin embargo, es necesario que se tenga más en cuenta la parte residencial”, dijo.

Además, invitó a otras asociaciones de Chapinero, como Archi, Corpochicó y Fundación Parque 80, a participar en el proyecto.

Pablo Arciniegas
Redacción EL TIEMPO ZONA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA