Los bogotanos pasan 20 días al año metidos en un bus

Los bogotanos pasan 20 días al año metidos en un bus

Estudio de Planeación advierte que la capital está entre ciudades a punto de colapso de movilidad.

fg

En la capital ya no hay horas pico para los trancones, que se generan por igual para el transporte público y para los carros particulares.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

14 de diciembre 2016 , 03:05 p.m.

Un estudio contratado por el Departamento de Planeación Nacional advierte sobre un inminente colapso de movilidad en ciudades como Bogotá, Cali y Barranquilla. En la capital cientos de usuarios del transporte masivo ya están viviendo la parálisis del tráfico y la pesadilla de las congestiones.

Los bogotanos gastan 20 días del año metidos en un bus. La razón es que a diario pasan entre dos y dos horas y media en el transporte durante sus recorridos de ida y vuelta de sus casas a sus trabajos, y viceversa.

El drama es de tal magnitud que para la ciudad representa una pérdida anual de 7 millones de horas productivas por culpa del tiempo que los ciudadanos están en los trancones.

Ante esas cifras, no es gratuito que el estudio de Planeación la haya incluido entre las capitales donde la movilidad está en inminente colapso, y se puede empeorar si no se toman medidas inmediatas para enfrentar las congestiones.

De ahí que la decisión del Concejo de autorizar al Alcalde a vender el 20 por ciento de las acciones de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), para construir vías, no podía llegar en mejor momento. El Distrito espera conseguir 3,5 billones de pesos que permitan apalancar el financiamiento de ocho grandes obras para destrabar la movilidad.

Según este estudio, que cita al experto Darío Hidalgo, miembro del Global Green Growth Institute (entidad internacional que apoya programas de desarrollo en países emergentes), el tiempo normal de transporte entre la casa y el trabajo debe ser, en promedio, de 30 minutos. Por encima de esa medida, se considera tiempo perdido.

En Bogotá, el estudio hizo los cálculos en el entendido de que el tiempo promedio de viaje estaba en el 2015 en 67 minutos, es decir, 37 por encima de lo que se considera normal. Con ese indicador se estiman en aproximadamente 19.000 las horas perdidas en un día, y 7 millones al año.

Pero podría ser más si se tiene en cuenta que, dependiendo de la hora del día y de la zona de la ciudad, algunas personas tardan en un solo recorrido hasta 77 minutos, como ocurre con quienes se movilizan por la troncal de la avenida Caracas, una vía totalmente saturada de rutas y buses.

Y por los trancones de ciudades como Bogotá, el país pierde al año el 2 por ciento del producto interno bruto (PIB), es decir, unos 16 billones de pesos, que equivalen al presupuesto de todo un año de la capital.

De acuerdo con la Alcaldía, el colapso vial de Bogotá se debe en gran medida al atraso de 20 años en la construcción de nuevas vías que ayuden a descentralizar el tráfico vehicular, que hoy se concentra en unos pocos corredores porque las administraciones aplazaron obras claves, en especial en el occidente.

Por eso, el paquete de nuevas avenidas y troncales está concentrado en el occidente, con la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), la Ciudad de Cali, la Boyacá y la calle 13, para mencionar solo las futuras vías de mayor impacto.

rtyhfgh

Foto:

El estudio de Planeación prevé que en el curso de tres años (incluido el 2016), a las calles de las ciudades del país ingresarán un millón de vehículos nuevos y, si no hay nuevas vías, el colapso será inevitable.

Una alerta que incluye el estudio le compete directamente a Bogotá: si no hay alternativas de movilidad y de transporte, en 10 años habría tanta gente movilizándose en transporte público como en privado, es decir, en carros y motos particulares, lo cual supone una catástrofe por la congestión y la contaminación.

La solución, según el estudio, debe apuntar a garantizar la movilidad del parque automotor actual, pero también el uso del transporte público y de medios alternativos como la bicicleta.

Pero los ciudadanos no están dispuestos a dejar el carro o la moto si no tienen garantía de un buen transporte público. El estudio señala que en el 2002 el 73 por ciento de las personas tenían la intención de usar el transporte público, pero en el 2012 el porcentaje había bajado a 51 por ciento. Mientras tanto, el interés por usar el carro particular subió de 18 a 29 por ciento.

En Bogotá, TransMilenio y el Sistema Integrado de Transporte (SITP) movilizan al día, en promedio, 3’900.000 pasajeros, pero hay un millón y medio de automóviles que se movilizan prácticamente con una sola persona: el conductor.

Entre el 2007 y el 2015, la velocidad en Bogotá disminuyó en 15 por ciento. Hoy está, en promedio, en 19,3 kilómetros por hora, por debajo de ciudades como Medellín, Cali, Bucaramanga y Barranquilla, donde el promedio es de 23 kilómetros por hora.

En parte se debe a que el parque de carros particulares se duplicó en ese lapso, mientras que la red vial se ha mantenido por debajo de 15.300 kilómetros carril durante el mismo periodo.

El paquete de ocho obras que propone la Alcaldía les apunta a mejorar la velocidad de los actuales carros particulares y a construir nuevas troncales de TransMilenio que descongestionen la red actual y además se interconecten con el futuro metro.

De la celeridad que le ponga la administración distrital al inicio de las obras dependerá que su estrategia tenga éxito. La ejecución no será rápida, porque se tiene que poner a andar el proceso de venta de las acciones para recaudar el dinero y, al mismo tiempo, estudiar y definir si da vía libre a las asociaciones público-privadas con las que espera construir las vías.

El plan vial que se financiará con acciones de la EEB

1. Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) desde Chusacá, en el sur, hasta el límite norte del Distrito: 4 billones de pesos.

2. Troncal ALO desde el límite con Soacha, en el sur, hasta el límite con Chía, en el norte: 1,5 billones de pesos.

3. La calle 13 desde el límite del Distrito hasta la NQS con troncal Américas: 1,7 billones de pesos.

4. Troncal avenida Boyacá desde Yomasa (en Usme) hasta la avenida Guaymaral, en el norte: 3,6 billones de pesos.

5. Troncal avenida Ciudad de Cali desde la avenida Bosa, en el sur, hasta la calle 170, en el norte: 2,1 billones de pesos.

6. Avenida José Celestino Mutis (calle 63) desde el límite del Distrito con Funza hasta la avenida Alberto Lleras Camargo (carrera 7.ª): 2,6 billones de pesos.

7. El Sistema Integrado de Transporte Masivo en la troncal Ferrocarril del Norte, desde la avenida 68 hasta el límite con Chía: $ 1,5 billones.

8. El Sistema Integrado de Transporte Masivo en la troncal Ferrocarril del sur, desde la avenida Villavicencio hasta la avenida de las Américas: 0,9 billones de pesos.

YOLANDA GÓMEZ TORRES
Editora EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA