Lo que ha significado ser una ciudad creativa de la música

Lo que ha significado ser una ciudad creativa de la música

En seis años se formó el clúster de empresarios y se afianzaron programas de formación de artistas.

Bogotá, ciudad creativa de la música

Bogotá lleva seis años en la red de ciudades creativas de la música.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

05 de agosto 2018 , 11:59 a.m.

Con unas 1.700 empresas registradas en el sector de la música que generan más de 10.000 puestos de trabajo y con un aporte del 57 por ciento del total del recaudo por concepto de Ley de Espectáculos en el país, Bogotá tiene un peso indiscutible en el nicho.

Datos como estos le valieron para que en el 2012, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco) la incluyera en la Red de Ciudades Creativas de la Música, que hoy conforman cerca de 30 centros urbanos.

Fue elegida, entre otras razones, por la reunión de diversidad, por su peso en el impulso de la música hacia el exterior y por su componente social y cultural, pues para entonces ya tenía festivales de peso en el continente, explicó Juan Luis Restrepo, coordinador del programa Bogotá Ciudad de la Música del Idartes.

Tuvimos que hacer un diagnóstico de las áreas en las que debíamos mejorar

“Tras la designación, tuvimos que trazar un plan estratégico, y hacer un diagnóstico de cuáles eran las áreas en las que debíamos mejorar. Concluimos que eran cuatro: social, profesional (de formación), economía competitiva e investigación y memoria”, explicó Restrepo.

Para el área de formación se montaron los Centros de Formación y Creación Artística (Crea), que operan desde el 2013 y de los que ya hay 20 en la ciudad. Frente al área de investigación, se articularon trabajos con centros de archivo, como el que opera en la Academia Superior de Artes de Bogotá (Asab). (Ver recuadros)

Bogotá, ciudad creativa de la música

En la ASAB permanece la colección de Antonio Cuéllar, con piezas históricas de la música latinoamericana.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

Bogotá, ciudad creativa de la música

Con más de 13.000 discos, estudiantes de artes de la ASAB realizan investigaciones.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

Bogotá, ciudad creativa de la música

Los discos pueden consultarse en el Centro de Documentación, a cargo de Gloria Millán.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

Bogotá, ciudad creativa de la música

Hay discos de entre LP y 78 rpm, que reúnen unas 34.969 canciones.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

Bogotá, ciudad creativa de la música

Bogotá lleva seis años en la red de ciudades creativas de la música.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

Bogotá, ciudad creativa de la música

En 20 centros CREA se educan a miles de jóvenes en música.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

Bogotá, ciudad creativa de la música

El área de formación era una de las que debía fortalecerse en la ciudad.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

Escenarios y festivales

María Claudia López, secretaria distrital de Cultura, explicó que “se está construyendo un plan estratégico a 20 años con acciones a largo, mediano y corto plazo” para fortalecer el sector.

Entre las inmediatas se tiene la construcción de escenarios de gran magnitud, como El Ensueño en Ciudad Bolívar, con capacidad para 879 espectadores y que contó con una inversión de más de 9.165 millones de pesos.

Otra obra es la sede de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, “cuyo auditorio tendrá un aforo de 1.000 espectadores y la inversión es de 80.000 millones”, señaló. 

En el área social, el rol de los artistas no era del todo reconocido, mientras que en los barrios había grupos organizando festivales de diferentes géneros, como música llanera, rap, entre otros.

La iniciativa busca ampliar los escenarios de presentación de artistas, pues, muchas veces, las plazas son limitadas

Por ello, el Instituto Distrital para las Artes (Idartes) lanzó el proyecto Festivales al Barrio, que este año llegó a su segunda edición y financia los eventos.

“La iniciativa busca ampliar los escenarios de presentación de artistas, pues, muchas veces, en los festivales conocidos, las plazas son limitadas. Además, apoya eventos que ya vienen con una trayectoria en los barrios y son importantes”, recordó Juliana Restrepo, directora del Idartes.

Otro de los trabajos que adelantan es la Mesa de Festivales, pues en Bogotá hay importantes eventos tanto del sector privado como del público. “La idea es integrar el trabajo de estos escenarios y ayudarnos mutuamente. Por ejemplo, en Rock al Parque del año pasado estuvimos promocionando los grandes conciertos del sector privado, porque tenemos que trabajar en conjunto”, concluyó.

Educación artística

Viviana Miranda coordina el Centro de Formación y Creación Artística (Crea) del 12 de Octubre, en Barrios Unidos. En este, uno de los 20 con los que cuenta el Distrito, se enseña música, entre otras artes. Pueden acceder desde niños de 6 años hasta adultos mayores de 70.

“Cada Crea tiene sus fortalezas. En el nuestro nos caracterizamos por el coro y el ensamble llanero, además de la percusión y la enseñanza de rock, al igual que por la banda del barrio”, explicó Miranda.

Este componente educativo comenzó desde el 2013 y, por ejemplo, el año pasado se les brindaron talleres de música en toda la ciudad, en diferentes instrumentos y géneros, a 12.090 bogotanos, de un total de 66.340 que asistieron a los Crea de la capital, que corresponden al 18 % de estudiantes.

'Shows' en vivo

A Seis Manos es uno de los establecimientos que desde hace cerca de 5 años se articuló al Idartes para abrirles sus puertas a artistas y bandas emergentes de la capital. Esto a través del programa Arte Conexión (de la pasada administración) y de DC en Vivo, que está vigente.

Esta red, conocida como Escenarios de Música en Vivo (EMV), cuenta hoy en la ciudad con cerca de 40 aliados privados que son tarimas alternas a las 13 distritales. Los músicos que se presentan allí salen en su mayoría de la vitrina BOmm, de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Para hacer parte de la red se deben cumplir ciertas características como tener al día la normativa. Además, se les brindan capacitaciones en diversos temas.

Memoria e investigación

13.000 discos entre LP y 78 rpm, que reúnen unas 34.969 canciones, y que son verdaderas joyas históricas de Colombia y América Latina, fueron coleccionadas por Antonio Cuéllar, un hombre trabajador que se dedicó toda su vida a reunirlas, hasta 1995, cuando falleció. Su obra fue rescatada por el Centro de Documentación Gabriel Esquinas, de la Academia Superior de Artes de Bogotá (ASAB), que dirige la maestra Gloria Millán.

“Hemos encontrado infinidad de piezas que se creían perdidas. Por ejemplo, la primera lira antioqueña grabada en Colombia entre 1908 y 1910. Y así muchas piezas valiosas”, explicó Millán.

Los estudiantes de música de la ASAB realizan continua investigación académica gracias al material con el que cuentan. Esto, según la directora del Centro Documental, no solo ayuda a recuperar la memoria histórica de los ritmos del continente, sino que les permite a ellos conocer raíces sonoras.

El rol del sector privado es crucial

A nivel internacional ha sorprendido la articulación que los privados, en cabeza de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), tienen con el Distrito. La CCB se encargó de crear el clúster de música, que agremia a los diferentes empresarios de este sector, para fijar una línea de trabajo e identificar cuáles son las taras que obstruyen el crecimiento de la industria.

Este clúster da asiento tanto al Distrito como a los empresarios de la música y los académicos para fijar una agenda que, por ejemplo, estudia apuestas productivas como la economía de la noche, que gira en torno a los shows en vivo con presencia en la capital.

También se definen los retos para impulsar la industria. Uno de estos, ya identificado, es el de mejorar el capital humano. “Para ello trabajamos de la mano del Sena, que ofrece formación técnica y tecnológica”, indicó Marco Llinás, vicepresidente de Competitividad de la CCB.

Venimos trabajando en un observatorio de economía de la música, recopilando información para mejorar la agenda del sector

A su vez, con el clúster “venimos trabajando en un observatorio de economía de la música, recopilando información para mejorar la agenda del sector”, agregó Llinás. Esta acción fue clave, pues si bien se conocía la actividad artística en la capital, no ocurría lo mismo con todo lo que generaba, ni se sabía qué otros sectores económicos movilizaba, cuáles eran los perfiles de trabajo ni cuál era su aporte a la ciudad.

De otro lado, la Cámara de Comercio de Bogotá tiene la plataforma comercial Bogotá Musik Market (BOmm), “que cumple siete años y conecta lo mejor del talento musical con más de 180 compradores y productores nacionales e internacionales. Este año seleccionamos 271 artistas y se realizará entre 11 y 14 se septiembre”, explicó.

Michael Cruz Roa
Sección Bogotá EL TIEMPO
Twitter: @M_CruzRoa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.