Bogotá-Soacha es líder como región en competitividad

Bogotá-Soacha es líder como región en competitividad

 A las ciudades más grandes no les va bien en educación básica media. Les gana Tunja, con 7,16.

Enseñarán en Soacha como en Singapur

Bogotá-Soacha está rezagada en cuanto a la calidad de la salud, pues la primera es Medellín, con 6,95 seguida por Popayán, con 6,80 y luego sí la capital, con 6,42 puntos.

Foto:

Mauricio León.

08 de mayo 2018 , 10:30 p.m.

En un puntaje de 1 a 10, la región Bogotá-Soacha, con 7,41, es la zona más competitiva del país comparadas 23 ciudades, entre las que se cuentan ocho áreas metropolitanas.

Así lo acaba de mostrar el Índice de Competitividad de las Ciudades (ICC) realizado por el Consejo Privado de Competitividad y el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario.

Aunque solo tres de las 23 grandes ciudades se rajan en el índice general, es evidente que el hecho de que represente cerca de la tercera parte del PIB nacional y el 20 por ciento de la población pesan para que Bogotá se consolide como la ciudad más competitiva del país.

El Consejo Privado de Competitividad (CPC) analizó las urbes bajo las variables de calidad de sus instituciones, infraestructura y equipamiento, tamaño de sus mercados, educación básica y media, salud, sostenibilidad ambiental, educación superior, eficiencia de sus mercados, sofisticación e innovación y dinámica empresarial.

El estudio muestra que a pesar del primer lugar en los resultados generales y que en asuntos como mercado saca un 9,8 sobresaliente, Bogotá-Soacha está rezagada en cuanto a la calidad de la salud, pues la primera es Medellín, con 6,95 seguida por Popayán, con 6,80 y luego sí la capital, con 6,42 puntos.

El resto de ciudades del país (20) se raja en competitividad de salud, pues están por debajo de 5,98. Las más rezagadas son Quibdó, con 3,63, y Riohacha, con 2,93.
Eso “no fue una sorpresa”, afirmó el rector de la Universidad del Rosario, José Manuel Restrepo, pues aseguró que se esperaba que Bogotá liderara la mayor parte de las temas evaluados.

Las siguientes más competitivas del país son Medellín, con 7 puntos; y Manizales, capital del departamento de Caldas, con 6,14. Con un margen de diferencia muy pequeño se ubicaron Bucaramanga (Santander), con 6,06 puntos; y Tunja (Boyacá), ciudad que además lideró la variable de calidad de educación básica y media, por encima de Bogotá.

Cúcuta, ubicada en la frontera con Venezuela y que terminó en el puesto 20 del índice, se encuentra, según Restrepo, “mal ubicada” en el tema de “evolución de mercados” como consecuencia del bajo desarrollo de políticas migratorias, una problemática que ya se extiende a otras regiones del país.

Por otro lado, en los últimos lugares del ICC quedaron Quibdó (Chocó) con 1,03 puntos, Florencia (Caquetá) con 0,77 y Riohacha (Guajira), con 0,33. Los datos analizados para la realización del Índice fueron de 2015, 2016 y 2017.

Además, a las ciudades más grandes no les va bien en educación básica media, pues las más competitivas en ese ítem son Tunja, con 7,16 puntos; Pasto, con 6,97; y Sincelejo, con 6,70.

Por el contrario, Bogotá-Soacha, con 6,42 puntos, y Manizales, con 6,39 puntos, se situaron, respectivamente, en los escalones 8 y 9 del escalafón. Incluso, Medellín ocupó el puesto 13 y se rajó (5,59 puntos).

Las ciudades más competitivas en educación superior y capacitación fueron Tunja, con 7,78 puntos; Manizales, con 7,51; Medellín, con 6,52 puntos; Bucaramanga, con 6,20 puntos; Popayán, con 6,18 puntos; y Bogotá, con 6,04 puntos. Las restantes 17 ciudades se rajaron y obtuvieron niveles por debajo de 5,45 puntos.

La competitividad de infraestructura y equipamiento es baja porque la primera es Bogotá, con 6,76 puntos, seguida por Medellín, con 6,25 puntos, y las otras 21 urbes obtuvieron puntajes por debajo de 5,54 puntos.

La innovación y dinámica empresarial es otro pilar que permite que Bogotá-Soacha sea la ciudad más competitiva, con 7,76 puntos, aunque seguida de cerca por Medellín, con 7,73 puntos.

El resto de capitales colombianas se rajan en este frente, pues obtienen calificaciones inferiores a 5,60 puntos. Al final lo que se busca es establecer la capacidad que tienen las ciudades de atraer y mantener firmas en mercados prósperos y lograr mejores estándares de calidad de vida para su población.

Razones para unir a Bogotá con Soacha

Bogotá y Soacha fueron medidas como una sola región pese a sus diferencias en desarrollo, por sus relaciones de interdependencia que en la práctica las han convertido en una sola área. Uno de esos factores es la conurbación, que impide identificar fronteras claras cuando de la estructura física se trata. A eso se suma la estrecha relación en temas como la movilidad y la dependencia de quienes viven y trabajan en Bogotá y en Soacha.

Otro factor que pesó a la hora de unir a Soacha y Bogotá como una sola región en el índice tuvo que ver con la posibilidad de contar con toda la información que se necesitaba y que para otros municipios vecinos a la capital no está disponible, explicó Clara Patricia Martín, investigadora coordinadora de Índices que presentó el estudio.

Lo que sí resulta evidente es que Bogotá jalona a Soacha.

Lo evidencian los 10 puntos sobre 10 que sacaron como región a la hora de calificar la autonomía fiscal, la capacidad local de recaudo y el gobierno abierto. Se destaca la variable de actualización catastral, en la que Bogotá es líder y jalona por su gestión.

Redacciones BOGOTÁ Y ECONOMÍA -EL TIEMPO
En twitter: @BogotaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.