Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Hay algo más detrás de las protestas y bloqueos en TransMilenio?

Lunes 25 de julio de 2016
Bogotá

¿Hay algo más detrás de las protestas y bloqueos en TransMilenio?

El Alcalde de Bogotá afirmó que actos vandálicos fueron premeditados y 'prácticamente terroristas'.

Por:  BOGOTÁ | 

Miembros del Esmad hicieron presencia en la zona para controlar a los vándalos que rompían vidrios y puertas de los buses.

Foto: Mauricio León / EL TIEMPO

Miembros del Esmad hicieron presencia en la zona para controlar a los vándalos que rompían vidrios y puertas de los buses.

compartidos

Los desórdenes que se vivieron el miércoles por más de seis horas en varios puntos de la troncal Américas de TransMilenio no son los primeros que se les atribuyen a las deficiencias del servicio ni los únicos que terminan con heridos, capturados y daños. Sin embargo, sí es el episodio más caótico del sistema en los últimos años y el primero que le toca lidiar a la administración del alcalde Enrique Peñalosa.

Si bien las motivaciones para este tipo de manifestaciones son conocidas –demoras, buses llenos, alza en el pasaje, estaciones en mal estado, etc.–, llama la atención el grado de coordinación que tuvo la protesta y que derivó en vandalismo y desmanes, al punto de que se puso en riesgo la vida de mujeres, hombres y niños que iban a bordo de los buses. (Fotos: ¡Que no se repita! Los daños en buses y estaciones de TM en Las Américas).

Todo empezó a las 7:11 a. m., cuando un bus del sistema se varó y los pasajeros descendieron, lo que fue aprovechado por los agitadores para bloquear la estación Biblioteca Tintal y dio paso a una batalla campal con la Policía, que se extendió a las estaciones de Banderas, Mandalay, Transversal 86, Patio Bonito y Portal Américas. (En imágenes: la tensa situación en estaciones de TransMilenio del sur)

El hecho afectó a cerca de 600.000 personas que se movilizan por ese sector de la ciudad. En total, 53 articulados y 7 buses zonales resultaron con vidrios quebrados, las puertas dañadas y las sillas rotas. Seis estaciones fueron semidestruidas.

Y es aquí donde surge la primera duda. ¿Este tipo de actos los haría un pasajero molesto con el servicio?, ¿quiénes estaban detrás de lo que, según el secretario de Gobierno, Miguel Uribe, era un plan “sistemático y coordinado?”.

Algunas de las personas que impedían el paso de los buses, desde las 7 a. m., se cubrían el rostro con el ánimo de que la Policía no supiera su identidad. / Foto: Mauricio León

“Hay malestar; reconocemos las deficiencias, que se deben en parte a la serie de inacciones y a un déficit estructural y financiero de pasadas administraciones –le dijo el funcionario a EL TIEMPO–, pero sabemos también que en las últimas semanas ha habido algunos bloqueos que hemos controlado; y el miércoles ya había gente con carteles y perifoneos incitando a la gente a la desobediencia civil”.

Frase que fue secundada por otra del alcalde Enrique Peñalosa, quien al hacer un balance al final de la tarde dijo: “Lo que ocurrió hoy (miércoles) no fue espontáneo, sino premeditado, prácticamente terrorismo”. (Lea también: Peñalosa dice que disturbios en TransMilenio fueron 'premeditados')

También llamó la atención de las autoridades que muchas personas que permanecieron por horas impidiendo el paso de los buses ni siquiera estaban dentro del sistema cuando comenzaron las quejas de los usuarios; en algunas estaciones activaron los extintores y uno de los cuatro uniformados que quedaron lesionados fue agredido con una sustancia que está por determinar.

“Mi experiencia me lo dice: una manifestación de algunos usuarios por algún tipo de inconformismo se canaliza de distinta forma a lo que hemos visto hoy (miércoles) –señaló el general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana–. Puede que el inicio haya sido un inconformismo ante la no regularidad (de los servicios), pero después fue aprovechado por personas que tenían la intención de causar un caos”.

Un video aficionado captó el momento en el que un sujeto, vestido con camiseta a rayas, se acercó a un articulado y lanzó una piedra contra el panorámico, mientras varias pasajeras gritaban al interior. Esta y otras grabaciones se convertirán en prueba para hallar a los responsables.

Varias personas, en su mayoría jóvenes, denunciaron exceso por parte de la Fuerza Pública al momento de las detenciones. Quince menores de edad están entre los retenidos.

¿Motivación política?

Algunos concejales señalaron a uno de sus colegas, Hollman Morris, del Progresismo, como uno de los instigadores de las protestas de este miércoles.

En diálogo con EL TIEMPO, Morris expresó: “Dejé constancia de que los vándalos de ayer y los de hoy se convierten en los peores enemigos de la protesta social (...). Nosotros no somos vándalos, y me preocupa que digan que hay motivaciones políticas, porque nosotros somos la única oposición, y si tienen pruebas para señalarnos, que las saquen”, expresó.

Las pérdidas ante lo sucedido, según la administración, ascienden a 180 millones de pesos.

Por los hechos del miércoles fueron capturadas 70 personas, varias de las cuales deberán responder por daño en bien ajeno y lesiones personales, aunque no hay claridad de qué tan viable es que estos procesos prosperen.

Para Sebastián Dávila, vocero de usuarios del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), que actúa como una veeduría, “la situación que se presentó por parte de la gente al destruir los buses es grave. No había necesidad de hacer desórdenes y acabar con el sistema. Hay otras maneras de protestas pacíficas”, señaló.

Finalmente, Peñalosa pidió a los bogotanos “no hacerles juego a estos vándalos porque esto lo pagan los ciudadanos con impuestos –expresó–. Los invito a que no se dejen manipular y que entre todos saquemos adelante a Bogotá”.

Así quedaron varios de los articulados de TransMilenio, zonales y alimentadores. / Foto: Mauricio León

‘Daños en casas serán reparados’

Setenta personas (64 hombres y seis mujeres) fueron aprehendidas luego de los actos vandálicos registrados en TransMilenio. Hasta el momento, 48 de estos detenidos eran judicializados por los delitos de violencia contra servidor público, perturbación al transporte público y daño en bien ajeno. 15 menores de edad fueron sorprendidos por la Policía lanzando piedras a los buses.

“Estas agresiones fueron organizadas y lo que ocurrió no fue espontáneo, sino premeditado. Fue terrorismo”, dijo el alcalde Enrique Peñalosa. Agregó que “hubo un bus varado porque la alcaldía pasada prorrogó los contratos de los buses y esto generó que existan vehículos viejos que tienen más de 1’300.000 km recorridos. Estos contratos no se debieron prorrogar”. Sobre los daños registrados a casas, inmuebles y locales aseguró que luego del censo de la Alcaldía se cubrirán los gastos. Fue enfático al decir que se tiene conciencia de que hay problemas en el transporte, “porque tuvimos alcaldías que despedazaron el sistema”, concluyó.

BOGOTÁ
Escríbanos sus opiniones a aleser@eltiempo.com

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Distrito hará más rutas y pedagogía en filas de TransMilenio

Siguiente

Peñalosa dice que disturbios en TransMilenio fueron 'premeditados'

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad