La ciudad tendrá al menos once bicicarriles nuevos en el 2018

La ciudad tendrá al menos once bicicarriles nuevos en el 2018

Kennedy, Teusaquillo y Engativá, las localidades que más se beneficiarán con la infraestructura.

Ciclorruta

Volver seguras las intersecciones de las ciclorrutas, como se hizo en la calle 80 (foto), es uno de los objetivos para evitar accidentes.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

19 de diciembre 2017 , 06:58 p.m.

Durante el 2018, los biciusuarios de Bogotá podrán acceder a 13 nuevos kilómetros de bicicarriles. Así lo dio a conocer la Secretaría de Movilidad, a través de la Oficina de la Bicicleta, en respuesta a un cuestionario enviado por EL TIEMPO.

En total son once nuevos tramos de ciclorruta en calzada (como también se les conoce) los que se encuentran en etapa de factibilidad. Las localidades que más espacio habilitarán para el tránsito exclusivo de los ciclistas urbanos son Teusaquillo, Kennedy y Engativá.

El sector de Álamos (Engativá) será uno de los más beneficiados, pues contará con dos nuevos corredores. Uno de ellos irá por la carrera 96, entre la avenida calle 63 y el humedal Jaboque (calle 66 A), y el otro se extenderá por la transversal 93, entre la avenida Eldorado y la calle 66 A. Estos suman 1,84 kilómetros.

Kennedy Sur (sector Timiza) y Central tendrán cuatro kilómetros adicionales, que correrán por los siguientes puntos: carreras 74 y 73, entre calles 45 sur y 38 sur; calle 40 sur, entre carreras 78 H y 68; carrera 68 I, entre calles 39 Bis sur (avenida Boyacá) y 34 sur, así como un pequeño tramo de conexión que irá por la avenida 1.° de Mayo, entre las calles 35 B sur y 35 sur, que luego sigue entre las carreras 72 N y 72 L (avenida Boyacá).

El Parkway, en Teusaquillo, gozará de dos nuevos trayecto ciclísticos; el primero, de 1,13 kilómetros, que se alargará por la calle 39, entre las carreras 30 y 16; y un segundo más corto (174 metros), de conexión con infraestructura existente, que va por la calle 37, entre carreras 24 y 26.

La adecuación más al sur la tendrá Usme, que podrá contar con una nueva arteria para los ciclistas, de dos kilómetros, por la calle 91 sur, entre las carreras primera y séptima este (zona de Comuneros).

En la localidad de Barrios Unidos (526 metros) y el sector comprendido entre Corferias, Quinta Paredes y Centro Nariño (calle 25, entre carreras 44 A y 30) se extienden los demás bicicarriles presupuestados.

“Los diseños cumplirán con los cinco elementos básicos de diseño de ciclorrutas: directas, seguras, con conectividad a otros corredores, cómodas y atractivos para su uso”, precisó la Oficina de la Bicicleta. En estos tramos “la vía se distribuye de tal forma que los modos más rápidos se dejan al lado izquierdo del corredor y se resuelven los puntos de conflicto, dándoles prioridad a los modos más vulnerables (ciclas y peatones)”.

Movilidad no descartó que se puedan intervenir otros puntos adicionales.

Plan estratégico

Las intervenciones se suman a las que en sus primeros dos años de gobierno ha realizado la actual Administración distrital. En el segundo semestre del 2017, por ejemplo, los pedalistas agradecieron la optimización (con separadores viales) de los bicicarrilles de la carrera 11 (entre calles 100 y 116) y en la calle 64 (entre carreras 11 y 19).

Otros tramos que avanzan son los de la carrera 19 (entre calles 36 y 45 D), intervenido con señalización en campo, pero falta acabar la intervención entre las calles 45 D y 66; y el provisional en la carrera 16, con los llamados ‘maletines’, que se usan para separar el tráfico vehicular, pero que son vulnerados. Movilidad se comprometió a dejar listo ese espacio en el 2018.

A pedalear con precaución e implementos

Según los análisis de la Secretaría de Movilidad, durante los primeros diez meses del 2017, las zonas que más riesgo generaron para la seguridad vial de los biciusuarios se ubican así: carrera 86, entre avenida de las Américas y calle 43 sur; carrera 89 B con calle 56 sur; avenida de las Américas, entre carreras 68 y 72; intersecciones de la avenida Suba con la avenida Ciudad de Cali y de la avenida Boyacá con calle 68; y el sector de Patio Bonito (Kennedy).

Para evitar siniestros en las vías, la autoridad recomienda usar siempre casco protector, elementos reflectivos, respetar las señales de tránsito y establecer contacto visual con los demás actores viales.

Señalización segura en las ciclorrutas

La ciclorruta de la calle 80 (noroccidente de Bogotá) recibió 20 nuevos pasos seguros, desde la carrera 73 A hasta la transversal 94, a través de demarcaciones en azul, cambios en los tiempos de semáforos, reductores de velocidad y mejor señalización, a lo largo de 2, 1 kilómetros.

David Uniman, gerente de la Bicicleta de la Secretaría Distrital de Movilidad, explicó que hacer seguras las intersecciones de las ciclorrutas de Bogotá es uno de los objetivos para evitar los accidentes en los que se vean involucrados ciclistas. Las adecuaciones se entregaron el martes.

“En lo corrido del año han perdido la vida más de 50 biciusuarios; por eso estamos trabajando en reducir el riesgo en las vías para ellos. La cifra de muertos y lesionados tenemos que disminuirla”, señaló Uniman.

Para identificar los puntos propensos a siniestralidad, Movilidad, como en el caso de los 20 cruces de la ciclorruta de la calle 80, implementó un nuevo software llamado ViDA, de la organización internacional iRAP (International Road Assessment Programme), quienes ayudan a identificar los posibles puntos de alto riesgo, por medio de algoritmos y cálculos de variables.

“Evaluamos los atributos de la infraestructura para saber si es segura o insegura y después entregamos un paquete de medidas para hacer que esta infraestructura sea más adecuada, y eso fue lo que hicimos en la calle 80. A las vías se les otorga una clasificación que va desde una hasta cinco estrellas, tal y como ocurre con los hoteles”, explicó Julio Urzúa, director para América Latina de iRAP .

Por la ciclorruta de la calle 80 circulan al día cerca de 4.000 biciusuarios. Pero, de acuerdo con Movilidad, con los nuevos pasos seguros se llegará a impactar diariamente a cerca de 10.00 personas, teniendo en cuenta a los peatones.
Próximamente, en las carrera 30, 68 y varios tramos del occidente y el sur de la ciudad se implementarán nuevas intervenciones, definidas por el software ViDA.

El problema de invadir

Una vez los ciclistas usan las ciclorrutas deben enfrentarse a uno de los problemas en los tramos exclusivos: la invasión de motos y carros.

Por ejemplo, en la ciclorruta de la calle 85, que va desde la Autonorte hasta la carrera 11, son frecuentes las denuncias de biciusuarios vulnerados por los carros que, prácticamente, los sacan de la vía, sin que hasta el momento haya solución, se han quejado. “Los taxistas, inclusive, paran y recogen pasajeros y las motos nos adelantan”, denunció un ciclista.

FELIPE MOTOA FRANCO
EL TIEMPO 
@Felipemotoa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.