La basura electrónica de Bogotá se exporta

La basura electrónica de Bogotá se exporta

Más de 1.000 toneladas de residuos electrónicos al año se recogen en la capital.

Basura Electrónica

Centro de Aprovechamiento de Residuos Electrónicos de Computadores para Educar.

Foto:

David Riaño Valencia / ELTIEMPO

13 de octubre 2017 , 07:18 p.m.

La Asociación Nacional de Industriales (Andi), a través de sus programas de posconsumo, ha recolectado este año 935 toneladas de residuos electrónicos en Bogotá. Eso equivale a más de 23 buses biarticulados de TransMilenio llenos de pasajeros.

En el 2016 se recolectaron 1.114 toneladas en la capital de las más de 100.000 que se producen en toda Colombia.

De forma parecida a como se trata la basura normal, la electrónica también se puede reciclar. En Bogotá existen varias de las plantas más importantes del país para el tratamiento y aprovechamiento de los residuos de este tipo.

Una de ellas es la planta del Centro Nacional de Aprovechamiento de Residuos Electrónicos, que pertenece al programa Computadores para Educar. A este centro llegan mensualmente cerca de 90 toneladas de monitores, CPU, equipos portátiles y hasta tabletas, que provienen de las sedes educativas de todo el país. Según cifras de ese centro, el 70 por ciento de un computador puede reciclarse.

Los computadores viejos llegan en camiones y son desmontados por once operarios que separan el plástico de la pantalla, el metal de los cables y las luminarias de las baterías. Todos esos residuos se clasifican según su tipo, porque cada uno puede ser aprovechado de maneras distintas. Las corrientes limpias, por ejemplo, son los residuos que no tienen materiales contaminantes, como el plástico, los cables y los acetatos de las pantallas, y que pueden volver a ser utilizados en procesos industriales.

En otra categoría van los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Raee), que aún necesitan otro proceso de separación para poder aprovecharse, porque contienen materiales que pueden ser peligrosos. Ese es el caso de las baterías, por ejemplo, que tienen circuitos y resistencias y por eso todavía no pueden volver a integrarse al ciclo productivo.

Por último, los residuos peligrosos que hay en las pantallas de los computadores CRT, esos equipos viejos y anchos, en las pantallas LCD y en las luminarias que vienen dentro de las pantallas tienen que ser tratados de forma diferente porque pueden contener fósforo y plomo, elementos lesivos.

Esos residuos, usualmente, terminan en celdas de seguridad en el relleno sanitario, para que no contaminen el ambiente.

Las corrientes limpias y los Raee, que resultan del proceso de desmonte de Computadores para Educar, se comercializan a través de una subasta en el Martillo, servicio de remates del Banco Popular, en la que pueden participar las empresas que cuenten con licencia ambiental y los demás requisitos que tiene el programa Computadores para Educar, que se pueden conocer en su página web.

Las empresas que compran estos residuos terminan el proceso de separación de materiales peligrosos presentes en los Raee y comercializan el plástico, metal, aluminio y demás; y aquello que es peligroso se envía a disposición final en celda de seguridad. Algunas de estas empresas están empezando a exportar la basura electrónica colombiana, como Ecotec SAS, que está enviando tarjetas electrónicas a Bélgica, según informó Julián Giraldo, gerente de Ecotec.

Édgar Erazo, director ejecutivo de EcoCómputo, el programa posconsumo de la Andi encargado de recolectar los computadores que ya no se usan, explicó que muchos de los residuos considerados peligrosos se envían a industrias que utilizan hornos a muy altas temperaturas, en donde los materiales contaminantes como el plomo se utilizan como combustibles, pues a esas temperaturas terminan por degradarse.

Además, otra parte de la basura electrónica que se genera en Colombia, especialmente corrientes limpias y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, se envía como materia prima para industrias en Tampa, Estados Unidos, Taiwán y, en menor medida, a una refinería en Brasil.

Si usted tiene un computador que ya no utilice, puede ponerse en contacto con EcoCómputo a través de su página web (www.ecocomputo.com) o al teléfono 484-9170.

DAVID RIAÑO VALENCIA
Escuela de Periodismo Multimedia de EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA