Su pasión musical los llevó de la Sabana a triunfar en Europa

Su pasión musical los llevó de la Sabana a triunfar en Europa

Bandas sinfónicas de Cajicá y Tocancipá obtuvieron los primeros puestos en World Musical Concours.

banda sinfónica

La banda sinfónica de Cajicá recibió también la orden Policarpa Salavarrieta por su trayectoria en la música.

Foto:

Gobernación de Cundinamarca

09 de octubre 2017 , 08:42 p.m.

Nunca imaginaron que la curiosidad que despertó en ellos los sonidos de los clarinetes, saxofones, flautas traversas o de percusiones los iba a llevar a interpretar estos instrumentos desde Cajicá y Tocancipá, a competencias contra bandas sinfónicas de primer nivel en encuentros internacionales.

Su último gran triunfo fue el de ganar en el World Musical Concours, en sus correspondientes categorías, en Kerkrade (Holanda), donde concursaron junto a destacadas sinfónicas de Europa y Asia en julio.

“Dimos lo mejor de nosotros en la tarima, fue una experiencia única; muy emocionante e inolvidable estar en un teatro tan grande e importante representando a un pueblo y a un país”, contó Andrés Mejía, de 21 años, quien interpreta el saxofón en la banda sinfónica de Cajicá desde que tenía 8 años.

Como él, 57 músicos más, con edades entre los 12 y los 30 años, se acercaron a la composición desde pequeños y comenzaron a asistir a la antigua sede de la Casa de la Cultura del municipio, desde muy niños, lo que hizo germinar en ellos una gran pasión por el arte, pese a que les ha implicado sacrificios de madrugar más y exigirse en lo académico, para así compaginar sus estudios en el colegio o en la universidad con sus ensayos diarios.

“Estudiaba desde la 7 de la mañana hasta la 1 de la tarde. Hacía tareas y luego llegaba a ensayar. Después de que me gustó el sonido no quería salir de acá”, afirmó Katherine Martínez, de 26 años, que interpreta el clarinete en la banda cajiqueña desde los 6 años.

Después de dominar sus instrumentos, a tempranas edades, estos músicos comenzaron a presentarse en los diferentes concursos que se realizaron en el departamento, luego en los festivales nacionales.

“En las primeras competencias tocaba presentar tres obras con la banda en otros pueblos, frente a un jurado y un público. Todo para ir a la justa departamental de bandas de Villeta, y de allí ir a los nacionales” afirmó Mejía, que ahora cursa noveno semestre de música en la Universidad de Cundinamarca.

Llegar hasta Holanda fue un motivo de gran orgullo, incluso sus padres los acompañaron para verlos triunfar. “Si se quedaban acá los hubiera extrañado muchísimo. Ellos fueron los que querían que hiciera algo más aparte del colegio y me llevaron con la banda”, cuenta Sara Manuela Prieto, que a sus 13 años participó en una competición europea interpretando el clarinete.

Pero los cajiqueños no fueron los únicos, junto a ellos también llegaron los 70 músicos de la sinfónica de Tocancipá, que por su destacada trayectoria en el departamento y triunfar en Holanda les otorgaron la Orden Policarpa Salavarrieta, en agosto.

Muchos de ellos comenzaron a interpretar sus instrumentos desde niños. “Un día estaba en el parque y la banda estaba tocando. Me interesó mucho el instrumento y dije que me gustaría estar allí”, narró Lina Marcela Rodríguez, de 16 años, que interpreta la flauta traversa desde los 9 años.

Como los cajiqueños, ellos hicieron sonar sus instrumentos en varios escenarios, para obtener el primer lugar en el concurso holandés. “Recuerdo que cuando estaban dando los puntajes estábamos muy nerviosos y cuando vimos que obtuvimos la máxima calificación salté y grité porque somos muy jóvenes y la competencia es de muy alto nivel”, afirmó Sebastián Infante, que a sus 17 años interpreta desde los timbales sinfónicos, los xilófonos hasta las congas.

Además del orgullo que sienten los padres de estos jóvenes músicos, para sus directores de las bandas, sus profesores y demás educadores verlos en esos escenarios fue el más grande logro de sus carreras. “Ellos han estado desde pequeños. Se trabajó con mucho amor, siempre inculcándoles antes de lo musical que se formen como personas responsables, puntuales y disciplinadas. Es muy satisfactorio”, afirmó Juan Carlos Mendoza, director del Instituto Municipal de Cultura y Turismo de Cajicá, que dirigió la banda antes de ser funcionario.

CUNDINAMARCA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA