Dejan libres a civiles de la banda que robaba en TransMilenio

Dejan libres a civiles de la banda que robaba en TransMilenio

No tuvieron medida de aseguramiento aunque aceptaron cargo. Policías implicados esperan decisión.

fg

La del Ricaurte era una de las estaciones en las que los presuntos delincuentes aprovechaban para robar en las horas pico. Allí, presuntamente, los policías que los apoyaban dejaban de vigilar.

Foto:

Archivo / ETCE

14 de diciembre 2016 , 01:56 p.m.

En libertad quedaron los ocho integrantes de la banda de ladrones que presuntamente robaban en TransMilenio mediante la modalidad de cosquilleo y con el beneplácito de seis policías que trabajaban en varias estaciones de este sistema de transporte.

Se trata de ocho delincuentes: cuatro hombres y cuatro mujeres que aprovechaban las horas pico y las aglomeraciones en las estaciones de Ricaurte, San Façon, Sabana, Universidad Nacional, CAD, Campín, Banderas, Calle 26, Profamilia, Calle 45, Marly, Calle 57, Calle 63, Calle 72, Calle 72 y los portales de Américas y Suba para hurtar celulares.

Estas personas aceptaron, en una audiencia reservada que duró casi cinco horas, su responsabilidad en los delitos de cohecho por dar y recibir, hurto agravado y concierto para delinquir.

De esta manera, los acusados recibieron el beneficio de la reducción del 50 por ciento de su condena, por lo que van a purgar una condena de 48 meses de privación de la libertad, que muy posiblemente puede ser en detención domiciliaria o casa por cárcel. (Además: Imputan cargos a los 6 policías implicados en robos en TransMilenio)

“Todo depende de las circunstancias, si tienen antecedentes o no, que son aspectos que se debatirán en las próximas audiencias”, explicó Jonathan Moran, abogado de dos de los acusados por robar en el sistema de transporte.

De otro lado, los defensores de estas personas pidieron a sus representados que aceptaran su responsabilidad en estos hechos delictivos, con el compromiso de que el fiscal que lleva el proceso no haga la petición ante la jueza del proceso de que les dicte medida de aseguramiento en su contra.

“En un acto de sensatez aceptaron cargos dentro de los términos que nos ampara la ley para que el ente acusador no solicitara la medida de aseguramiento”, agregó el abogado Jonathan Morón.

Por esta razón, a los integrantes de la banda los dejaron en libertad, aunque siguen vinculados al proceso por los robos que realizaron en TransMilenio. (Lea también: Así robaban celulares en TransMilenio con ayuda de seis policías)

Sin embargo, la situación no es la misma en el caso de los policías implicados en facilitarles, presuntamente, a estas personas la entrada a TransMilenio, ya que no aceptaron los cargos de cohecho propio, hurto agravado y concierto para delinquir.

Por esta razón, a los uniformados les siguieron la audiencia, también de forma reservada, en la cual se decidirá si se les dictan medida de aseguramiento por estos casos.

No obstante, al cierre de esta edición, la audiencia no había concluido; de hecho, el fiscal que lleva el caso todavía no había terminado de imputarles cargos a los seis uniformados vinculados a la investigación.

“Aspiramos a que el viernes, la señora juez de control de garantías estaría manifestando si acepta o no acepta el pedido de la Fiscalía de que se les dicte la medida de aseguramiento”, indicó José Arcesio González, abogado de uno de los policías a quienes se les sindica de ser cómplices de los delincuentes.

EL TIEMPO pudo establecer que se trata de dos intendentes, un subintendente y tres patrulleros los policías que les habrían facilitado a los delincuentes entrar a TransMilenio para que cometieran los hurtos.

Según informó el mismo general Hoover Penila, los hurtos los cometían entre las 5 y las 8 de la mañana, así como de las 11 de la mañana a las 3:30 de la tarde. También entre las 4 de la tarde y las 7 de la noche, horas en que se concentran más pasajeros en el sistema.

De acuerdo con estas primeras informaciones, los presuntos policías corruptos se iban de las estaciones a los puentes peatonales para omitir su labor de vigilancia, y si alguna de las víctimas los buscaba, ellos les aconsejaban desistir de que instauraran las denuncias correspondientes. Por este presunto deshonesto proceder a los uniformados les pagaban entre 200.000 y 450.000 pesos.

Sin embargo, el abogado José Arcesio González, que defiende a un intendente, señaló que las pruebas que hasta ahora ha presentado el fiscal del caso son débiles y no permitirían demostrar procederes corruptos por los que se les acusa a estos uniformados.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA