Usuarios piden acuerdo para uso de rutas Sibaté-Bogotá

Usuarios piden acuerdo para uso de rutas Sibaté-Bogotá

Tres servicios cubren el recorrido que usan aproximadamente unas 15.000 personas a diario.

Sibaté

Las cuatro empresas que tienen las rutas son Tequendama, Expreso Suramericano, Velosiba y Cootransper.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / El Tiempo

02 de mayo 2018 , 10:00 p.m.

Nubia Bernal sale todos los días a las 5 de la mañana al parque principal de Sibaté, a 30 kilómetros del centro de Bogotá. Allí espera el bus que la lleva desde este municipio cundinamarqués hasta la avenida 68 con calle 13, a pocas cuadras de la fábrica en la que labora en la capital desde hace varios años. Paga 2.000 pesos por este recorrido, que dura unas dos horas.

“Aquí solo tenemos tres rutas para llegar a Bogotá directamente. Si no viajara en una de ellas, tendría que invertir diariamente más de 14.000 pesos en pasajes de ida y regreso, lo que significa 280.000 pesos en buses al mes. Casi la mitad de lo que me gano”, agrega la mujer al momento de acomodarse en una silla de la flota, que empieza a llenarse.

En el puesto de al lado va María F. Villamarín, estudiante de Psicología de la Universidad Minuto de Dios. “Estas son las rutas que me sirven para ir a la universidad pagando un solo pasaje. Si no existieran, tendría que pagar un bus que me lleve hasta Soacha y de allí, otra ruta o TransMilenio (TM)”, comenta la joven.

Durante el recorrido que hizo EL TIEMPO en uno de estos vehículos, conoció que el punto más cercano para poder subirse en un bus que viene de Soacha y tiene como destino la calle 80 es en el sector de Compartir, pero de Sibaté hasta allí cobran 1.500 pesos; más adelante está la estación de San Mateo, otro punto neurálgico de la autopista Sur.

Cuando no logro coger esta ruta hasta la 68 con calle 13 me bajo en la estación de San Mateo en Soacha para irme en TM, pero es una pesadilla no solo subirme en uno de esos buses...

“Cuando no logro coger esta ruta hasta la 68 con calle 13 me bajo en la estación de San Mateo en Soacha para irme en TM, pero es una pesadilla no solo subirme en uno de esos buses, sino que la inversión en el transporte se incrementa más del doble”, agrega Bernal.

Según un estudio realizado por las cuatro empresas que cubren el recorrido Sibaté- Bogotá y viceversa, al día transportan cerca de 15.000 personas en tres rutas que cubren con 300 buses. Uno de los recorridos llega a la carrera 68 con calle 80; otro, hasta la avenida Boyacá con 80 y el último, hasta Corabastos.

El problema es que por ser un servicio intermunicipal no están autorizados para hacer recorridos urbanos. Por norma deberían ir a las terminales de transporte, pero, según los representantes de la Cooperativa de Transportes Tequendama, Expreso Suramericano, Transporte Velosiba y Cootransper, no lo hacen porque se incrementaría el costo del pasaje. Y, por no hacerlo, los conductores son multados y están en desventaja frente a empresas de Soacha que sí tienen permiso.

Fredy Rojas, gerente de CootransTequendama, ha dicho en varias ocasiones que esa situación hace que les inmovilicen los vehículos. “Sibaté se ha vuelto una ciudad dormitorio de la gente que trabaja o estudia en la capital”.

En el estudio realizado, los empresarios le proponen a la Secretaría de Movilidad autorizar un pico y placa adicional al existente para poder llegar solo con 250 carros a la capital, bajar la congestión, optimizar el transporte y autorregularse. También ofrecen poner patios en la avenida 68 con calle 80 y en la avenida Boyacá con calle 80 para acabar con el malparqueo de estos buses en las orejas de estas vías.

Movilidad aseguró que desde el 2002, estas empresas están autorizadas para transitar por Bogotá como un servicio intermunicipal de corta distancia, cumpliendo los recorridos hacia y desde las terminales de transporte del Sur y de Salitre. Es decir, no hay autorización de llegar hasta la carrera 68 con calle 80, como hacen hoy.

Durante el recorrido observamos que el conductor hace varias paradas, sobre todo en la avenida 68, para que los usuarios bajen del bus y otros se suban, lo que se convierte en parte del trancón en la vía vivido en la mañana de sur a norte.

El punto en el que más pasajeros descienden es en la 68 con calle 13. Ahí se quedan Nubia Bernal y otras mujeres, quizá porque en este sector convergen varias empresas y fábricas. Por último, llegamos a la 68 con 80; el conductor hace la oreja en el puente para retornar al sur. El vehículo queda detrás de otras flotas que esperan ser despachadas en 5 o 10 minutos para volver a Sibaté.

Gustavo Ángel, gerente de Velosiba, dice que algunas rutas las tiene asignadas (el Ministerio de Transporte) hace más de 30 años, y no son piratas. Según algunos conductores, de no darse un acuerdo, retomarían (hoy) el paro iniciado hace unos días ante la falta de un acuerdo que los beneficie a ellos, a Bogotá y, en especial, a los usuarios.

JOHN CERÓN
En Twitter: @CeronBastidas

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.