Esta sería la agenda del papa Francisco en Bogotá

Esta sería la agenda del papa Francisco en Bogotá

Se planean cuatro rutas para que feligreses puedan ver al pontífice en su visita a Colombia.

Esta sería la agenda del Papa Francisco en BogotáSe planean cuatro rutas para que feligreses puedan ver al pontífice en su visita a Colombia.
Visita del Papa a Bogotá
23 de junio 2017 , 11:15 a.m.

Ya se empiezan a conocer detalles preliminares de la visita del papa Francisco a la ciudad, que será en septiembre próximo.

En primer lugar, el santo padre va a pernoctar en la Nunciatura Apostólica, carrera 15 con calle 36, en el sector de Teusaquillo.

Esto significa que a su llegada, el 6 de septiembre, en horas de la tarde, lo más probable es que recorra la calle 26 y luego tome la carrera 7.ª al norte, con el fin de que lo vean la mayor cantidad de personas que se espera se ubiquen sobre estas avenidas.

El día 7, en horas de la mañana, se reunirá con el presidente Juan Manuel Santos en la Casa de Nariño. De allí saldrá en el papamóvil hasta la plaza de Bolívar para ingresar a la catedral Primada.

En sus escalinatas lo espera el alcalde Enrique Peñalosa, quien le entregará las llaves de la ciudad. Entre tanto, en el templo habrá unos 2.000 invitados esperando la oración que el papa Jorge Mario Bergoglio hará a la Virgen de Chiquinquirá, la cual será traída desde la basílica de esa ciudad, con ocho días de anticipación.

Después, pasará a la capilla del Sagrario, ubicada a un costado de la catedral, para hablar con los dignatarios de la Iglesia católica colombiana. Ingresará luego al palacio arzobispal, sobre la carrera 7.ª con calle 10.ª, para reunirse con todos los obispos. Desde allí saldrá por el balcón del palacio para impartir la bendición apostólica y dirigir las palabras a los jóvenes que lo estarán esperando.

Ignacio de Guzmán, responsable de dirigir, coordinar y preparar el viaje del Papa en Bogotá, le dijo a EL TIEMPO que la idea es que ese sea un momento muy alegre, colorido, lleno de energía y felicidad.

Si se cumplen los tiempos del cronograma propuesto, a las 11:30 a. m. regresará a la Nunciatura para almorzar, descansar y preparar la misa campal.

Se estima que a las 4 p. m., el pontífice llegue al parque Simón Bolívar, donde oficiará una misa. La hora de cierre del evento es máximo a las 6:30 p. m.; cabe recordar que en este mismo lugar, conocido como el templete eucarístico, en 1986, el papa Juan Pablo II ofició una misa.

En su visita, el pontífice tendrá que hacer varios viajes de ida y regreso al aeropuerto El Dorado después de estar en otras ciudades; se trabaja en una propuesta de cuatro rutas alternas, entre las avenidas las Américas, la Boyacá, las calles 63 y 26, para que los fieles puedan verlo, saludarlo y recibir su bendición.

Así se preparó la ciudad para recibir a Pablo VI en 1968

Hace 49 años, el país vivía el fervor de la llegada, por primera vez a tierras de Latinoamérica, del máximo jerarca de la Iglesia católica: el papa Pablo VI.

En esa Bogotá fría, nublada, lluviosa, Colombia Nicholls Arias era la inspectora primera de San Cristóbal, en una jurisdicción que cubría de la calle 1.ª sur hasta la 20, desde el costado oriental de la Caracas “hasta los confines y más allá (cerros orientales)”, recuerda.

En aquel entonces, el mandato del alcalde de la ciudad, el liberal Virgilio Barco Vargas, era tener la ciudad, palabras más, palabras menos, como una tacita de plata: limpia, ordenada, con fachadas pintadas y, en general, lo que estaba en desorden ordenarlo y lo que estaba bien, mejorarlo.

Nicholls cuenta que los vecinos sembraron árboles en los barrios, plantas con flores; se limpiaron los postes, y el mandatario dio orden de reubicar los avisos de los establecimientos de comercio.

Visita de Pablo VI a Bogotá

El jueves 22 de agosto, el papa Pablo VI llegó al aeropuerto El Dorado. Miles de personas arribaron a la ciudad para ver al santo padre.

Foto:

EL TIEMPO

Esto, porque muchos estaban sobresalientes, es decir, de forma perpendicular a las fachadas; en cambio, con la nueva instrucción, deberían ir pegados a las edificaciones para minimizar la contaminación visual.

Esa fue una de las mayores tareas que esta inspectora recuerda que tuvo que hacer, pues muchos establecimientos se negaban a adecuar la publicidad. El objetivo era generar en toda la ciudad orden, limpieza, seguridad y autoridad.

La visita, programada con varios años de anticipación, facilitó también la construcción de la avenida 68, que conectó el sur con el norte de la ciudad.

La exfuncionaria recuerda entonces que en la víspera, cuando se prendió la iluminación de la vía, el color de las lámparas era amarillo, y fue cuando muchos comenzaron a decir que esa iba a ser la París de América Latina.

Cuenta que la construcción del templete en el entonces predio del hoy llamado parque Simón Bolívar, para oficiar la misa campal, se hizo en unos terrenos que no eran más que un potrero lleno de piedras, basura y sin árboles.

HUGO PARRA
Redactor de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA