Motos jalonan muertes en las vías bogotanas

Motos jalonan muertes en las vías bogotanas

Los peatones siguen liderando cifras de mortalidad, pero el número de casos se mantiene estable.

fg

La imprudencia de los motociclistas a la hora de conducir es una de las principales causas de los accidentes.

Foto:

Milton Díaz / EL TIEMPO

02 de octubre 2016 , 02:22 a.m.

Las víctimas fatales en accidentes de tránsito en Bogotá están aumentando. En estos primeros ocho meses crecieron un 13 por ciento. Se pasó de 337 muertos de enero a agosto del 2015 a 384 en esos mismos meses en el 2016, lo que significa 47 fallecidos más.

Los peatones siguen siendo los principales afectados, con 177 muertes a agosto, pero su número se mantiene estable, pues el año pasado se registraron 175 casos para el mismo periodo.

En este contexto, los principales responsables del aumento de la mortalidad en las vías son los motociclistas, cuyo número crece día a día, al igual que los accidentes en los que se ven involucrados.

Datos de la Secretaría de Movilidad muestran que el número de usuarios de motos que perdieron la vida pasó –en el periodo ya citado– de 75 a 119 casos, entre el 2015 y el 2016. Lo que supone un aumento del 39 por ciento.

Una de las metas dentro del Plan de Desarrollo de esta Administración es bajar en un 15 por ciento el índice de mortalidad en las vías durante el cuatrienio.

Sin embargo, los datos entregados por la cartera de Movilidad no son alentadores.

Las campañas de pacificación de las vías, como por ejemplo, bajar la velocidad en la avenida Boyacá, los cursos, la pedagogía a conductores, el plan de manejo de los motociclistas y las jornadas para tapar huecos en las principales arterias, aún no arrojan los resultados que en seguridad vial se esperan.

EL TIEMPO consultó a expertos y a la Secretaría de Movilidad sobre este tema.

Hay un esfuerzo por parte de la Administración para reducir las muertes, pero no es suficiente. Falta mayor liderazgo, regularidad en las acciones, mayor presencia de la autoridad y trabajar más en la raíz de la accidentalidad”, asegura Fernando Rojas, experto en el tema.

Pero no solo se trata de hacer campañas de cultura ciudadana, sino que se deben fortalecer los cursos de conducción y enseñar a los niños sobre los comportamientos seguros en la vía, ya que son los futuros ciudadanos.

Daniel Páez, director del grupo de estudios en Sostenibilidad Urbana y Regional (SUR), de la Universidad de los Andes, resume en tres las posibles causas del elevado número de accidentes. “Primero está la mala infraestructura de las vías, seguido por los problemas mecánicos en los vehículos y, por último, el comportamiento de los actores viales”, dijo.

Sobre el primer punto, aclara que aunque se han realizado intervenciones en la malla vial como tapar los huecos y reparar la calle 19, falta más control por parte de la Administración Distrital.

“Todos los días vemos cómo la misma Policía viola la norma con escoltas que no respetan las señales de tránsito o invaden el carril de TransMilenio, y en otros casos que aún son más delicados, como el del uniformado que iba en contravía y se estrelló contra una moto”, manifiesta Páez.

Rojas también expone dos puntos de vista para mejorar en las cifras y de esta manera alcanzar lo proyectado por el Distrito.

“Es primordial intervenir los lugares de mayor accidentalidad, garantizar presencia de las autoridades permanentemente y trabajar desde la cultura ciudadana en un cambio de comportamiento orientado por el autocuidado y el cuidado del que está al lado”, manifiesta.

Sobre las cifras de peatones muertos, Hilda Gómez, consultora de CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), dice que hay que darles prioridad a ellos por encima de la fluidez en el tránsito, que es lo que hacen los policías, y educar a todos los actores de la vía para proteger a los vulnerables.

Ya desde la Administración se trabaja en un plan de seguridad para las motos, el cual está en su fase final, pero es urgente tener una estrategia para los peatones y ciclistas”, indica Gómez.

Lo que preocupa a los expertos es que la proyección a fin de año sea muy alta por lo que arrojaron los números de estos primeros ocho meses.


Habla Juan Pablo Bocarejo, Secretario de Movilidad
rtyhfgh

accidentes con motos en bogota

Foto:

¿Cómo bajar los accidentes de motociclistas?

Tenemos 100 acciones con las que vamos a bajarlos. Estas medidas fueron trabajadas con ellos, las vamos a socializar y luego emprender esas acciones.

¿Qué pasa con las motos?

Que no han aceptado su nivel de riesgo. Si es prudente en su velocidad, en cumplir las normas, en mirar los otros vehículos y en ver lo vulnerable que es, pueden moverse de manera segura en la ciudad.

¿Han pensado en cambiar la estructura de las vías?

La infraestructura no se debe hacer solo para los carros; se deben construir vías seguras para peatones, ciclistas y hay que buscarles un espacio a las motos.

¿Cuáles son los principales factores que intervienen para que se produzca un accidente?

En una investigación reciente se indicó que en el 80 por ciento de los accidentes de tránsito, el factor humano (mal manejo, distracción, falta de pericia etc.) fue el causante, y en el 20 por ciento restante influyó el vehículo y la infraestructura vial.

¿Cuál es el mayor desafío de la Secretaría de Movilidad?

Que la gente empiece a conducir de manera más responsable, que sea menos agresiva en la vía, todo enmarcado en la cultura ciudadana.

¿Hay algo especial para esta semana?

Sí, empezamos la segunda feria de la Seguridad Vial, donde tendremos expertos y charlas con los actores viales.

Motociclistas hacen campañas

A pesar de las campañas emprendidas por los grupos de motociclistas como: ‘No deje su moto en la calle’: para evitar el robo del vehículo; ‘No más huecos asesinos’: dónde se demarcaron los baches en las vías; ‘Cerebro a bordo’: encaminada para que la gente use un casco de calidad y, ‘Ojo con el andén’: con la que se busca concientizar a los motociclistas del peligro de subirse al andén para evadir un trancón, las cifras de siniestralidad no bajan.

David Rojas, presidente del colectivo Moto Heart asegura que uno de los grandes problemas es que hoy le dan a cualquier persona la licencia de conducción sin un curso previo.

“Se debe denunciar a estas academias que no dan las clases como debe ser. A esto se suma que a cada persona que compre una moto la deben concientizar de los riesgos que corre si no es prudente a la hora de manejar”, agrega Rojas.

Según la encuesta de movilidad (2015) entre el 2011 y el 2015 se duplicaron los viajes en moto, pasaron de 343.505 a 699.277 y hoy hay más de 500.000 de estos vehículos en Bogotá.

JOHN CERÓN
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: johcer@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA