El 84 % de víctimas de abuso sexual son menores de 18 años

El 84 % de víctimas de abuso sexual son menores de 18 años

La mayoría de los delitos sexuales ocurren en viviendas. Hay víctimas que desconocen sus derechos.

fg

El 68 % de los delitos sexuales ocurrieron en casas.

Foto:

Archivo particular

14 de diciembre 2016 , 02:25 p.m.

 En el primer semestre del 2016 se cometieron 1.793 violaciones a mujeres en Bogotá. De esa cifra, 1.512 fueron a niñas y jóvenes menores de 18 años: esto equivale al 84,3 % de los hechos.

Las cifras, suministradas por el Instituto Nacional de Medicina Legal y la Secretaría Distrital de la Mujer, prenden alarmas sobre la incidencia en ese segmento de edad. Y aunque en la primera mitad del presente año no se llegó a la mitad del total de casos presentados en el 2015, periodo en el que sucedieron 3.802 delitos sexuales, expertas coinciden en que es urgente fortalecer la educación para bajar las cifras de manera sustancial.

(Lea: ¿Qué hay detrás de las violaciones múltiples que se difunden en redes?)

Para Flor María Díaz, experta de Colombia ante el Comité de Seguimiento a la Convención Belem do Pará Sobre Violencia Contra las Mujeres, es claro que el dato se relaciona con la menor capacidad de las niñas para defenderse.

Pero “también cuenta su menor consciencia y el desconocimiento del abuso como una práctica que viola su integridad. Le cuento que como psicóloga me sentí muy sorprendida cuando en una práctica clínica una mujer me decía que solo había tomado consciencia de haber sido abusada cuando llegó a la adultez”, relata la analista.

Es decir, en pleno siglo XXI todavía hay niñas y adolescentes que no saben que su cuerpo es sagrado, intocable, solo de ellas. Una de las prácticas que señalan conocedoras del asunto es que los perpetradores se valen de regalos para obtener a cambio favores sexuales, empujando a las niñas a conductas que, sin ellas saberlo, atentan contra su integridad.

En contraste con la vulnerabilidad de las más pequeñas, los informes revelan que en el segundo rango de mayor abuso se encuentran las mujeres entre 18 y 29 años: 198 casos (11 por ciento), muy por debajo de las primeras.

(Además: Capturan a hombre acusado por nueve casos de abuso sexual)

La captura de un depredador sexual en días pasados, por parte de la Policía Metropolitana, acusado de violar al menos a cuatro víctimas en parajes desolados de Engativá y Usaquén, entre ellas una menor de 12 años, haría pensar que la mayor vulnerabilidad está en las calles. Pero las cifras muestran que no es así.

El 68 por ciento de los delitos sexuales (1.230) del primer semestre ocurrieron en viviendas. Los hogares de las víctimas son los lugares donde más expuestas están a sus abusadores.

Hay varias creencias sobre que las mejores mujeres para obtener placer son las mujeres más jóvenes y vírgenes, quienes son las más pequeñas e indefensas, que no siempre van a denunciar. Aún se maneja la idea de que el cuerpo de la mujer es para disposición de los hombres”, apunta Yolanda Puyana, especializada en género y profesora de la Universidad Nacional.

(Lea: Capturan a entrenador de fútbol por abuso sexual a menores de edad)

Puyana complementa que las situaciones continúan presentándose en casa por la falta de formación, por carencias económicas que facilitan la complicidad y que, “en ocasiones, sucede que incluso las niñas son golpeadas por sus madres porque fueron abusadas”.

A prevenir

En diálogo con EL TIEMPO sobre violencia de género, la secretaria de la Mujer, Cristina Vélez, aseguró que el subregistro de agresiones de todo tipo contra ‘ellas’ es tan alto que solo se denuncia una tercera parte de lo que sucede. Por esto, el Distrito ha adelantado un trabajo para fortalecer el Sistema SOFÍA de Protección a Mujeres Víctimas de Violencia, en el que se articulan múltiples instituciones. (Infografía: Panorama de agresiones sexuales contra mujeres)

Isabel Agatón, analista sobre violencia contra las mujeres, expresó que la ciudad sí ha avanzado en la contención de agresiones y en facilitar la denuncia. Pero, así mismo, advirtió de la necesidad de empoderar con mayor vehemencia al género femenino, lo cual reducirá ostensiblemente la vulneración de sus derechos.

La especialista de la Nacional también aportó su perspectiva sobre los caminos de prevención. Considera que la educación sexual y en derechos es otro flanco que permitirá atacar la problemática. “El colegio debe ser clave para ayudar con la autoestima y lograr que las niñas sean fuertes en su vida afectiva, porque si no es así será muy difícil reducir los índices de delitos sexuales y ataques contra ellas”.

Al abordar las zonas que más casos y mayores tasas de violaciones presentan (Rafael Uribe Uribe, Bosa, Kennedy, Suba y Santa Fe), se ve que son mayormente localidades con altos problemas económicos y carencias. En este punto, Flor María Díaz sostiene que la violencia de género sucede en todos los estratos socioeconómicos, aunque las formas son diferentes.

El abuso físico se comete con más facilidad en estratos bajos, pero el abandono emocional y el descuido frente a los hijos se comete con frecuencia en estratos altos”, precisó Díaz, quien remarcó que “entre menos acceso se tenga a la educación, y aquí me refiero a víctimas y victimarios, hay menor consciencia sobre derechos y deberes en el tema que estamos tratando”.

FELIPE MOTOA FRANCO
Redactor de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA