Maneras de ver el presente

Maneras de ver el presente

El veredicto de Nina - Octubre de 2017.

Nina García BOCAS

Nina García.

Foto:

Álvaro Corzo / Revista BOCAS.

30 de octubre 2017 , 10:22 a.m.


Escribo esta nueva columna después de vivir uno de los meses más intensos de mi vida. Día a día el jet-lag va desapareciendo y poco a poco voy digiriendo todas las colecciones que he visto en un mes en Nueva York, Milán y París.

Creo recordar que el filósofo canadiense Marshall McLuhan dijo una vez que “no sabía quién había descubierto el agua, pero estaba seguro de que un pez no era”. Este pensador del mundo contemporáneo, el padre de la aldea digital, nos aconsejaba que era imprescindible dar un paso atrás para poder analizar todo lo que nos acontece.

Septiembre fue un mes muy especial por otro motivo: hace unas semanas se hizo público mi nombramiento como la nueva editora en jefe de Elle, en Estados Unidos, y solamente tengo palabras de agradecimiento a todas las personas que me mandaron muestras de cariño. Es imposible no mirar atrás y pensar en los sueños de una niña de Barranquilla que compraba en un hotel de su ciudad todas las revistas internacionales que llegaban al país y cómo, ya en su hogar, recortaba y pegaba las imágenes que más le gustaban para crear su propia revista. Los sueños pueden cumplirse y yo tengo que dar las gracias a todas las personas que a lo largo de mi carrera me han ayudado y han confiado en mí. Estoy feliz. Gracias de todo corazón.

Hace justo un mes escribí una columna sobre mi amigo Santiago Barberi González e intentaba trazar correspondencias entre el mundo de la moda y el arte. Pues bien, después de ver todas las propuestas de los diseñadores para la próxima primavera puedo decir que los diseñadores se han inspirado (y mucho) en el mundo del arte.

El diálogo empezó en Nueva York: la casa de subastas Sotheby’s fue escenario de la tercera colección de Fernando García y Laura Kim para Oscar de la Renta, que parecía sacada de un collage de Matisse o de una pintura de Cy Twombly, con esos lienzos llenos de hermosas caligrafías. Horas más tarde, Carolina Herrera se convertía en la primera persona en instalar una pasarela en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, una institución que, por cierto, acaba de inaugurar una exposición que se pregunta si la moda es moderna; en el backstage, la misma Carolina Herrera me explicó que, para ella, el diálogo entre la moda y el arte se da a través del color. Al día siguiente, Stuart Vevers, el director creativo de Coach, construyó un Nueva York cubierto de purpurina negra: los looks, que pasaban del romanticismo al grunge tenían un punto en común: las ilustraciones pop de Keith Haring. Y el miércoles, Josep Font, para Delpozo, hizo dialogar las fotografías minimalistas de Maria Svarbova y la pasión del color del Hollywood de Xavier Cugat y Esther Williams.

Estas conversaciones continuaron en Milán, donde Miuccia Prada hizo un homenaje a las mujeres ilustradoras contemporáneas: dibujos XL de todos los estilos pusieron el telón de fondo de una colección que situaba el foco en el empoderamiento de la mujer. Luego París tomó el relevo: Maria Grazia Chiuri presentó su colección de Dior en un set que parecía salido de la Casa Batlló de Gaudí (con toques disco) y las prendas estaban decoradas con dibujos de la artista francesa Niki de Saint Phalle. Un par de días después, Undercover hizo un homenaje a la artista visual Cindy Sherman y la gran Rei Kawakubo al vestir a las modelos usando estampados que sacaron de lienzos de Archimboldo.

El mundo de la moda dibuja siempre un gran arco: en la próxima temporada veremos que los diseñadores le tomaron el pulso a la realidad sociopolítica del momento. Las semanas de la moda empezaron como una pesadilla hecha en América con la segunda colección de Raf Simons para Calvin Klein, que se inspiró en el Warhol más oscuro: las prendas de Raf, de color rojo sangre y con los estampados de las sillas eléctricas de Warhol, nos presentaban un presente muy oscuro. Otros utilizaron la moda como un arma para el optimismo: en Londres –donde aún se discute el brexit–, Milán y París se hizo evidente esta oda al optimismo.

No deja de ser curioso que la última colección que vi fue la de un sueño. Así lo explicó Thom Browne cuando mostró su primera colección femenina en París –antes lo hacía en Nueva York–, usó para el desfile la banda sonora de La Sirenita y terminó con un unicornio desfilando en un salón de un hotel. Les prometo que yo no estaba soñando.

Ni todo fue una pesadilla, ni todo fue una ensoñación. Para la próxima primavera también vuelve el glamur del disco ball con predominio de los vestidos plateados y de lentejuelas (Paco Rabanne, Carolina Herrera, Balmain, Givenchy, Valentino y Dior); el retorno del parka, ya sea transparente (Chanel) o de colores (Oscar, Valentino y Calvin Klein); y el predominio de los shorts como la prenda fetiche (Louis Vuitton, Yves Saint Laurent y Dior). Entre la pesadilla y el sueño siempre hay un lugar de encuentro: el de la memoria. Así lo hizo Donatella Versace en un desfile que rindió homenaje a su hermano que falleció hace veinte años. En plena era de influencers y de instagrammers no deja de ser curioso que las supermodelos de la década anterior como Carla Bruni, Cindy Crawford, Claudia Schiffer y Helena Christensen se conviertan en tendencia en todas las redes sociales. ¡Bravo Donatella!

NINA GARCÍA
REVISTA BOCAS
EDICIÓN 68 - OCTUBRE 2017

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA