Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CARTA A UNA ALCALDESA EJEMPLAR

Estimada señora Alcaldesa de Dolores:

Estimada señora Alcaldesa de Dolores:.

Que usted es una mujer de principios y muy valiente, es evidente. Ya quisiéramos que muchos hombres tuvieran sus pantalones. Pero ese derroche de ejemplar arrojo no le da derecho a tachar de guerrillero al gobernador del Tolima (político honesto, además de eminente cirujano) por el mero hecho de pertenecer al Polo Democrático.

Si tuviera usted la oportunidad de hablar con las Farc, algo improbable porque ellos han sustituido las palabras por las balas, sabría que la subversión odia tanto a la izquierda tolerante, como a las alcaldesas con ideales.

Le aseguro, Alcaldesa, que el Polo Democrático es la mejor respuesta a la subversión. Le quita el argumento manido de que en este país no se puede hacer política desde la izquierda o que a un reinsertado solo le espera el asesinato impune como ocurrió en su día con cientos de miembros de la Unión Patriótica. El Polo demuestra que no es así.

Como lo evidencia la existencia del semanario Voz y la actividad pública de su director, ellos sí muy cercanos a los farianos. Que yo sepa, nadie les ha quitado al director y a su panfleto ni micrófono ni tribuna aun a sabiendas de su ideología.

Si acaso, señora Alcaldesa, cabría reprocharle al Polo Democrático no ser un grupo político más cohesionado, lo que les daría más fuerza, así como no contar con un líder que les represente a todos, porque la estrella de Lucho Garzón se apagó tal vez porque ese movimiento no tiene una estructura sólida que lo conforme como un partido, tan necesario.

Si fuesen más fuertes, podrían canalizar las voluntades de los colombianos que se sienten socialistas o comunistas, y que no se ven representados por ningún movimiento y, menos aún, por uno armado. El Partido Liberal tiene de socialista lo que la Alcaldesa de Dolores de cobarde, y el Partido Comunista aún justifica métodos opuestos a la tolerancia y el respeto a la vida. Por tanto, el Polo sería la respuesta más coherente para toda esa masa de votantes.

Esa responsabilidad, desafortunadamente, no la han querido asumir, ellos sabrán por qué.

Lo que le puedo garantizar, aguerrida Alcaldesa, y que me perdonen los del Polo por hablar en su nombre sin derecho alguno, es que ninguno de sus miembros tiene nada que ver con los grupos violentos. Como máximo, algunos tienen un pasado muy lejano en una guerrilla, pasado que enterraron de una forma tan valiente como la que usted muestra defendiendo su alcaldía.

Hay gente que piensa que porque proponen una salida negociada a la guerra le hacen el juego a la subversión. Pero vea que la Iglesia Católica defiende la misma tesis, y nadie aliena por eso a los curas con Marulanda y compañía.

Debe reconocer que usted misma ha comprobado que a bala no se acaba el conflicto armado. Incluso los gringos deben estar pensando lo mismo. Si ellos han metido en el Caguán hasta cinco mil soldados colombianos para buscar a los tres secuestrados norteamericanos y no han dado con su paradero, cómo pensar que se puede acabar esta guerra lejos de una mesa de negociación.

Yo sé que la guerrilla comete crímenes imperdonables, como el del niño a quien engañan con una bomba en su bicicleta, como a la secuestrada a quien asesinan de un balazo por la espalda tras dos años de cautiverio, o como el secuestro cruel, infame, de los policías y soldados a quienes mantienen como rehenes después de cinco años. Todo eso es reprobable, criminal y todas los adjetivos que usted encuentre. Pero si no negociamos una salida política a esta estúpida guerra, ésta nunca, óigalo bien, nunca, se acabará.

P.D.: Qué lujo de Feria del Libro de Bogotá!

Publicación
eltiempo.com
Sección
Opinión
Fecha de publicación
27 de abril de 2003
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad