Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

TRATADOS INTERNACIONALES

Todo parece indicar que pronto la asamblea de Costa Rica dará respaldo al tratado sobre delimitación de Areas Marinas y Submarinas y Cooperación Marítima suscrito con nuestro país en 1977 durante las administraciones de Daniel Oduber y Alfonso López Michelsen. Por lo general este tipo de tratados son demorados en su trámite final en los congresos, sin que ello implique complicación alguna, y mucho menos en este caso, donde lo único que se hizo fue legitimar una situación ya reconocida y aceptada por ambas partes. No sobra recordar, que en su estudio y trámite, como era natural, jamás surgió dificultad alguna, tal como lo registran las informaciones y noticias de los distintos medios de comunicación. Sin embargo, no está por demás que ahora se complemente con ese trámite, que como es sabido, es más de rutina y de simple formalidad, como acontece con los tratados de esa naturaleza.

Todo parece indicar que pronto la asamblea de Costa Rica dará respaldo al tratado sobre delimitación de Areas Marinas y Submarinas y Cooperación Marítima suscrito con nuestro país en 1977 durante las administraciones de Daniel Oduber y Alfonso López Michelsen. Por lo general este tipo de tratados son demorados en su trámite final en los congresos, sin que ello implique complicación alguna, y mucho menos en este caso, donde lo único que se hizo fue legitimar una situación ya reconocida y aceptada por ambas partes.

No sobra recordar, que en su estudio y trámite, como era natural, jamás surgió dificultad alguna, tal como lo registran las informaciones y noticias de los distintos medios de comunicación. Sin embargo, no está por demás que ahora se complemente con ese trámite, que como es sabido, es más de rutina y de simple formalidad, como acontece con los tratados de esa naturaleza.

Me refiero concretamente a este tratado, no solo porque fue materia de comentarios -recientemente- con motivo de la visita del Presidente de ese país al nuestro, sino porque a mí me correspondió como embajador de Colombia ante el gobierno de Costa Rica, adelantar ese manejo, que me llevó a preparar y discutir su estudio y trámite, circunstancia que me permitió mantener intensos diálogos con el Presidente Daniel Oduber, al igual que con su canciller, el jurista Gonzalo Facio, que habrían de concluir en el tratado Fernández-Facio.

Como era natural, lo coordiné bajo la dirección del Presidente López, a quien tuve el honor de representar ante el gobierno de ese país, y del canciller Indalecio Liévano Aguirre (q.e.p.d.). El tratado fue suscrito en San José el 17 de marzo de 1977 en solemne acto presidido por los presidentes de ambos países y aprobado en Colombia por medio de la Ley 8 del 4 de agosto de 1978. Ahora sólo falta su ratificación en la Asamblea Nacional, que, indudablemente, no tendrá ninguna complicación, pues no existe razón alguna para tal cosa.

Por ultimo, transcribo a continuación la introducción del tratado y que por cierto indica el pleno acuerdo de las partes para el mismo: La República de Costa Rica y la República de Colombia conscientes de que la cooperación y reciprocidad internacional constituyen el mejor medio para resolver los asuntos de interés común de las naciones amigas, acordes en la conveniencia y necesidad de proceder a la delimitación de sus áreas marinas y submarinas en el mar Caribe, entendidos respecto a la salvaguardia de la soberanía y jurisdicción de las áreas propias de cada país y de la franca y expedita comunicación a través de estas, mutuamente interesadas en la adopción de medidas adecuadas para la preservación, conservación y aprovechamiento de los recursos existentes en dichas áreas y para la prevención, control y eliminación de la contaminación de las mismas, han resuelto celebrar un tratado... .

Artículo I -Señalar como límite entre sus respectivas áreas marinas y submarinas que estén establecidas o puedan establecerse en el futuro las siguientes líneas: a continuación vienen siete artículos más, que por falta de espacio no transcribimos, pero que constituyen claramente su espíritu de decisión de las partes. Si bien es cierto que me correspondió su manejo diplomático y político, en la parte técnica en materia de fronteras, se contó con excelentes conocedores de esta problemática de las dos partes.

En todo caso, para mí es muy satisfactorio haber logrado esta gestión diplomática en representación de mi gobierno, presidido por el doctor López y con el Ministerio de Relaciones Exteriores a cargo del jurista e historiador Indalecio Liévano Aguirre. Esto es, al fin y al cabo, parte de nuestra historia y lógico, de nuestra geografía.

*Ex gobernador de Boyacá.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Opinión
Fecha de publicación
4 de abril de 2003
Autor
* Por Heraclio Fernández Sandoval.

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad