Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

YUGOSLAVIA YA NO EXISTE

El sueño de reunir a los eslavos del sur (o yugoslavos) en un sólo país, fue formalmente enterrado anoche en Belgrado. (VER MAPA: SERBIA Y MONTENEGRO NUEVO ESTADO EUROPEO)

El sueño de reunir a los eslavos del sur (o yugoslavos) en un sólo país, fue formalmente enterrado anoche en Belgrado.

(VER MAPA: SERBIA Y MONTENEGRO NUEVO ESTADO EUROPEO).

Las dos cámaras del Parlamento federal yugoslavo sellaron el acta de defunción de la República Federal de Yugoslavia, que a partir de hoy será remplazada por un estado que se llamará Serbia y Montenegro.

Se cierra así una historia llena de guerras, intrigas y sufrimientos que se remonta al 1 de diciembre de 1918, cuando la desaparición del imperio austro-húngaro permitió el nacimiento del llamado Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos. Un Estado que en 1929 adoptaría el nombre de Reino de Yugoslavia.

La denominación de Yugoslavia sobreviviría a una dictadura monárquica; a los nazis en la II Guerra Mundial; a las presiones del stalinismo y a la explosión (a partir de 1990) del modelo federal construido por el mariscal Josip Broz Tito : cuando Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina y Macedonia dejaron la unión para convertirse en países independientes.

El simbólico cambio de nombre adoptado ayer implica también modificaciones profundas que buscan evitar el divorcio de las únicas dos partes que quedan juntas: Serbia (10 millones de habitantes) y Montenegro (650 mil).

El nuevo Estado -patrocinado por una Unión Europea (UE) temerosa de nuevas tempestades en los Balcanes- busca aplacar el separatismo de Montenegro: una república con salida al mar Adriático que siempre se ha sentido oprimida por Serbia, y donde el euro circula cual moneda nacional. Para ello, el nuevo país se funda en la concesión de una alta autonomía a sus miembros.

Cada parte tendrá su Parlamento y su Gobierno, y estarán unidas por un cuerpo legislativo y un poder ejecutivo común que manejará la política exterior, los asuntos de defensa y la ayuda económica internacional. Además de tener un solo Tribunal y un Ejército.

El presidente, el Parlamento y el consejo de ministros tendrán un mandato de cuatro años y sus sedes estarán en Belgrado. Mientras que el Tribunal de Serbia y Montenegro, integrado por igual número de jueces de ambas partes, tendrá un mandato de seis años y su sede estará en Podgorica, la capital montenegrina.

El problema del acuerdo es que para Montenegro lo aceptara, fue necesario incluir el derecho a la independencia de cualquiera de las partes de aquí a tres años.

Europa le apuesta a que las ayudas económicas y la promesa de una futura inclusión en la Unión Europea mantengan con vida al nuevo país; pero los nacionalistas montenegrinos consideran lo ocurrido ayer como el primer paso a su independencia.

Un escenario que nadie en la UE desea, pues abriría una caja de Pandora: los albaneses de Kosovo y Macedonia reclamarían su anexión a Albania; y Serbia podría volver a reclamar la anexión de la República Serbia de Bosnia-Herzegovina, que representa el 49 por ciento del territorio de ese país.

FOTO/AP.

El ministro del Interior yugoslavo, Zoran Zivkovic (izquierda), el Primer Ministro yugoslavo Dragisa Pesic (centro) y el Primer Ministro serbio Zoran Djindjic, aplauden en el acuerdo que creó el nuevo Estado.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
5 de febrero de 2003
Autor
VICTOR MANUEL VARGAS Corresponsal de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�