Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

JUZGADOS DE EJECUCIÓN DE PENAS NO DAN ABASTO

A pesar de que con la puesta en funcionamiento del Pabellón de Alta Seguridad del Complejo Penitenciario de Cómbita se incrementó la población carcelaria en Boyacá en 1.200 presos, el Consejo Superior de la Judicatura (CSJ) no ha autorizado la creación de dos juzgados de ejecución de penas más en Tunja.

A pesar de que con la puesta en funcionamiento del Pabellón de Alta Seguridad del Complejo Penitenciario de Cómbita se incrementó la población carcelaria en Boyacá en 1.200 presos, el Consejo Superior de la Judicatura (CSJ) no ha autorizado la creación de dos juzgados de ejecución de penas más en Tunja.

Debido a esto, los dos juzgados de ejecución de penas que existen en la capital boyacense hoy no dan abasto para atender los 2.400 procesos que maneja cada uno, además, de las continuas demandas disciplinarias y penales, y acciones de tutela, que les interponen sus usuarios, ya que la congestión no les permite atender rápidamente sus solicitudes.

Miguel Angel García, coordinador de los juzgados de ejecución de penas de Tunja, asegura que antes de que se construyera el pabellón de alta seguridad en Cómbita, los dos juzgados de penas de Tunja ya eran los más congestionados del país, según estadísticas del propio Consejo Superior de la Judicatura.

Con la llegada de los 1.200 presos al nuevo pabellón de alta seguridad de Cómbita se nos incrementó el trabajo en más de un 95 por ciento. El personal de estos dos juzgados no puede sujetarse al horario de trabajo reglamentario que es de 8:00 a.m. a 12:00 m., y de 1:00 p.m. a 5.00 p.m., ya que el volumen de trabajo los obliga a laborar horas extras, sin que les sean reconocidas , aseguró el juez García.

Los juzgados cuentan con poco espacio y un número de personal que no resulta suficiente para atender todo el trabajo represado. Ya no tenemos en donde archivar los 4.800 procesos que manejamos y, además, seis empleados de la Secretaria de los juzgados deben laborar todo el día en una oficina reducida y tan solo cuentan con tres computadores oficiales para evacuar el trabajo , comentó el coordinador de los juzgados de ejecución de penas de Tunja.

Desde el año 2001, antes de que se terminara de construir el Pabellón de Alta Seguridad Cómbita el coordinador de los juzgados de penas le viene enviando comunicaciones al Consejo Superior de la Judicatura, mediante las cuales le solicita que conforme otros dos juzgados de ejecución de penas en Tunja, para descongestionar los ya existentes.

Para hacer la solicitud pedimos la intervención de del Tribunal Superior de Tunja, la Procuraduría Regional y la Defensoría del Pueblo, pero el Consejo Superior de la Judicatura ha ignorado nuestras peticiones y la única respuesta que se ha tenido es la creación de un juzgado de descongestión que se encarga de evacuar el 25 por ciento de las peticiones en procesos con preso. Sin embargo, esta solución es temporal, pues dicho juzgado empezó a funcionar el 3 de febrero y dejará de hacerlo en el mes de julio , explicó el juez García.

Agregó que la ayuda que presta este juzgado de descongestión es poca, ya que se encarga de darle solución tan solo a una petición que se hace dentro del proceso y los jueces de penas tienen que seguir haciéndose cargo de la totalidad del mismo.

En cambio, si se crea un juzgado de ejecución de penas más, los 4.800 procesos se dividirían entre los tres y así sí habrá descongestión , indicó García.

En la actualidad los dos juzgados de penas de Tunja atienden el Complejo Penitenciario de Cómbita, que incluye el nuevo pabellón de alta seguridad y el pabellón de mediana seguridad (El Barne), las cárceles del circuito de Chiquinquirá, Guateque, Garagoa, Miraflores, Ramiriquí, Moniquirá y la Cárcel del Distrito de Tunja. Esta última fue creada hace menos de un año y es otro de los motivos por los cuales los juzgados de penas están congestionados, ya que antes funcionaba como centro de retenciones, en donde no se recluían condenados.

Los jueces de ejecución de penas de Tunja no entienden cómo es posible que en Bogotá, en donde la capacidad carcelaria no ha aumentado ni se han construido nuevas cárceles, debido a que la comunidad y los gobernantes se han opuesto a ello, sí se ha aumentado el número de juzgados de ejecución de penas. Desde el 97 para acá se aumentó de 8 a 14 el número de juzgados de ejecución de penas en Bogotá, a pesar de que allí no se han construido más cárceles. Mientras tanto en Tunja el número se mantiene , indicó el juez Primero de Ejecución de Penas de la capital boyacense.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
29 de mayo de 2003
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�