Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LA SALUD EN COLOMBIA: UN NEGOCIO BUENO O MALO

Para nadie es un secreto que las empresas públicas y privadas que manejan el negocio de la salud en Colombia han sufrido un nuevo ordenamiento en materia de afiliados, debido a las sanciones impuestas por la Superintendencia de Salud y, por supuesto, el creciente desempleo. Aunque el Instituto de Seguro Social, ISS, ha logrado mantenerse en el primer lugar entre las EPS del país, en un año ha perdido casi a un millón de afiliados. A medidos del año pasado el ISS reportó siete millones de afiliados y hoy cuenta con 5 927.920, obteniendo así una participación del 47,36 por ciento en el total del régimen contributivo. Al Seguro Social le sigue Saludcoop con 1 927.920 afiliados al régimen contributivo y una participación del 8,29 por ciento del mercado. El tercer lugar lo ocupa Coomeva con 736.797 afiliados, seguida por Cajanal con 627.000 afiliados. Desde hace algún tiempo Cajanal se ha visto bastante afectada por problemas de solvencia y por las restricciones a la hora de recibi

Nuevos servicios Pero no todas son malas noticias. Con el fin de no seguir perdiendo a sus afiliados y, por el contrario, tener cada vez más, diferentes EPS del país están ampliando su portafolio de servicios. Es así como el ISS ya anunció que para el 2000 entrará al negocio de la medicina prepagada y al régimen subsidiado.

Actualmente, el ISS atiende una especie de Plan Obligatorio de Salud que, según su presidente, Jaime Arias, desborda lo que fija la Ley 100 y por lo cual pierde unos 45.000 millones de pesos al año aproximadamente.

Es por esto que ahora la intención es ofrecer un plan prepagado con servicios adicionales al POS y atender al régimen subsidiado, con el fin de competir con negocios más rentables y compensar las pérdidas de la EPS.

Hasta el momento, la entidad está haciendo los costos de inversión de este proyecto, para lo cual se usaría parte de la red montada del ISS y se estudiarían acuerdos con otras entidades.

Gracias a su capacidad gerencial, a su red de clínicas, de información y logística, el Seguro Social está en capacidad de atender a más de 15 millones de personas.

Sin embargo, las sanciones de la Superintendencia de Salud impuestas en noviembre del año pasado, que no permiten afiliar a más personas al régimen contributivo, además del alto desempleo, han hecho que el ISS entre a competir con el sector privado ofreciendo novedosos planes de medicina prepagada.

Para la Superintendencia de Salud, la intención del ISS es completamente válida a pesar de la sanción, ya que por ser un producto diferente esta entidad está autorizada para afiliar a dos millones de personas en el régimen subsidiado tan pronto decida ingresar como ARS.

Así mismo, otras compañías han creado nuevos programas de salud para atraer a un mayor número de afiliados. Tal es el caso de Cafesalud que viene ofreciendo desde hace varios meses su Plan Modular de Medicina Prepagada, especialmente creado para aquellas personas que no cuentan con los recursos suficientes para pagar altas cuotas, o simplemente creen que no necesita tantos servicios.

Este programa busca que las personas puedan vincularse al sistema de prepago. Hay un módulo básico que es el de hospitalización y cirugía, cuyo costo promedio es de 26.000 pesos mensuales. Con este módulo, el usuario podrá escoger la cobertura que más se acomoda a sus necesidades en salud y, por supuesto, a su bolsillo.

Cualquier persona puede adquirir el módulo básico, que cubre el cien por ciento de los gastos médicos y hospitalarios que el paciente requiera.

El segundo módulo cubre todos los costos correspondientes a atenciones por enfermedades catastróficas, como Sida, accidentes cerebro vasculares y cáncer, entre otras. Este módulo se puede adquirir por 2.800 pesos mensuales.

El tercer módulo es el de prótesis y órtesis, el cual cubre todos aquellos aparatos que requiera para su completa recuperación, como son los marcapasos, audífonos y válvulas mitrales, por un costo de 2.400 pesos mensuales.

Igualmente, este programa ofrece dos servicios que se contemplaban como exclusiones de los contratos.

Un cuarto módulo atiende las afecciones preexistentes que el usuario posea al momento de ingresar al contrato, por un costo de 7.000 pesos mensuales.

Negocios Inversiones considerables y nuevas alianzas son otras de las alternativas que han acogido algunas empresas del sector salud para sobrellevar la crisis.

A principios de este año, el grupo empresarial Coomeva anunció la reestructuración de sus negocios, por lo cual programó inversiones por 3,5 millones de dólares para este año.

Además tiene previsto fortalecer su presencia a través de la organización de su estructura en cuatro unidades de negocios diferentes, a través de nueve empresas.

A través de estas unidades de servicio se manejan los servicios financieros y de salud, turismo y recreación, capacitación y vivienda.

Al quedar como la mayor cooperativa del país y estar vigilada por la Superintendencia Bancaria, Coomeva tuvo que reorganizar su estructura y separar algunas empresas como la promotora de vivienda y la fundación social, ya que según la reglamentación, estas dos compañías deben estar separadas de la cooperativa financiera.

De esta manera, esta cooperativa, que lleva 35 años en el mercado, tendrá otra empresa a la que trasladará sus inversiones de vivienda, las cuales ascienden a 7.000 millones de pesos en lotes y proyectos en varias ciudades del país.

También pretende crear una unidad de desarrollo empresarial, con el fin de brindar crédito a los asociados y asesoría para la creación de microempresas, como alternativa ante el creciente desempleo.

Este grupo empresarial presta servicios de salud, a través de Coomeva EPS, que cuenta con 736.000 afiliados y Coomeva medicina prepagada con 250.000 usuarios.

Por otra parte, Saludcoop EPS también busca responder las demandas de los usuarios con estrategias que le garanticen el acceso ágil, oportuno y amable al servicio de salud.

Por esto está haciendo las inversiones necesarias para mejorar las condiciones de las clínicas y establecimientos médicos, dotándolas de tecnología necesaria para optimizar la eficiencia en los diagnósticos y tratamientos de las enfermedades de la población afiliada.

Como el reto es grande, Saludcoop EPS considera que su único camino es buscar la excelencia en la prestación de los servicios de salud a sus afiliados, así lo anunció su presidente ejecutivo, Carlos Gustavo Palacino.

Para lograrlo tiene claro que la construcción de clínicas propias es la única vía que le permitirá tener un control de todos los factores que inciden en la calidad. Ya están funcionando clínicas en Bogotá, Neiva, Ibagué, Pamplona y San Gil.

Igualmente, hace poco se formalizó la compra de la Clínica Champagnat en Cali. Así mismo, están en construcción clínicas en Villavicencio, Barranquilla y Cúcuta y, próximamente en Montería y Medellín.

Para Saludcoop EPS este es un esfuerzo realmente importante, ya que se estima una inversión superior a los 40.000 millones de pesos.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
25 de octubre de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�