Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

TERMINÓ PARO ESTUDIANTIL EN U. DE CUNDINAMARCA

El miércoles en la madrugada terminó el paro que mantenía bloqueadas las instalaciones de cuatro seccionales de la Universidad de Cundinamarca.

El cese de actividades, liderado por los estudiantes de Fusagasugá, se originó porque estos se opusieron a una decisión del Consejo Superior de la Universidad que establecía aumentos de más del ciento por ciento en las matrículas para los alumnos nuevos. A raíz de este anuncio, los alumnos antiguos decidieron impulsar el paro, porque, además, temían que sus matrículas fueran incrementadas en porcentajes superiores al índice de la inflación. A esta movilización se unieron estudiantes de las seccionales de Ubaté, Girardot y Facatativá.

Hasta junio de este año, las personas que entraban a primer semestre pagaban un salario mínimo; cuando se matriculaban en los programas de ingeniería de sistemas y electrónica, dos. Pero la decisión del Consejo fijaba que a partir de enero del 2000 los alumnos que se matriculaban por primera vez debían cancelar entre dos y seis salarios mínimos, monto que sería fijado de acuerdo con su condición socioeconómica.

Luego de quince días de paro, que se inició el 29 de noviembre, las directivas de la universidad encabezadas por su rector, Fernando Torres; el gobernador de Cundinamarca, Andrés González y representantes de los estudiantes, llegaron a un acuerdo que establece que los aumentos no serán de dos a seis salarios mínimos, sino que se calcularán de acuerdo con el aumento en la inflación. De esta forma un alumno nuevo pagará un salario mínimo del 2000 (el cual se fijará por las centrales obreras y el gobierno en enero de este año) más cuatro puntos del Indice de Precios al Consumidor.

Por su parte, la matrícula de los alumnos antiguos solo se incrementará en el mismo porcentaje en que sea reajustado el valor del sueldo mínimo.

Fernando Torres, rector de la Universidad, dijo que, de todas maneras, durante el transcurso del próximo año se establecerán mesas de trabajo con los estudiantes para fijar un mecanismo que permita aumentar las matrículas en un futuro sin que nadie se vea afectado. Esto porque tenemos que hacer un esfuerzo por ser equitativos, ya que hay alumnos de buena condición económica que pagan un salario mínimo y otros de bajos ingresos que pagan lo mismo , agregó.

En cuanto a la reducción en el presupuesto, que era otro de los motivos de la protesta por parte de los estudiantes, se espera que la Asamblea Departamental fije unas adiciones para que se pueda contar con el monto que se preveía para el 2000.

Nosotros esperábamos entre 10.500 y 11 mil millones de pesos pero solo nos otorgaron 8.700. Por eso estamos en conversaciones para mirar si la Asamblea nos entrega otra adición para llegar a un punto intermedio entre esas dos cifras , concluyó Torres.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
11 de diciembre de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad