Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

PELIGROSO AUMENTO DE SENOS

El deseo de tener unos senos voluptuosos, firmes y atractivos motivó a varias mujeres y travestis de Pereira a acudir a un tratamiento clandestino que ofrecía una supuesta enfermera por 40 mil pesos.

La mujer decía que con unas inyecciones de aceite sus pacientes pasarían de talla 34 a 42.

Una de las víctimas, Olga Rincón*, de 25 años, se sometió convencida al tratamiento luego de que varias de sus amigas y sus propias hermanas le hablaran sobre las bondades de las inyecciones de un prodigioso aceite traído de los Estados Unidos, el cual, presuntamente, daba mejores resultados que la silicona habitual.

Luego del tratamiento, que consistía en inyectar aceite alrededor de los senos, varias pacientes se quejaban de un intenso ardor en sus pechos y de un cambio de color en los mismos.

Víctima de estos síntomas, una hermana de Olga fue valorada por un médico de la clínica San Sebastián de Pereira, quien le diagnosticó una infección en los senos, denominada mastitis.

Aceite de cocina Al detectar la patología y descubrir que la sustancia aplicada a la joven era aceite y no silicona, el médico dio aviso a la Fiscalía Seccional de Risaralda, que de inmediato allanó la casa de la supuesta enfermera.

En el lugar, ubicado en el barrio Trinidad de Pereira, las autoridades encontraron galones con aceite de cocina, jeringas y utensilios médicos.

Las autoridades arrestaron a Libia Alvarez de Narváez, que argumentaba a sus pacientes que prestaba servicios como enfermera en el Hospital Universitario San Jorge de Pereira, versión que fue desmentida por el director de la institución, Carlos Alberto Botero.

Hoy, dos meses después de la captura, Libia Alvarez está libre por no existir, en ese entonces, una denuncia penal en su contra.

Sin embargo, Olga, que esta semana sintió fuertes dolores en sus senos y notó como la firmeza de su busto se desvanecía hacia su estómago, decidió hacer pública la denuncia.

Que la encuentren Desde una cama del Hospital San Jorge, sometida a tratamiento con antibióticos y de rehidratación, Olga contó cómo ella, al igual que travestis y mujeres de mafiosos , hicieron parte del este tratamiento clandestino que ha generado alarma en la ciudad.

Yo me apliqué cinco inyecciones a 40 mil pesos cada una, en sesiones que duraban 20 minutos. A veces había que esperar varias horas porque iba mucha gente , relata Olga.

Supe de unas muchachas que pagaron por aplicarse 60 inyecciones, 30 en cada seno. Ellas tenían mucho afán porque se iban de viaje para el Japón , comenta la joven quien pretende que con su denuncia sea capturada la enfermera que provocó alteraciones en su organismo.

Según Olga, estas inyecciones causaron la muerte de por los menos 10 mujeres y cinco homosexuales, casos que comenzaron a ser investigados por la Fiscalía, pero no se han confirmado plenamente. La supuesta enfermera ya no se encuentra en la casa donde atendía a sus pacientes.

(*) Nombre ficticio Al extranjero El peligroso tratamiento con aceite para aumentar los senos dejó nuevamente al descubierto una red de prostitución de mujeres.

Según Olga, una de las víctimas, varias mujeres se hicieron operar los senos para viajar al Japón.

Cientos de jóvenes colombianas se van cada año al extranjero supuestamente a ejercer el modelaje, pero terminan en la prostitución.

Sobre este particular, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), de Risaralda, informó que en el último año la actividad de la trata de blancas se ha incrementado en un 10 por ciento comparada con años anteriores.

Aunque actualmente no existen registros que indiquen el número de mujeres que son engañadas para ser utilizadas como prostitutas en el extranjero se sabe que las más utilizadas son jóvenes entre los 16 y 25 años.

Estas mujeres son llevadas a países europeos, preferiblemente España. También, viajan a República Dominicana y Japón.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
21 de agosto de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�