Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LOS CORRIENTAZOS DE CODENSA EN CHÍA

Jaime Ricardo Chitiva, un habitante de la vereda Fagua, del municipio de Chía, nunca se imaginó que su firma le produciría un corrientazo a sus vecinos.

El, tiene una casa en un terreno que está dividido en siete predios, de 10 metros de largo por seis de ancho cada uno. En ese terreno, solamente hay construidas dos casas, la de Chitiva y la de la familia García Moreno, cada uno con su contador de luz.

Pero, gracias a la firma de José Ricardo, el terreno ahora parece una exposición de contadores de energía. Codensa instaló siete en un predio donde solamente hay dos viviendas construidas.

La historia Yo estaba solo en la casa cuando llegaron más de 10 hombres. Dijeron que venían de Codensa. Revisaron las dos casas y el terreno y luego me dijeron que firmara una planilla para ellos demostrar en la empresa que habían hecho la visita , contó Chitiva.

Pero 24 horas después de que Chitiva había plasmado su firma, un grupo de contratistas de Codensa irrumpió en su propiedad y en la de los García Moreno y con herramienta en mano comenzaron a quitar cables, a despegar los dos contadores que habían y a instalar postes para ubicar siete nuevos contadores.

Ellos dijeron que el valor de los trabajos llegaba en la próxima factura. Pero cómo nos van a instalar siete contadores si aquí solamente hay dos casas. Ahora tenemos que pagarle la gana a Codensa de que cada lote debe tener un contador, cuando hace un año nosotros pagamos tres millones de pesos, por la cometida de la luz para todo el lote a la Empresa de Energía , dijo Leonor Moreno.

Nos sentimos presionados. Nosotros no hemos autorizado esos trabajos y lo que están haciendo es un atropello. El único que puede autorizar a que entren al lote a hacer cualquier arreglo es el dueño y ellos con la firma de un vecino hicieron hasta para vender. El interés de ellos es vendernos los servicios a la brava , dijo otro miembro de la familia García Moreno.

Estoy esperando la sorpresa Pero este drama no solo lo viven los García Moreno y Chitiva. A su lado también hay habitantes de la vereda de Tiquiza. como Eudosia de Gordo, una abuela de 80 años.

Hace 15 días vinieron de Codensa y me dijeron que tenía que cambiar el contador de sitio, porque los cables que me daban luz pasaban por un lote que no era mío. Yo les dije que el predio era de mi esposo y que él no se oponía a que esos cables pasaran por ahí, pero ellos dijeron que no y simplemente me fueron cortando los cables y sacaron el contador de la caja , explicó doña Eudosia.

El contador se lo instalaron a 32 pasos del frente de su casa. Ahora estoy esperando la sorpresa del cobro porque ellos me dijeron que el valor de los trabajos llegaba en la próxima factura y me parece injusto porque yo no solicité que me hicieran eso , señaló la abuela.

De otra parte, Carolina Carrizosa, vocal de control del Comité de los servicios públicos del municipio dijo, por qué no nos mandaron una circular avisándonos de lo que iban a hacer. Nos tomaron por sorpresa y nos amenazan diciéndonos que si no dejamos que hagan los trabajos nos suspenden el servicio. Eso es un atropello .

Régimen de Pinochet Otro habitante de la vereda que prefirió no dar su nombre, contó al Semanario que a la casa de su mamá llegaron de manera arbitraria cortando cuerdas y diciendo que le quitarían el servicio si no los dejaba hacer los trabajos.

En vista de eso yo me desplace a Codensa y hable con un señor chileno de nombre José Marín que me manifestó que él venía de un régimen militar, y que aquí nos tenía que organizar.

Además, le pregunté sobre los costos y me dijo que efectivamente iban a cobrar pero que no sabía exactamente cuánto. Me dijo que por ejemplo el polo a tierra lo van a cobrar a 80 mil pesos.

Sin embargo, Codensa manifiesta que no se va a cobrar. (Ver recuadro).

Estas quejas, desde hace una semana, están haciendo curso en la Contraloría y la Procuraduría departamental y en la Superintendencia de Servicios Públicos. Mientras tanto, los contratistas de Codensa continúan dándole corrientazos a los habitantes del municipio.

Los trabajos fueron avisados Emilia Sarracino, gerente de Imagen y Comunicaciones de Codensa, dijo que los arreglos de redes se están haciendo, primero porque están muy viejas, y segundo, porque cuando Codensa tomó las riendas de la empresa encontró que 350 mil clientes, del millón y medio que tienen aproximadamente, no tenía sistema de medición.

Eso nos representa pérdidas de casi un 24.2 por ciento y cada punto porcentual equivale a cinco millones de dólares al año. Inicialmente estos cambios los empezamos en Bogotá y ya nos hemos extendido a algunos municipios de Cundinamarca como Chía y Pacho , señaló Sarracino.

Sarracino también dijo que ellos a través de los líderes de las juntas de acción comunal están avisándole a la comunidad los trabajos que se están realizando. Ellos son los encargados de difundir la información , señaló.

Respecto a la instalación de contadores en lotes donde no hay casas, la funcionaria explicó que los contratistas están autorizados a colocar contadores en terrenos que ya estén parcelados o loteados.

Eso nos da a entender que en algún momento van a construir y nosotros nos anticiparnos a que la gente tenga su infraestructura eléctrica puesta. Ellos no van a pagar por el servicio hasta tanto no empiecen a construir. Si no hay consumo, no hay cobro. El contador simplemente queda ahí .

Estamos cambiando algunas redes y el costo del cambio de esa infraestructura es asumido por la empresa, pero el cliente debe pagar desde donde sale la red hasta donde está el medidor, que es lo que se conoce con el nombre de cometida. Si el cliente ya tiene el cable y el medidor simplemente se arregla y la empresa no le cobra.

Pero si hay que poner un medidor nuevo el cliente lo tiene que pagar y el costo es de aproximadamente 64 mil pesos. Si es la cometida completa (cable que va del poste a la casa, medidor, caja y polo a tierra) eso estaría en un promedio de 120 mil pesos, más el IVA , señaló Sarracino.

Para facilitar ese pago, en la primera factura se les cobrará el IVA y el costo se divide automáticamente a 12 o a 18 meses sin intereses, explicó.

Finalmente, Sarracino recalcó que los contratistas se deben identificar y nadie debe dar un solo centavo. Cualquier solicitud es corrupción y la pueden denunciar al teléfono 2221166 .

Pie de foto: EN UN TERRENO DONDE solamente hay dos casas, instalaron siete contadores de luz.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
3 de julio de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�