Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

NO SE DEJE GANAR POR HÁBITOS NEGATIVOS EN SU AREA LABORAL

El modelo competitivo moderno ha obligado a las empresas a adoptar cambios estructurales en su forma de desarrollar el trabajo cotidiano. En las organizaciones horizontales, por ejemplo, el recurso fundamental es el trabajo en equipo, donde el desarrollo de habilidades comunicativas es una necesidad imperante. Contrario a ello, el modelo cultural latinoamericano presenta hábitos frecuentes que se convierten en verdaderos problemas de clima organizacional. Jorge Aguilera, investigador de temas relacionados con la comunicación y desarrollo organizacional seleccionó algunos síndromes de comunicación que acaban con el trabajo en equipo:

1. El síndrome del se le sube Este tipo de síndrome se presenta cuando la cabeza de un grupo siente amenazada su autoridad por alguno de los miembros del equipo y decide no motivarlo a continuar para no correr el riesgo de que el éxito se le suba a la cabeza.

Es así que, contrario a aprovechar las destrezas individuales en favor de los objetivos del grupo, se nivela por lo bajo y se pretende apaciguar cualquier iniciativa. El hecho de no reconocer los triunfos al equipo de trabajo genera un pérdida de interés tal que generalmente repercute en actitudes como pérdida de compromiso, desgano y falta de entusiasmo.

2. Síndrome del verde, que verde tan bonito Otra de las barreras que se encuentra frecuentemente para la realización del trabajo en equipo es la creencia de la cabeza de grupo según su palabra es última e indiscutible, cerrando paso a sugerencias sobre posibles riesgos o errores.

Estos omnipotentes todopoderosos son vestigio de nuestro modelo educativo, donde el docente siembre tiene la razón y la única escapatoria es estar completamente de acuerdo con él a cimo dé lugar , afirmó Aguilera.

Bajo este marco de referencia es que para hacer llevadero el trabajo cotidiano basta con que el líder diga verde , para que los miembros del equipo respondan al unísono que verde tan bonito . Este tipo de síndrome es el causante principal de las graves problemas en los procesos productivos, dada la barrera comunicativa que rodea a quien toma las decisiones para poder enterarse de los verdaderos errores.

3. Síndrome de la carrera de ratas Si la cabeza visible de un equipo no sabe canalizar la energía del mismo para compactarse hacia adentro y competir hacia afuera, es muy posible que los miembros del equipo comiencen a competir entre ellos.

Esta especie de pugna por sobresalir al interior del grupo es lo que se denomina carrera de ratas , dadas las condiciones de guerra sin reglas por la obtención del reconocimiento.

Las características de este tipo de síndrome son fácilmente identificables dado que los miembros del equipo ocultan información entre sí o para lograr el primero y mejor las metas y objetivos solicitados por la cabeza de grupo, procuran hablar mal de quienes compiten con ellos para generar una imagen desfavorable, no motivan a los demás cuando alcanzan un logro porque se sienten agredidos con ello y cuando se presenta un problema comienzan a señalar con el dedo culpables sin reconocer sus propios errores.

4. Todo está por hacerse Saber conducir los miembros del equipo hacia el reconocimiento de los errores, la eliminación de los complejos de culpa y la apropiación de responsabilidades sería el primer paso. Pero sin una estricta selección de personal que analice la escala de valores de los aspirantes a cargos corporativos y que vigile las habilidades para trabajo en equipo, el primer paso se quedará por hacer.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
27 de julio de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad