Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

COLOMBIA DESPERDICIA SUS RECURSOS NATURALES

Siempre se ha dicho que Colombia es un país rico en recursos naturales, pero que la violencia no ha permitido que se aprovechen para lograr un mayor desarrollo. Sin embargo, nuevos estudios indican que también el país ha desperdiciado gran parte de su potencial natural por tomar decisiones sin tener información completa sobre el territorio.

Por ejemplo, cuando se construyó la represa de Salvajina, en el departamento del Cauca, no se tuvo en cuenta que la zona era rica en oro. Ahora nos estamos dando cuenta de que es probable que una gran cantidad de oro esté inundada para siempre , informó el Instituto de Investigación e Información Geocientífica, Minero-Ambiental y Nuclear (Ingeominas).

Asimismo, el potencial esmeraldífero es enorme en la zona de Chivor donde se construyó la hidroeléctrica. Nunca se preguntó si los beneficios de inundar el terreno compensaban la pérdida de esmeraldas , dijo Elkin Velásquez, jefe de Investigaciones en Geología para Planificación Ambiental en Ingeominas.

El Instituto no ha cuantificado aún los minerales que se perdieron por las inundaciones; sin embargo, es enfático al aclarar que el problema central no es haber inundado el oro y las esmeraldas, sino haberlo hecho sin la conciencia de las posibilidades que ofrecía su aprovechamiento.

No se podrán tomar decisiones acertadas sobre qué hacer con nuestros recursos hasta que la información del territorio esté completa, dijo Velásquez.

Además, no solo es frecuente el desperdicio de recursos como en Salvajina y Chivor, sino también el mal uso del territorio. El instituto señala que en Marmato, Caldas, las vías de acceso, las redes de servicios y hasta las instalaciones institucionales se dañan constantemente por deslizamientos, causados por la manera desordenada como se lleva a cabo la minería de oro.

Según él, los costos materiales y ambientales de la minería en Marmato superan las riquezas generadas por el oro.

Más riesgos Otro problema del desconocimiento del medio ambiente es que no se pueden medir los riesgos para los seres humanos.

La identificación de las amenazas naturales dijo Ingeominas representa un insumo fundamental dentro del proceso de ordenamiento, ya que permite delimitar aquellas áreas que presentan ciertas limitaciones para el desarrollo de actividades humanas .

En esa línea, los estudios muestran que el trazado de nuestras vías rara vez tiene en cuenta los riesgos y limitaciones que impone el medio ambiente.

La vía Bogotá-Villavicencio dijo Velásquez se ve bloqueada frecuentemente por deslizamientos porque no se estudió la forma de evitar las zonas de riesgo. La vía Cali-Buenaventura es otra que se construyó en zonas de riesgo que habían podido ser evitadas. De hecho, de tiempo atrás se ha promovido la construcción de una vía alterna (Madroñal-Córdoba) que no es tan riesgosa.

Para Ingeominas, construir infraestructura en el sitio equivocado no solo representa un riesgo para la población, sino que le genera gastos innecesarios a la Nación.

Aunque algunos de los proyectos mencionados en el estudio se ejecutaron hace casi 40 años, la entidad sostiene que la tecnología para analizar los proyectos ya existía.

Estos problemas de desaprovechamiento de recursos no son tan marcados en países como Australia y Nueva Zelandia, no porque en el pasado hayan tenido mucha más tecnología, sino porque se tomaron el trabajo de estudiar su dotación natural mucho antes que nosotros, dijo Velásquez.

Y, de todas maneras, citó casos recientes: la hidroeléctrica de Calderas (Antioquia) fue casi destruida por una avalancha en 1990, pocos años después de ser inaugurada, porque no se conocía el peligro potencial que presentaba la zona.

La solución El instituto ya está desarrollando el proyecto Evaluación regional del geopotencial para el ordenamiento territorial , que busca crear herramientas para mejorar las decisiones en aspectos como el aprovechamiento de materiales para la generación de energía, la explotación minera, el manejo de desechos, la conservación del paisaje, la implantación de obras de infraestructura, la conservación de ecosistemas, el aprovisionamiento de agua y la prevención de riesgos naturales.

Este año, como parte del proyecto, se está terminando el estudio del geopotencial en la región del Canal del Dique (Bolívar), y se espera abordar el tema en la región del Pacífico norte. Es probable que acuerdos de cofinanciación con entidades regionales permitan realizar el proyecto en la zona afectada por el sismo de Armenia y en la región del delta del Magdalena.

Ingeominas espera terminar, en cinco años, la primera evaluación de todos los recursos que se encuentran en el territorio. El proyecto cuenta con un presupuesto inicial de 600 millones de pesos.

Si pretendemos un uso sostenible de los recursos, es indispensable conocerlos, saber dónde están, cuál es su calidad, cantidad y valor en cuanto al carácter estratégico para el desarrollo. La evaluación de estos aspectos permitirá priorizar el aprovechamiento de los recursos naturales con el fin de garantizar su sostenibilidad , concluyó Ingeominas *** Algunos casos que presenta Ingeominas: La convivencia minero-urbana insostenible Marmato es un municipio ubicado en el norte del departamento de Caldas. Es conocido por su desarrollo alrededor de un depósito de oro explotado desde la época de la colonia. Según Ingeominas, durante más de 450 años se han explotado cerca de 180 minas en forma desordenada y poco técnica.

Luego de extractar el material que contiene el oro, el material estéril es arrojado sobre la ladera y ese material rocoso, no consolidado, ha generado caídas de bloques y graves procesos de erosión. Adicionalmente, el proceso de tratamiento del material que contiene el oro, mediante la separación del mineral en tanques de cianuración, genera afluentes tóxicos que llegan a las quebradas y los suelos, problemas que superan los beneficios que trae el oro.

* El desconocimiento del patrimonio geológico y natural Según Ingeominas, una de las mayores oportunidades de desarrollo está en el aprovechamiento de la gran diversidad natural por medio del ecoturismo. Sin embargo, todavía no se ha valorado el patrimonio natural, ni la mejor manera de usarlo.

Para el instituto, la Piedra del Peñol en el oriente antioqueño es un ejemplo del abuso del patrimonio natural.

La Piedra no se encuentra en el municipio de El Peñol, sino en su vecino de Guatapé. Sin embargo, la mayoría de las personas la asociaban con la represa del Peñol. Entonces, con el ánimo de aclarar exactamente dónde está localizada la piedra, se ordenó pintar sobre la piedra el nombre de Guatapé en mayúsculas y en color blanco. La alcaldía de Guatapé ordenó detener la obra cuando ya se había alcanzado a pintar Gu.

* Las lecciones de la naturaleza El 21 de septiembre de 1990 un aguacero torrencial cayó sobre la cuenca alta del Río San Carlos en la zona de proyectos hidroeléctricos del oriente de Antioquia. El aguacero produjo mas de 1000 deslizamientos y una avalancha. La Central Hidroeléctrica de Calderas, localizada en una vega del Río San Carlos, fue casi destruida por los impactos de grandes bloques de roca transportados por la avenida torrencial. La represa de Punchiná recibió grandes cantidades de sedimentos que definitivamente afectaron su vida útil.

Según un análisis de varios especialistas, en la década pasada, la experiencia y la información sobre las características y la recurrencia de este tipo de eventos torrenciales catastróficos era escasa. Sin excesivo temor a equivocarse, se podría concluir que el desconocimiento de este tipo de eventos era notorio, afirmó el estudio.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
10 de agosto de 1999
Autor
Arturo Leyva Pizano Redactor Económico de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�