LOS CANDIDATOS, A LA CAZA DEL 50...

LOS CANDIDATOS, A LA CAZA DEL 50...

Una de las tesis que se ha abierto paso en los últimos días es que, tal como van las cosas, la elección presidencial podría definirse en un solo día, el 29 de mayo. Esta hipótesis ha surgido de la manera como las fuerzas políticas se han realinderado después de las elecciones de Congreso. El objetivo de las dos vueltas presidenciales, de acuerdo con algunos constituyentes que respaldaron decididamente su consagración en la Constitución política, era justamente abrir un espacio democrático para las minorías de tal manera que si en la primera vuelta ningún candidato obtenía más de la mitad de los votos, esas minorías jugaran un papel decisivo, mediante alianzas, para la segunda vuelta.

3 de abril de 1994, 05:00 am

Pero contrario a lo que se creía, después de la elecciones de Congreso del 13 de marzo, las fuerzas minoritarias se han ido alinderando con una u otra de las candidaturas fuertes de tal manera que algunos han concluido que uno de los dos candidatos más opcionados podría ganar la partida en una sola ronda.

Sobre la manera como las dos campañas más fuertes, las de Ernesto Samper y Andrés Pastrana, están trabajando en este campo, presentamos un resumen de estrategias.

Samper: a consolidar Alianza por Colombia Desde la presentación pública de su propuesta Alianza por Colombia , la campaña de Ernesto Samper ha conseguido el respaldo de algunas minorías con representación en el Congreso y de conservadores desencantados de las tesis de Andrés Pastrana.

Samper hizo el anuncio de la Alianza durante la convención liberal del 18 de marzo. Consiste básicamente en que, después de ser proclamado candidato único del liberalismo, su estrategia no se centra exclusivamente en el espectro de su partido, sino que en ella pueden confluir otras fuerzas.

Durante la semana de Pascua está prevista la conformación de un bloque de minorías en torno a la campaña de Samper, que estará orientado por un Comité Nacional de Campaña.

Hasta el momento Samper ha venido contando con el apoyo de algunos cristianos. Entre ellos puede mencionarse a Claudia Rodríguez de Castellanos, cuya curul está en vilo pues se halla en la franja en que se libra la guerra de residuos más enconada de las últimas elecciones. El pastor Collin Crawford oficializó su apoyo a la campaña samperista mientras se espera una respuesta afirmativa de la Unión Cristiana que en esta oportunidad es liderada por el ex constituyente Jaime Ortiz Hurtado. La representante a la Cámara reelegida por este movimiento, Viviane Morales, trabaja en favor de la candidatura de Samper.

Los asesores de la campaña del candidato liberal han hablado con dos indígenas de quienes también esperan una pronta respuesta. Se trata del senador reelegido Gabriel Muyuy y de Lorenzo Muelas, ex constituyente y elegido ahora para el Senado.

En materia de adhesiones, la que más afianzó su tesis de la Alianza por Colombia fue la del conservador alvarista Rodrigo Marín Bernal. Marín no avaló el procedimiento de su ex jefe político, Alvaro Gómez, quien adhirió a Pastrana, y decidió jugársela, por primera vez en su historia política, al lado de un liberal.

Con Marín se han ido a acompañar a Samper, hasta el momento, dos senadores. Son ellos Juvenal de los Rios, de Nariño, y Luis Emilio Sierra, de Caldas. En estos días puede producirse una declaración de algunos industriales conservadores en favor de la campaña de Samper. Uno de ellos, según se dijo, es Ronald Backalart, quien fue presidente de la junta directiva de Analdex.

La caza de las minorías por parte de la campaña samperista tuvo en días pasados un nuevo resultado con la adhesión del senador de la Anapo, Samuel Moreno, cuya primera elección al Senado, en 1991, se hizo en la lista de la AD M-19.

Otro sector con el que han hablado los samperistas es con los esperanzados entre quienes se halla Aníbal Palacio, quien no tuvo éxito en su aspiración de ser reelegido al Senado. De ese grupo ya había adherido a Samper el ex constituyente Jaime Fajardo.

Un senador conservador del que se espera un pronto pronunciamiento es Luis Alfonso Hoyos, de Caldas, quien simpatizó con la precandidatura de Humberto de la Calle pero hasta el momento no ha expresado públicamente su respaldo luego de que De la Calle aceptó ser candidato a vicepresidente de Ernesto Samper.

Uno de los candidatos por las negritudes al Congreso, Agustín Valencia, adhirió a Samper, mientras se confirmó que el representante conservador por Nariño Eduardo Enríquez Maya había hecho lo propio.

Ha habido, pues, hasta el momento, una intensa actividad de minorías y de conservadores en torno a la campaña samperista. Pero, como dijo un observador, será en las urnas donde se sabrá si esta estrategia arroja un resultado concreto.

Pastrana: adhesiones sin ofertas ni halagos Cuál ha sido el logro más interesante de Andrés Pastrana en el campo de adhesiones a su programa... un programa que él mismo llama multipartidista? Su campaña tiene una respuesta optimista: el 25 por ciento de los liberales que han expresado su intención de voto el 29 de mayo, han dicho que lo harán por Andrés .

Esa cifra se desprende de la última encuesta contratada por el equipo andresista con la firma especializada Yankelovich.

Héctor García, coordinador del programa denominado liberales con Andrés dice que, a partir de esa realidad tangible , el candidato busca ahora atraer a aquel 70 por ciento que integra la franja abstencionista y a más de la mitad del Partido Liberal que el 13 de marzo le dijo no a Ernesto Samper.

Cuáles son aquellos liberales de peso electoral que se han sumado a la causa andresista? Tanto García como el propio aspirante han dicho que la campaña no está buscando ni cacicazgos, ni varones electorales ni políticos contaminados .

Estamos detrás de los liderazgos liberales regionales. Nos interesa el liberal raso, de la base; también el líder empresarial, gremial o cívico .

El propio Andrés Pastrana ha dicho que, a diferencia de lo que ocurre con Samper, sus adhesiones no son de salón, ni producto del halago o la oferta burocrática, sino que surgen espontáneamente en la plaza pública.

Su equipo recuerda, por ejemplo, que durante un reciente acto público en Medellín personas como Jorge Sanín, Ignacio Herrera o Alvaro Zapata, que se declararon liberales a ultranza , subieron a la tarima para decir que esta vez su partido está huérfano de programa y que se identifican plenamente con las propuestas de Pastrana.

Aunque para algunos parezca un riesgo calculado , lo cierto es que la campaña andresista ha tenido como estrategia no llamar ni detener a ruego a jefes tradicionales conservadores que amenazan con irse con Samper.

Confiamos en la fuerza persuasiva de nuestro programa. No creemos como ocurre en la campaña liberal en los llamados pactos de gobernabilidad, entendidos a la manera de canjes de cuotas burocráticas por votos , dice uno de los directivos de la campaña.

Los liberales, los conservadores los indígenas, los representantes de las negritudes y de las minorías que han acudido a nosotros, lo han hecho espontáneamente porque creen en la sustancia de nuestra propuesta. No vienen a jugarse al azar una cuota en el gobierno o a buscar un bálsamo a los resultados de las elecciones del 13 de marzo , agrega.