Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

UNAS PORRAS PARA ANIMAR

Animan a cualquiera con el movimiento de sus cuerpos. Bailan y sonríen a la gente que admira su arte durante un encuentro deportivo. Mientras que en Estados Unidos es una tradición, desde hace pocos años tomó auge en Bogotá y otras ciudades del país.

Hoy, los colegios de Chapinero y norte de la capital participan anualmente en un campeonato. No es un concurso, pero todos trabajan para hacer una perfecta presentación ante el jurado y el público.

Así se vivió el VI Campeonato de Porristas Ciudad de Bogotá en el Coliseo cubierto El Campín. Treinta colegios realizaron sus coreografías ante el público.

Fue el resultado de un intenso trabajo que se organizó a comienzos del año. Además de los grupos de porristas, también se reconoció la labor de los profesores de educación física, danza y canto de los centros educativos.

Así mismo, el nivel del campeonato mejoró. Es más profesional y el esfuerzo de los planteles es superior, en comparación con los campeonatos realizados en años anteriores en la ciudad.

Este año, la música tuvo arreglos especiales. Se dejaron atrás las canciones comerciales, que alejan la atención del público durante la presentación de los grupos.

Cada colegio, con la ayuda de los profesores de música, escogió los tonos musicales adecuados para el movimiento de las porras. Miguel Cubillas, cantante y especialista en arreglos, hizo el trabajo final de grabación de los casetes que se utilizaron.

Y los coros, con canciones de cada colegio, se incluyeron dentro de los arreglos musicales. En esta forma, los mensajes se escucharon por todos los parlantes del coliseo cubierto. Esfuerzo físico Las piruetas parecen fáciles de realizar. Pero, no es así. Es todo un trabajo de equipo que funciona como un engranaje, donde cada integrante es parte importante del espectáculo.

Un movimiento en falso puede acabar con la presentación e incluso hacer peligrar a los participantes en el caso de las pirámides sobre el piso. Cada participante tiene una responsabilidad definida.

El trabajo de gimnasia se ejecuta en el piso y se disfruta con mayor claridad desde lo alto. Por esa razón, es preferible verlo desde las graderías en escenarios grandes como coliseos.

Los elementos de ayuda visual son también una de las variedades que la gente disfrutó. Los avances y la participación de los colegios cada vez se profesionalizan más , dijo Roberto Caycedo, coordinador del campeonato y profesor en el Gimnasio Nueva Escocia, norte de la ciudad.

La organización de las porras se inició en 1986. El Colegio Nueva Escocia fue el pionero en Bogotá, porque Patricia Ramírez, una de sus directivas, implantó y organizó la idea en el plantel.

Como tiene una trayectoria diferente a los demás centros educativos, no fue tenido en cuenta para el campeonato. Los participantes tienen una técnica que han desarrollado desde hace siete años.

Uno de los planes que la organización del campeonato quiere desarrollar el próximo año es proyectarlo en todo el país y en las universidades , explicó Caycedo.

Hoy, las porristas ganan un espacio y los colegios consideran esta actividad como un deporte más que integra gimnasia olímpica, danza y canto. EN FORMA LOS ENTRENAMIENTOS de los participantes son constantes. Ellos tienen que organizar la coreografía y hacer gimnasia olímpica de piso, que les permite tener elasticidad. LAS FIGURAS que transmiten un mensaje al público son importantes. Requieren de sincronización y equilibrio, según la coreografía. EL JURADO estuvo conformado por Sandra Sarmiento, bailarina profesional; Barbarta Giles, vicepresidenta del Comité Ejecutivo Internacional de Gimnasia Americana, y Fredy Hernández, publicista y fotógrafo profesional, entre otros. LAS PIRAMIDES forman una de las figuras más importantes y de mayor riesgo entre los grupos de porrristas. Exigen un mayor esfuerzo físico y equilibrio de los participantes.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
25 de mayo de 1991
Autor
AURELIO MUÑOZ M.

Publicidad

Paute aqu�