Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

POLICÍAS ABUSAN DEL UNIFORME

Cuatro hombres se bajaron de una camioneta y entraron a uno de mis tres locales de comidas rápidas. Uno de los desconocidos mostró un arma y luego preguntó por mí , cuenta Fredy Mayorga Silva, al comenzar su historia de incidentes con la Policía.

El comerciante dice que no estaba en el lugar, pero minutos después supo del hecho. Ahí mismo me acordé de que días antes un agente me advirtió que varios policías habían hecho una vaca para mandarme a dar en la cabeza , cuenta. Todo esto ocurrió en septiembre pasado.

Después de la supuesta amenaza, Mayorga sintió miedo y denunció los problemas que había tenido con varios agentes de la Estación de Kennedy.

Las intimidaciones con amago de muerte no se repitieron nunca, reconoce él. Lo que sí se repitió y se sigue repitiendo, según el comerciante, son los roces con algunos agentes del CAI que atiende el sector de Techo, en Kennedy.

Pasan, insultan y se ríen luego de decir que muy pronto van a estar cerrados mis tres locales Hasta mediados 1997 la relación con la Policía era cordial. Extrañamente cambió cuando empezamos a cobrarles a los agentes lo que comían aquí, porque el consumo mensual de ellos estaba llegando a 500 y 800 mil pesos y no podíamos seguir así . afirma el comerciante.

Según Mayorga, después de esto los policías dejaron de ir a comer y al tiempo regresaron para provocarlos, a él y sus trabajadores, con palabras y con informes injustificados . Dos de sus empleados confirmaron esta versión.

El comerciante dice que tres veces le han sellado dos de sus establecimientos en los últimos nueve meses. La primera vez me cerraron porque el local estaba abierto antes de la una de la mañana y yo tenía licencia para trabajar hasta las tres, y la segunda, porque hubo un bochinche junto al CAI y me echaron la culpa a mí . afirma Mayorga.

Replica el oficial Su denuncia ante la Policía, la Defensoría y la Procuraduría es concretamente contra el comandante de la Estación de Policía de Kennedy, teniente coronel Oscar Gamboa Argello.

Por abuso de autoridad, porque me ha cerrado los locales con base en los informes falsos que me hacen los agentes , alega el comerciante.

Al exponer su parte, el oficial sostiene que ha sellado tres veces dos de los locales de comidas rápidas porque su propietario ha violado el horario y por hechos de algarabía y riña.

Al que infrinja la ley se la aplico porque el que la hace tiene que pagarla. A mí me pueden investigar las veces que quieran , afirma enfático el coronel Gamboa.

El oficial asegura que en el local de Mayorga han agredido a los agentes y que incluso uno de ellos estuvo hospitalizado.

El coronel cree que la intención del comerciante es sacarlo de la Estación de Kennedy.

Afirma que el problema con los locales viene desde 1995, año en que se falló una tutela en favor de vecinos de Kennedy, que pidieron el cierre de varios negocios por problemas de ruido y algarabía.

En la Procuraduría Delegada para la Policía Nacional, el caso de Mayorga y el coronel Gamboa apenas está en la etapa de indagación.

Todavía no se sabe si hubo o no abuso de autoridad, y si hubo, se sanciona , dice un vocero de ese organismo que investiga las denuncias contra los oficiales.

Las quejas Según los investigadores, las denuncias contra los oficiales han disminuido significativamente desde que el general Rosso José Serrano adquirió la facultad discrecional para retirar a quienes no cumplen a cabalidad con sus deberes de policías.

Hace seis meses el alto oficial recibió los resultados de una investigación sobre corrupción entre los policías. El estudio fue contratado por él mismo y hasta hoy sólo él conoce su contenido.

Por el momento, se sabe que la Procuraduría delegada conoce de 63 quejas, sólo por abuso de autoridad. Se incluyen en esa categoría casos de allanamientos arbitrarios y atropellos en manifestaciones públicas, de todo país.

En la Procuraduría Distrital, que investiga las denuncias contra policías de menor rango, las quejas son constantes. Contra ellos es lo que más recibimos , afirma un funcionario.

En la Procuraduría Distrital Primera, que normalmente investiga la mitad de las denuncias, han recibido este año 156 quejas. En la Segunda, la cifra es similar.

Las más comunes tienen que ver con retenciones arbitrarias, agresiones físicas y comparendos.

También existen denuncias contra policías que se valen de su investidura para no pagar arrendamiento, según los registros de la Procuraduría Distrital.

En el caso del comerciante de comidas rápidas, los repetidos incidentes con los policías lo llevaron a decidir su salida de la capital. Piensa vender sus locales y buscar residencia en otra ciudad del país.

Se pronuncia el general Serna El comandante de la Policía Metropolitana, general Argemiro Serna, recibió del comerciante Fredy Mayorga una denuncia contra el comandante de la Estación de Policía de Kennedy por supuesta persecución.

Sin embargo, no conocía el incidente sobre los hombres armados que aparecieron en el local de Mayorga y tampoco que en el pasado algunos agentes comieron gratis en el lugar. Ojalá el vuelva y me exponga los hechos y yo le soluciono este problema , dice el alto oficial.

Al conocer la primera denuncia, el comandante de la Policía Metropolitana habló con el coronel Oscar Gamboa.

El me explicó que los cierres a los locales del comerciante tenían que ver con violaciones a las normas, como venta de licor, por ejemplo. Ahí no se puede hablar de persecución, se tiene que hablar de aplicación de la norma que se tiene que cumplir , señala el alto oficial.

En todo caso, piensa el general, la investigación tiene que ser justa y ecuánime.

Veinte descabezados A la Procuraduría Primera Distrital llegó hace poco una denuncia, según la cual, los agentes de una estación se quedaron con el celular y el dinero de una persona que retuvieron con una dosis personal de alucinógenos.

Para no entorpecer las labores de indagación, el organismo investigador se abstuvo de revelar el nombre del denunciante.

Estos casos, sin embargo, no son frecuentes, según la Procuraduría. Así lo confirma también la Oficina de Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo, que por lo general conoce primero las quejas. Esa institución asegura que las denuncias por corrupción tampoco son comunes ahora.

Al ser consultado sobre la frecuencia en desmanes y corrupción por parte de sus hombres, el comandante de la Policía Metropolitana, general Argemiro Serna Arias, afirmó que desde que él se posesionó han sido retirados de la institución 20 policías por problemas en el cumplimiento de sus deberes. La política es que todo deshonesto debe irse , añadió el oficial.

Denuncias actuales contra oficiales por abuso de autoridad En indagación preliminar: 33 En investigación disciplinaria: 11 Con formulación de cargos: 6 Con pruebas: 6 En apelación de pruebas: 2 En notificación de fallo: 2 En apelación de fallo: 3

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
1 de julio de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad