Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

REGALOS PARA EL CARRO DE PAPÁ

Si está buscando regalo para papá y más específicamente para el carro de él, afortunadamente hay mucho para escoger y a muy buenos precios.

Gracias a lo positivo de la apertura económica, hoy día existen decenas de tiendas especializadas en vehículos (o secciones de hipermercados) y es en ellas donde se puede encontrar el detallito para el viejo.

Dentro de las tiendas especializadas que venden accesorios para el carro están La Esquina (de la calle 74 con carrera 13), Pierco (de la calle 76 con 13), Competition (de la calle 74 con 18), 4x4 Pickup Center (de la avenida ciudad de Quito con calle 75 A), las zonas de la calle 76 entre carrera 15 y avenida Caracas y de la avenida ciudad de Quito entre 45 y 50.

En los hipermercados y similares también hay secciones especializadas, como en Home Sentry (de la autopista Norte con calle 128), en los almacenes Exito y en Carrefour, entre otros.

En estos sitios hay de todo: desde sencillos llaveros hasta sofisticados winches. Lo ciertos es que siempre hay un obsequio, según la capacidad del bolsillo de quien quiere regalarle algo a su padre.

Hasta de 100.000 En las tiendas especializadas se consiguen bonitos llaveros en cuero con el logo de la marca del carro por unos 35.000 pesos.

Si el motor del carro de papá ya está que saca la mano, venden restauradores de desgaste que por 17.000 pesos solucionan en algo la fumadera y la pérdida de potencia.

El kit de carretera, compuesto de extintor, botiquín, señales, tacos y guantes puede costar unos 30.000 pesos. Un juego de llaves de copas se consigue en 15.000.

Tapetes para el carro hay muchos, pero los sobremedidas valen 80.000.

El necesario tercer stop, que tantos accidentes previene, vale alrededor de 80.000 pesos.

Una lámpara de emergencia con varios servicios y modos de iluminación vale 35.000.

Si el papá es joven y tiene todavía sangre de gomelo, le puede gustar una salida de tubo de escape especial que, según dice el catálogo de la firma fabricante, si se instala bien, ayuda a retirar con mayor velocidad el humo y, en consecuencia, ofrece alguna mejoría en la potencia. La más sencilla vale 80.000 y la más sofisticada, 160.000.

Los pedales de competencia que mejoran el agarre de los zapatos, cuestan entre 33.000 y 86.000 pesos.

Los protectores para los cinturones de seguridad cuestan alrededor de 38.000.

El precio de las elegantes perillas para la barra de cambios, según el material (plástico, madera o forradas en cuero), oscila entre 65.000 y 125.000.

Más de 100.000 Claro está que estas perillas por sí solas no engalanan el carro. Si se acompaña de un timón deportivo (entre 195.000 y 700.000), se logra el efecto de sobria distinción.

Un poco más de 100.000 pesos vale un reloj medidor de presión de aceite para empotrar en el tablero de instrumentos.

Los relojes cuentarrevoluciones (o tacómetros) de calidad cuestan unos 200.000.

Los espoiler traseros con tercer stop integrado tienen un valor aproximado de 300.000.

Las siempre útiles exploradoras, toda vez que sean bien instaladas y estén bien alineadas, tienen diversos precios en virtud de su tamaño y calidad, pero unas de redondas de tamaño mediano pueden costar 54.000 y si son rectangulares, 54.000.

Regalazos No por ser más caros los regalos les significan más a los papás. Si se les da con cariño unos rines nacionales (alrededor de 100.000 pesos) o importados (entre 200.000 y 320.000), se queda como un príncipe.

Los tarros silenciadores con ruido especial que en cualquier centro de tubos de escape los instalan se consiguen por 465.000 pesos.

Pero si quiere regalarle unos caballos más de potencia, por menos de 500.000 el motor del carro se sentirá como de 15.

Si papá tiene campero y de vez en cuando se entierra en el barro, un winche seguro lo saca de cualquier apuro (entre 1,5 y 2,5 millones).

Visite hoy las tiendas y fájese mañana con el taita.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Vehículos
Fecha de publicación
19 de junio de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: