NACE EL BANCO AGRARIO DE COLOMBIA

NACE EL BANCO AGRARIO DE COLOMBIA

A rey muerto, rey puesto. Esto fue lo que precisamente sucedió con la desaparición de la Caja Agraria y la creación del Banco Agrario de Colombia.

29 de junio de 1999, 05:00 am

El proceso no es una reestructuración de la Caja Agraria, es su liquidación. En palabras simples, dejará de existir.

La nueva entidad bancaria prestará los mismos servicios de la desaparecida Caja Agraria, es decir apoyar al sector agropecuario del país. El nuevo banco contará- con 682 oficinas en todo el país que cubrirán 455 municipios.

La diferencia es que se incrementarán las auditorías para asegurarnos que los créditos vayan efectivamente al sector agropecuario, y no cómo estaba sucediendo que confiábamos en la palabra de la persona y muchas veces estos préstamos iban para cualquier cosa menos para lo que fueron solicitados , aseguró Pío Santos Jiménez, gerente de la desaparecida Caja Agraria.

Tres serán los objetivos del nuevo banco: el sector agropecuario, la atención a municipios y departamentos y los ahorradores.

El nuevo banco funcionará como cualquier otro del país con la diferencia que no prestará los servicios en comercio exterior, y el número que le fue adjudicado fue el 40.

En la actualidad se está en proceso de migración y cierre, que es trasladar las cosas positivas de la Caja Agraria al nuevo Banco Agrario de Colombia.

Esto implica que los clientes buenos de la Caja Agraria pasarán al nuevo banco con todas las ventajas que ofrece la entidad.

Mientras que los deudores morosos tendrán que saldar sus deudas con el Estado colombiano. De lo cual se encargará una firma externa.

El nuevo banco contará con un patrimonio autónomo de 160 mil millones de pesos y un capital de 2.4 billones de pesos.

Con todos estos capitales y sin problemas de cartera vencida se espera dar el impulso que requiere el sector agropecuario , afirmó Santos Jiménez.

Así mismo, agregó que la manera de solicitar los créditos no variará mucho. Los clientes de la Caja Agraria pueden solicitar los créditos del nuevo banco bajo el mismo procedimiento con el cual se estaban solicitando los de la Caja Agraria. La liquidación de la Caja Agraria también implicó la salida de los 7.784 empleados con que cuenta la entidad en el país y de los 234 funcionarios de la regional de la Orinoquia, la cual cubre los departamentos de Vichada, Guaviare, Vaupés, Guainía y Meta.

En el país, el nuevo banco funcionará con 4.576 funcionarios mientras que en la regional solo se necesitarán 135, lo cual quiere decir que se suprimirán 99 empleos de planta.

El costo de indemnización de cada empleado costará 29 millones de pesos en promedio, el gobierno Nacional ya dispuso de 226 mil millones de pesos para tal efecto.

Lo que se pretende es que la gente que ha reunido las calidades en su hoja de vida pase al nuevo banco. Hay que acabar con la mediocridad y el anquilosamiento administrativo. La gente que va a entrar al nuevo banco entra con un gran compromiso, como es el de ponerlo a competir con los mejores del país , aseguró el gerente de la nueva entidad.

A sus 29 oficinas en la Orinoquia, se sumará una más. La que se reabrirá en Miraflores (Guaviare), la cual fue destruida en la pasada toma guerrillera a la población, el 3 de agosto del año pasado.