Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

RESUCITAN LAS RADIONOVELAS

Quién podía imaginar el regreso de las radionovelas en vísperas del tercer milenio y con los medios electrónicos en plena evolución? Muy pocos, pero ya están al aire. Este género de la radiodifusión alcanzó los más altos índices de sintonía en los años sesenta y setenta, cautivando una inmensa audiencia. Arandú y Kalimán tienen un lugar especial dentro de las series de acción, en tanto que El derecho de nacer rompió todos los estudios de audiencia y el corazón de las mujeres.

Por cerca de dos décadas las radionovelas llevaron entretenimiento al país hasta que en el aparato de televisión irrumpieron Natacha y Esmeralda , paralizando los quehaceres domésticos, causando quema masiva de ollas, almuerzos salados, arroces ahumados y tantas otras catástrofes culinarias cuyos efectos se sintieron en todos los estratos sociales.

Ante la arremetida de las telenovelas, Todelar fue la única empresa que trató de mantener al aire las alicaídas historias, sin mayor éxito, teniendo que archivar su elenco de radioactores. Caracol tomó los elementos básicos de las radionovelas y por algún tiempo llegó a los colombianos con Buenas tardes doctor , una especie de consejos médicos, que desapareció junto con su narrador, el paipano Edgar Oviedo Sandoval. En agosto pasado nuevamente Todelar regresó a las radionovelas con Kalimán y Caracol estrenó el martes anterior Cosas de la vida .

El retorno de Fabio Camelo, Erika Krumm, Carlos Pinzón y Alvaro Ruiz, entre otros artistas, no es la simple resurrección de las radionovelas. Es la materialización, en la radio, de uno de los géneros clásicos del periodismo, la crónica escrita dentro de los parámetros de la literatura de no ficción que tiene su soporte en una detallada investigación de la noticia. De ahí la presencia de un equipo periodístico que trabaja hombro a hombro con los libretistas para entregar un producto profesional, ameno y de fácil consumo.

Esta novedosa forma de hacer periodismo investigativo surge como alternativa ante la saturación noticiosa en que se sumergió el país luego del éxito de 6 A.M. -9 a.m., modalidad en la que prima la chiva , sin mayor profundidad y que además no es fácil comprensión para una importante franja de la población. Los dramatizados radiales tienen la magia de brindar a los oyentes la posibilidad de formar sus propios personajes, caracterizándolos y creando el ambiente en que se desarrolla la historia.

Llama la atención dentro de este gigantesco engranaje la forma como se realizan los llamados efectos especiales, en cuya elaboración, pese a la avanzada tecnología existente, se recurre a los viejos trucos de las radionovelas, debe ser que al igual que para escribir, no se requiere de un computador, sino como afirmara Neal Copple, es necesario hacerlo con la mente.

*Periodista.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Editorial - opinión
Fecha de publicación
26 de octubre de 1999
Autor
ALFREDO DEHQUIZ MEJA.

Publicidad

Paute aqu�