RAÚL SALINAS, CONDENADOA 50 AÑOS DE PRISIÓN

RAÚL SALINAS, CONDENADOA 50 AÑOS DE PRISIÓN

Un juez condenó ayer a 50 años de cárcel a Raúl Salinas de Gortari (hermano del ex presidente de México Carlos Salinas), acusado de ser el autor intelectual del homicidio de su ex cuñado, José Francisco Ruiz Massieu, secretario general del PRI, el 28 de septiembre de 1994.

22 de enero de 1999, 05:00 am

Raúl Salinas de Gortari está preso desde febrero de 1995 en el penal de máxima seguridad de Almoloya de Juárez, estado de México, a unos 65 kilómetros al oeste de la capital. Allí permanece en una celda (con cama de cemento) iluminada ininterrumpidamente, para ser vigilado las 24 horas del día.

El juez tercero de Distrito Penal, Ricardo Ojeda Bohorquez, que sentenció a Raúl Salinas, también le suspendió sus derechos políticos mientras cumple la condena. Sus abogados ya anunciaron una apelación.

Además del juicio por el delito de homicidio, Raúl Salinas se enfrenta a otros procesos penales por los delitos de enriquecimiento ilícito, narcotráfico, uso de documentos oficiales falsificados e informes falsos rendidos a una autoridad distinta de la judicial.

La captura del hermano mayor del ex presidente de México Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) desveló grandes índices de corrupción al más alto nivel en el Gobierno.

En otro plano, su arresto hace casi cuatro años estremeció la política, cuyas leyes no escritas prohibían que se tomara cualquier medida por parte de un Presidente entrante en contra de su antecesor o su familia.

Pero el presidente Ernesto Zedillo se apartó de la tradición al aprobar su detención en 1995 por recomendación de su Procurador General.

Luego se inició una investigación a las finanzas de Raúl Salinas. Según un informe del gobierno suizo, él recibió más de 500 millones de dólares del narcotráfico.

Cielos abiertos De acuerdo con las investigaciones, ante la creciente dificultad que encontraron los jefes de los carteles de Medellín y Cali para enviar la droga a Estados Unidos por mar o por aire, Raúl Salinas utilizó entre 1988 y 1994 el poder que tenía dentro del gobierno de su hermano, para convertirse en el jefe de una operación que permitía el paso de entre 7 y 21 toneladas de droga mensuales, transformando a México en el centro de tránsito de la cocaína colombiana hacia E.U.

Las autoridades suizas están tratando de confiscar 114 millones de dólares que Salinas depositó en cuentas en Ginebra y Londres, algunas veces utilizando nombres falsos.

El caso de Raúl asestó un duro golpe a la otrora brillante reputación de su hermano Carlos. Raúl, conocido como el Hermano Incómodo , se convirtió en digno portador del apodo.

Carlos Salinas fue elogiado por la comunidad internacional y su popularidad aumentó durante los primeros cinco años de su periodo presidencial.

Sin embargo, un sorpresivo levantamiento rebelde y dos asesinatos políticos, arruinaron el último año de su presidencia.

Para colmo de males, tres semanas después de entregar la banda presidencial a Zedillo, su otrora ministro de Educación, estalló una fuerte crisis económica en el país que provocó una súbita devaluación del peso y sumió a México en la peor recesión en medio siglo. A Carlos Salinas se atribuyó gran parte de la culpabilidad.

Dos meses después del cambio de gobierno, Raúl Salinas fue arrestado y encarcelado acusado de ser el autor intelectual del asesinato de Ruiz Massieu.

Poco después, Carlos Salinas, en desgracia, huyó de México y se auto exilió en Irlanda, donde vive actualmente.

Los dos hermanos fueron muy unidos e incluso compartieron la misma habitación en la infancia, cuando ambos estuvieron involucrados en la misteriosa muerte de una sirvienta en un accidente doméstico.

Los Salinas forman parte de una familia de eminentes políticos. El padre de ambos, Raúl Salinas Lozano, fue secretario (ministro) de Hacienda del gobierno del presidente Adolfo López Mateos y embajador de México en la Unión Soviética.