PUENTE NAVARRO, 100 AÑOS DE HISTORIA

PUENTE NAVARRO, 100 AÑOS DE HISTORIA

Quienes han tenido la oportunidad de viajar por todo el mundo y conocer las joyas arquitectónicas de las grandes ciudades, están de acuerdo en que el Puente Navarro de la ciudad de Honda, no tiene nada que envidiarle a aquellos monumentos históricos de Europa, Asia o Estados Unidos.

6 de enero de 1999, 05:00 am

El Puente Navarro, ubicado al oriente de la Ciudad de los Puentes, en el barrio Pueblo Nuevo a sólo 200 metros de la zona colonial fue elevado a la categoría de Monumento Histórico nacional el 10 de mayo de 1994, mediante Decreto 936, gracias a sus méritos técnicos y estéticos y la relevancia que para la historia Nación al ha tenido esta importante obra de ingeniería.

Desde tiempo atrás los gobiernos habían concedido permisos para la construcción de vías y líneas de ferrocarril, pero sólo el 27 de agosto de 1892, mediante la Ley 6, el Congreso de Colombia autorizó al Gobierno de Miguel Antonio Caro, la construcción de un puente de hierro sobre el río Magdalena, construcción que recayó en la persona de Bernardo Navarro Bohórquez, mediante concesión con cobro de peaje por 99 años.

Narran los cronistas que la primera piedra fue colocada el 13 de junio de 1894, que su construcción se terminó el 24 de diciembre de 1898 y que de acuerdo con la tarjeta de invitación, fue inaugurado el 16 de enero de 1899, un día especial Bernardo Navarro, quien cumplía 52 años de vida.

La creación de un boyaco Navarro Bohórquez había nacido en Tunja el 16 de enero de 1847. Hijo de Cándido navarro y Caya Bohórquez, este boyacense mantenía un espíritu conciliador y que sobresalía de su fuerza de trabajador incansable y tenaz. Luego de muchas vicisitudes llegó a Honda en 1874 donde se radicó con su familia. Viajó a Europa y su trabajo y abnegación en el trabajo le inspiraron a hacer el primer puente metálico del país y de América del sur.

El puente tiene una estructura de hierro y acero del tipo llamado Cantilever de cornisa, con una longitud de 167.65 mts, 5.20 mts de ancho y una altura de 18.30 mts sobre el río. La estructura fue adquirida a la compañía San Francisco Bridge Company de Nueva York, a través de gestiones hechas por Norman J. Nichols.

El precio del puente ha sido calculado en cien mil pesos oro americano, comunica a Honda con Puerto Bogotá en Guaduas, Cundinamarca. En un principio había que pagar un peaje que cobraba Lucio Rodríguez en Cundinamarca y Pascasio Medina en Honda. El precio estaba dado de acuerdo a la carga. Se pagaba en cuartillos, una moneda más pequeña que la de centavo.

El próximo 16 de enero, la alcaldía rendirá un homenaje a su principal joya arquitectónica, orgullo de los colombianos.

Colaboración, Tiberio Murcia