Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ROPA EJECUTIVA PARA SECRETARIAS

Quien se imaginaría que a principio de siglo las funciones secretariales eran ejecutadas sólo por hombres? Quizá nadie, puesto que hoy en día éste oficio es liderado por mujeres. El machismo que mantuvo a las damas relegadas a las labores del hogar hasta la década de los cincuenta responsabilizó exclusivamente a los hombres de la armonía en las oficinas, que no es más que la suma de tareas con las que tiene que cumplir la asistente del jefe.

Con la llegada de las mujeres al oficio, se le utilizó --en el buen sentido de la palabra-- para proyectar la imagen de la empresa fuera y dentro de ella, con sus excelentes relaciones humanas y presentación intachable gracias al vestuario que lucían. En sus comienzos se trató de líneas sobrias, pero con el tiempo fue mejorando la calidad hasta competir con las pintas propias de las ejecutivas.

Un buen corte y una buena confección son definitivos a la hora de vestirse para ir a trabajar. Weekend invitó a dos destacadas diseñadoras barranquilleras a formular sus propuestas para las secretarias. Ramona de Jadar, especializada en uniformes que no lo parecen, diseñó para las secretarias maduras, y Diana Jácome, para las más jóvenes.

En las piezas de ambas está presente la durabilidad que debe tener la ropa de trabajo. A las pintas de Diana se las proporciona el lino flex, un material que exige cuerpos armoniosos; y a las de Ramona, los linos nacionales, las gabardinas, las serrutinas, los algodones viscosos y demás fibras sintéticas con base de poliéster que le dan mayor resistencia.

Estas telas no son el último grito de la moda, pero las diseñadoras aseguraron que las prendas que se pueden confeccionar con ellas les durará hasta tres años y tiene buena fijación de colores, es decir que no se destiñen fácilmente.

De acuerdo con la tendencia de la moda que imponen las pasarelas estadounidenses y europeas son los colores de los sastres y vestidos para ir a trabajar, ya sea a la oficina, a una reunión con otra empresa con la que se tenga alguna alianza estratégica o a un coctel, eventos que nunca faltan en la mayoría de las organizaciones.

Gris y rosado es la combinación por excelencia; y cuando falta este último, se reemplaza por fucsia, rosa vieja, verde menta, lila, azul, amarillo y todas aquellas tonalidades pasteles que resalten el color de piel. El verde pistacho y el marrón también continúa en furor y el turquí no ha dejado de ser el que lidera la gama de moda en lo que respecta a ropa para secretarias. Las tonalidades tierra y el negro también son muy prácticas y vestidoras.

En cuanto a los accesorios de las prendas de vestir, mientras más clásicos y minimalistas, mejor. Los botones dorados están abolidos, al menos en la ropa para oficina; mientras que los de níquel empiezan a tener acogida. Pero definitivamente los que mandan la parada son los clásicos tono sobre tono, más bien de tamaño pequeño.

La ropa de trabajo debe ser clásica, vestidora, durable, impecable, de buen corte y cómoda.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
16 de abril de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�