Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LA DRAMÁTICA CARTA DE J. FREITAS

Al conocer que la guerrilla de las Farc reconoció que hombres de ese grupo secuestraron y asesinaron a su hijo y otras dos activistas, Julie Freitas envió un mensaje en el que pidió que no se derrame más sangre en Colombia, y que las Farc suspendan todas las ejecuciones, incluyendo la de los asesinos de su hijo Terence.

La siguiente es la carta de Julie Freitas: A la prensa colombiana e internacional, a los gobiernos de todo el mundo, a los representantes de los organismos no guberamentales, y a los jovenes: He recibido los últimos reportajes informando que líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), han responsabilizado a un comandante local de su organización por los asesinatos de mi hijo, Terence Freitas, 24, Ingrid Washinawatok, 41, y Lahe ena e Gay, 39.

Quisiera declarar enfáticamente que los familiares y amigos cercanos de Terence no queremos ver más sangre derramada en Colombia. Entiendo que las Farc con frecuencia emplean métodos de justicia interna, ejecutando a sus miembros. Ruego a las Farc, por favor no se acaben con las vidas de mas jóvenes. No quiero que otra madre tenga que soportar este dolor tan profundo que significa la pérdida de un hijo.

Si, de hecho, miembros de las Farc son responsables, quisiera hablar con ellos para entender las raíces de su rabia, las raíces de esta furia que les impulsó a cometer este acto incomprensible - la matanza de tres personas que ni siquiera conocieron.

Quiero que sepan que mi hijo trabajó apasionadamente en su vida, la cual fue tragicamente interrumpida, para promover la paz, la tolerancia y la vida en Colombia y en el mundo, siguiendo el ejemplo de los U wa, la gente que piensa .

Los líderes espirituales de los U wa me han informado que mi hijo Terence, esta semana, les visitó en un sueño. En este sueño, Terence les entregó un caracol, el cual simboliza para los U wa la paz y la resolución de los conflictos.

Ojalá que este clamor de mi hijo se arranque desde la tierra sagrada de los U wa, desde Kajka Ika, el corazón del mundo, y que se riega por toda Colombia, y por toda la comunidad internacional. Que personas de integridad en todo el mundo respondan a esta tragedia, redoblando los esfuerzos para traer la paz a Colombia, para que comunidades y pueblos como los U wa puedan continuar preservando la vida humana y la dignidad de la tierra.

Antes de su muerte, Terence colaboró en escribir un informe titulada: Sangre de Nuestra Madre. El informe proféticamente dice: El presidente electo Andrés Pastrana se enfrenta a una gran oportunidad con esta crisis. Un proceso de paz muy promisorio entre la guerrilla y el gobierno que puede crear el espacio para que prevalezcan cabezas más frías. Todavia hay tiempo para que triunfen los derechos humanos encima de los intereses de las corporaciones multinacionales.

Siguiendo el ejemplo de mi hijo, solicito lo siguiente: -Que todos los grupos guerrilleros, las organizaciones paramilitares y las fuerzas de seguridad del estado colombiano declaren un cese de fuego inmediato y multilateral para crear el espacio para que prevalezcan las cabezas más frías .

-Que se adelante una investigación exhaustiva e independiente de estos asesinatos.

-Que las Farc cesen todas las ejecuciones, aún las de los responsables de estos crímenes.

-Que los miembros de la comunidad internacional, de sectores gubernamentales y no gubernamentales, organicen un esfuerzo multilateral por la paz en Colombia, similar al esfuerzo adelantado en los acuerdos de Dayton, buscando la paz en Bosnia.

-Que los jóvenes en todo el mundo sigan el ejemplo de mi hijo, viviendo desde las raíces de sus convicciones, caminando sin miedo y con dignidad.

En paz, Julie Freitas Madre de Terence Freitas ** Que el caso no encienda más la guerra Los compañeros de Terence Freitas, Ingrid Washinawatok y Lahe ena e Gay pidieron que la muerte de estos activistas no fuera pretexto para agudizar la violencia en Colombia.

Los siguientes son apartes de una declaración de las ONG: Siguiendo la revelación por líderes de las Farc de que uno de sus comandantes es responsable del asesinato sin sentido de nuestros tres amigos y colegas Terence Freitas, Ingrid Washinawatok and Lahe ena e Gay, condenamos este acto en los términos más fuertes y pedimos los culpables sean enviados a una justicia no violenta.

Estamos horrorizados de que un grupo que clama ser solidario con los pueblos indígenas cometa actos tan bárbaros.

La admisión de las Farc no puede tomar el lugar de una investigación completa sobre las muertes.

Hacemos un llamado para que cualquier investigación sobre las muertes de nuestros amigos examine el papel y las responsabilidades de las compañías multinacionales petroleras en el sobreviniente ciclo de violencia en la región.

El comienzo de este ciclo en el territorio u wa coincidió con los esfuerzos de la firma de Los Angeles Occidental Petroleum de explorar en esa región.

Hacemos un llamado a la Occidental a que suspenda operaciones y retira su solicitud de perforar en el territorio ancestral u wa.

Las muertes de estas tres personas que trabajaban por la paz y la justicia no puede ser una excusa para encender más la guerra civil en Colombia con los dólares de los impuestos de Estados Unidos. Ni debería este horroroso caso ser usado para impedir las conversaciones de paz en Colombia.

Para los u wa, esta paz sólo llegará con la cancelación del proyecto petrolero, el cual, en palabras de Terence Freitas, pende sobre ellos como una sombra de muerte .

Miembros del grupo de trabajo en defensa del pueblo U wa: Amazon Coalition; Amazon Watch; Action Resource Center; Earth Justice Legal Defense Fund; Earth Ways Foundation; International Law Project for Human Environmental & Economic Defense; Project Underground; Rainforest Action Network; Sol Communications.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
16 de marzo de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad