Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CUIDADO CON LAS MANCHAS Y ESCAMAS EN LA PIEL

Las manchas con escamas en la piel es un trastorno que afecta a millones de personas en el mundo. Actualmente, existen varias opciones terapéuticas eficaces y ya hay ensayos en marcha destinados a encontrar nuevos fármacos, e incluso una vacuna, contra este trastorno hereditario. Estas manchas rojas recubiertas de escamas que ocasionan leves molestias pero llamativas, es un problema más complejo de lo parece, y muy pocas veces se les presta atención médica. Generalmente, estas manchas afectan zonas distintas de la piel, como codos, rodillas y cuero cabelludo.

Médicamente esta afección se conoce con el nombre de psoriasis y no es contagiosa, pero se convierte en un verdadero problema cuando aparece en la infancia, ya que con frecuencia se convierte en una sentencia de enfermedad para toda la vida.

Antes, quienes padecían de este problema optaban por tratar diferentes productos, como cremas y aceites, que prometen mejoría, pero en muchos casos lo único que se conseguía era llevar el cabello y la piel con un aspecto grasoso frecuentemente.

Afortunadamente, las cosas han cambiado y hoy en día se cuenta con tratamientos eficaces y cómodos, que permiten hacer una vida normal sin padecer los síntomas.

No todas las manchas se producen de forma hereditaria. En la edad adulta, el cambio continuo de métodos anticonceptivos, producen manchas y escamas en la piel. Lo recomendable es seleccionar cuidadosamente cuál es el método adecuado para cada persona y utilizarlo por largos periodos.

No obstante, en casos específicos de contraindicación médica, intolerancia o aparición de efectos colaterales no deseables de un determinado método, es preciso cambiar a otra alternativa con previa recomendación médica especializada.

Una de las consultas más frecuentes después de las vacaciones son las reacciones fototóxicas que suceden después del contacto de la piel con sustancias cítricas más la exposición al sol.

Efectiva solución Con el fin de conseguir una óptima solución al problema, es indispensable conocer su origen. El tratamiento médico para combatir este tipo de manchas está compuesto por la lubricación de la piel con emolientes, evitar el exceso de exposición solar o baños, evitándose tomar duchas prolongadas.

El mejor tratamiento es aquél que se prescribe de forma individualizada. Su eficacia variará en función de la estrecha colaboración que mantengan médico y paciente.

La fototerapia es el poder de los rayos UVA y consiste en exposiciones controladas a la radiación ultravioleta A, varias veces en semana, junto a la administración de sustancias fotosensibilizantes.

Medicamentos orales como Metotrexate, retinoides y ciclosporina son fármacos que precisan una administración cuidadosa, por sus efectos secundarios (toxicidad hepática, renal e inmunosupresión).

Asimismo, se están realizando ensayos con la terapia fotodinámica que se ejecuta en tres minutos y minimiza los riesgos que puede acarrear la fototerapia.

El Calcipotriol es un derivado de la vitamina D tan eficaz como los corticoides, pero no causa atrofia siempre que se usen las cantidades recomendadas.

Un nuevo fármaco relacionado con la vitamina A, Tazaroteno, también ha logrado buenos resultados en estudios experimentales. Su único efecto secundario observado es una leve irritación en algunos casos.

OTRAS CLASES DE MANCHAS El vitiligio es otra enfermedad producida por manchas blancas en la piel, y se caracteriza por los melanocitos, que son las células que producen el pigmento.

Son muchas las teorías que se le relacionan con las causas del vitiligio. Una de ellas, tal vez la más aceptada, es la inmunológica que sostiene que el paciente produce anticuerpos contra sus propios melanocitos, destruyéndolos.

Existen varios tratamientos para el vitiligo, aunque hay que tener en cuenta que estos son prolongados y que las áreas que más fácilmente mejoran son la cara y el cuello, siguiendo en su orden las del tronco, los brazos y los muslos. En los antebrazos, las piernas, las manos y los pies, el tratamiento no es tan efectivo.

Inicialmente el tratamiento se realiza con base en la aplicación de cremas medicadas. Si esto no da resultado, existen otras terapias.

Una de ellas es la puvaterapia que consiste en exponer al paciente a rayos ultravioletas, antes de lo cual debe tomar una medicación. El objetivo es aumentar la sensibilidad de la piel a los rayos ultravioleta, logrando un efecto repigmentante en el vitiligo, es decir, hacer que regrese el pigmento, el color en las áreas de manchas blancas.

Este tratamiento, cuando es realizado por dermatólogos graduados no tiene mayores riesgos pero, si es realizado sin las precauciones adecuadas, puede producir cataratas en los ojos, quemaduras de piel e incluso cáncer de piel.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
24 de marzo de 1999
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�