Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ULTIMO ADIÓS AL DIARIO DEL CARIBE

Ayer fue el día de la nostalgia en el Diario del Caribe. Después de ingentes esfuerzos, sus últimos propietarios, los hermanos José y David Name Terán, se vieron abocados a cerrarlo porque no les respondieron las expectativas económicas sobre las cuales habían cimentado la empresa hace unos diez meses, cuando la adquirieron.

Hoy circula la última edición, la número 11.437 de su existencia de 33 años, con los acontecimientos del momento: la crisis de las Empresas Públicas, las sesiones de la Constituyente, el crimen del estudiante en un aula de la Universidad del Atlántico, el diálogo de paz, y el primer gran aguacero del año, entre otros.

Pero también con la nota editorial triste que da cuenta de la clausura. Es la segunda vez que Diario del Caribe deja de circular.

En la primera, en mayo de 1986, fue rescatado por la Casa Editorial EL TIEMPO, que modernizó sus equipos y entrenó al personal anterior y al nuevo. De esta manera reanudó la circulación el 11 de noviembre del mismo año. Entonces la economía del periódico quedó saneada y se puso nuevamente al servicio de sus lectores.

En 1990, cuando EL TIEMPO decidió construir una moderna planta satélite en Barranquilla para mejorar los servicios de este diario a la Costa Atlántica, llegó a un acuerdo comercial con la familia Name Terán y otros empresarios barranquilleros.

Estos se hicieron cargo del Diario del Caribe a partir de agosto del año pasado. Hasta 1986, el propietario había sido el Grupo Santodomingo.

Con este cierre quedan cesantes unas 90 personas, varias de ellos con más de diez años de antigedad. La despedida por ello fue triste. Se inicia una época incierta para la mayoría, quienes tuvieron hasta último minuto la esperanza de que no llegara el momento.

El senador José Name, presidente del Consejo Editorial, les prometió a todos que recibirán hasta el último centavo que por ley les corresponde. Para esto dijo no se escatimará ningún esfuerzo.

La clausura del Diario del Caribe dice la nota de despedida entraña, para la ciudad de Barranquilla y gran parte de la Costa Norte de Colombia, perder el lector la oportunidad invaluable de contrastar las opiniones encontradas, cotejar la tesis con la antítesis, o comparar lo que dice un informativo inscrito en un determinado concepto de la noticia lo que afirma otro .

Para Name, su experiencia en el mundo del periodismo fue agradable, pero ahora piensa que no es saludable combinar su ejercicio con el de la política. No obstante, señaló que si hay otra oportunidad, no la desechará absolutamente.

Lo neurálgico de la empresa fue la financiación: no respondió la circulación ni la publicidad y tampoco algunas personas que se habían comprometido a poner su granito de arena.

Tuvo palabras de agradecimiento en la empresa al equipo periodístico, encabezado por Rodolfo Rodríguez, Humberto Jaimes y Miguel Lozano, al equipo administrativo, operarios y los demás. También para el diario EL TIEMPO del que dijo que habían hecho con él una negociación limpia, en términos muy concretos, que cumplieron más allá de los establecido al brindarles un apoyo logístico.

En Barranquilla siguen circulando dos diarios regionales: El Heraldo y La Libertad.

Diario del Caribe siempre fue un periódico de vanguardia. Fue el primero que circuló los domingos y el de tener revistas especializadas como Jornada, luego Week end y la literaria. Tuvo épocas de arrojo y denuncia, como las que encabezó el inolvidable Alvaro Cepeda Samudio o las más recientes de Eduardo Posada Carbó y Armando Benedetti.

En otras primó la mesura que le imprimieron entre otros el hoy ministro Francisco Posada de la Peña.

Pero siempre una motivación: la defensa irrevocable de los intereses generales de los barranquilleros y del Caribe en general.

Diario del Caribe siempre fue un periódico de vanguardia. Fue el primero que circuló los domingos y el de tener revistas especializadas como Jornada, luego Week end y la literaria. Tuvo épocas de arrojo y denuncia, como las que encabezó el inolvidable Alvaro Cepeda Samudio o las más recientes de Eduardo Posada Carbó y Armando Benedetti.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
18 de mayo de 1991
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad