Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

PENSÉ EN LA MUERTE Y EN JIMMY GARCÍA

Hasta en la muerte pensó Mauricio Pastrana mientras intentaba, a punta de ejercicios, bajar el exceso de peso que le valió perder el campeonato mundial del peso minimosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), el viernes en Las Vegas (Estados Unidos).

La confesión la hizo ayer a su regreso de esa ciudad estadounidense, donde al día siguiente, el sábado, noqueó técnicamente en nueve asaltos el panameño Carlos Púas Murillo.

Yo llegué hasta pensar en el difunto Jimmy García (el púgil barranquillero que murió en mayo del 95 en Las Vegas en la disputa superpluma del Consejo Mundial de Boxeo luego de bajar demasiadas libras). Estaba mal... estaba que me desmayaba. Yo no podía bajar más ni si me daban dos días para dar ese peso .

En el pesaje para la segunda defensa del segundo reinado (el primero lo perdió por la misma circunstancia, ahora comprobado), el colombiano registró en la báscula oficial 109 libras y un cuarto. Luego de dos horas de trabajo intenso, apenas bajó media libra.

Yo recordé las palabras del entrenador argentino Amilcar Brusa y se lo dije a ellos, a los integrantes de mi cuerda. Yo sabía que tenía problemas. Cada vez que iba a pelear, era el mismo martirio. Tuvo que suceder esto para poder convencer a los entrenadores y a mi manejador Iván Feris y a mi persona que ya no puedo seguir más en ese peso .

El boxeador, que antes había manifestado que el futuro estaba en sus manos y que jamás podía pasar lo de la primera oportunidad, aceptó su error, pero dijo que todavía tenía fuerzas para llegar a otro título: el mosca.

Se me escapó ahora mi futuro. Esto tarde o temprano tenía que pasar. Yo daba el peso sacrificándome. Hice todo el esfuerzo. No lo pude dar. No se puede hacer nada. Hay que echar hacia adelante. Yo estoy nuevo. Tengo ganas y tengo fe en Dios que voy a ganar el título mosca (se anuncia el 3 de octubre en Caracas frente al venezolano José Bonilla por el vacante fajín de la Asociación Mundial de Boxeo. El púgil dice que desde el lunes se preparará en Miami).

Sobre la pelea, declaró que no fue tan fácil, producto del mismo sacrificio por intentar dar el peso.

Tuve problemas en la pelea. Yo dije que noqueaba a Murillo, pero sabía que era bastante difícil. En el sexto asalto estuve al borde del nocaut. El Púas me combinó abajo. Me lastimó el estomago. Yo tenía totalmente destrozado el estomago.

Le gané al Púas porque soy un gran boxeador. Pero por dentro estaba mal. Inclusive, no pude recuperarme del todo en la pelea. En los primeros asaltos estaba bien. Pensé que lo iba a noquear. Pero luego Murillo se recuperó y trató de montarse. Yo me recuperé y pude superarlo hasta noquearlo en el noveno. Gracias a Dios obtuve la victoria pese a que me quitaron el título e hice un gran papel .

Para el doble ex campeón mundial en Las Vegas vivió dos experiencias.

La victoria que tuve ante un gran boxeador como Púas y la quitada del título. Eso me enseña mucho a cuidarme más. Espero que la gente siga confiando en mí. Porque voy a sentirme mejor en mosca y voy a ser nuevamente campeón mundial .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Deportes
Fecha de publicación
1 de septiembre de 1998
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad