Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

USOS DE LA PREPOSICIÓN HASTA

Fisgón: Quiero, apreciado Profe, traer a nuestra conversación habitual un disparate que cada día está tomando mayor auge y predominio; me refiero al inapropiado empleo de la preposición hasta . Ya no solo es predominio de los rolos, de los bogotanos, sino que está enrolando a todo el país.

Profe: Déme algunos ejemplos recientes para comentarlos y analizarlos, pues el tema es interesante.

Fisgón: Vea estas perlitas, leídas y oídas en estos días: ...hasta el 4 de septiembre se restablecerá ese servicio en Bogotá... y este otro: ...solo hasta entonces se conocerá la decisión de la Fiscalía....

Profe: Hasta , en estos casos, es una preposición que sirve para expresar el final de algo: un tiempo, un lugar, una acción o una cantidad. Pero la verdadera intención de quienes redactaron los ejemplos ya citados fue la de expresar todo lo contrario: la iniciación de algo.

Fisgón: Entonces, cómo debieron construirse las frases citadas? Profe: Era preciso eliminar la preposición hasta en ambos casos. ...el 4 de septiembre se restablecerá ese servicio...; ...solo entonces se conocerá la decisión.... Así de sencillo.

Fisgón: Es decir, Profe, cuando las personas dicen: Hasta las cuatro sale el bus, realmente la oración significa que después de las cuatro cesa ese servicio, de acuerdo con el sentido verdadero de la preposición hasta.

Profe: Claro; Fisgón, pero la gente cree que así dan a entender el comienzo de una acción, cuando, en verdad, están expresando todo lo contrario. Si se quiere dar a entender que el servicio de bus comienza a las cuatro, se puede usar la preposición hasta combinada con la negación no: Hasta las cuatro no sale el bus.

Fisgón: Don Rufino J. Cuervo, en sus Apuntaciones, se refiere a este dislate: Hasta sirve para explicar el punto adonde llega alguna cosa que antes ha durado más o menos tiempo: me habló hasta llegar a casai; trabajé hasta las cuatroi.

En estos ejemplos el hablar y el trabajar se verifican antes de llegar a la casa y de ser las cuatro. Si sucediese lo contrario, esto es, que comenzasen en estos puntos, era menester expresarlo en esta forma: hasta llegar a casa no me habló; hasta las cuatro no trabajé.

En este último caso los bogotanos se comen el no y dicen: hasta las doce almorcéi en lugar de: hasta las doce no almorcéi; hasta ahora vengoi en lugar de: hasta ahora no vengoi; hasta ayer comencé a estudiari en lugar de: hasta ayer no comencé a estudiari.

Profe: Existe una palabra homófona que es conveniente registrar aquí: asta. Este vocablo tiene muchas acepciones: 1. Un arma ofensiva antigua. 2. El palo de la lanza o de la pica. 3. Palo para la bandera. 4. Mango de brocha o de pincel. 5. Cuerno.

Fisgón: La expresión a media hasta se refiere a las banderas a medio izar, en señal de luto.

Profe: Bueno, amigo, hasta aquí dura nuestra conversación de hoy. Este tema tiene mucha tela de dónde cortar. Continuaremos la próxima semana.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Cultura y entretenimiento
Fecha de publicación
28 de julio de 1998
Autor
JAMES IDROBO y CARLOS ALBERTO CAICEDO

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad