Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LUCHA CONTRA LA DROGA HA TENIDO ÉXITO RELATIVO

Carlos Mendoza ha destruido una hectárea de sus cultivos de coca a cambio de dos mil dólares pagados por el gobierno, pero mantiene otra hectárea por si le va mal con sus plantaciones de naranjas y arroz. Siempre vendo mis cultivos de coca a precios razonables, pero no así mis otros productos , explicó.

Mendoza, de 52 años, vive con su esposa y tres hijos en una choza de adobe en el Chapare boliviano, una zona subtropical plagada de mosquitos. Los agricultores de esa región destruyeron 4.800 hectáreas de coca el año pasado, pero nuevas plantaciones han remplazado a las destruidas.

El cultivo tradicional de coca es legal en Bolivia, pero es ilegal iniciar nuevas plantaciones. Casi toda la hoja de coca cultivada del Chapare se destina a elaborar cocaína y sólo una mínima parte se usa en mates o para masticar.

Campesinos como Mendoza constituyen el primer eslabón en la cadena de producción de cocaína, que llega a Estados Unidos y Europa y genera miles de millones de dólares. Mientras existan países consumidores, siempre habrá alguien que produzca drogas , afirmó el ministro del Interior, Carlos Saavedra.

Miles de personas en Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela, México y otros países viven de la industria de la cocaína, que continúa sin merma pese a la afirmación de la agencia estadounidense de lucha contra el tráfico de drogas (DEA) de que ha aumentado la cantidad de droga incautada.

Peter Reuter, codirector del Centro de Investigación de Políticas sobre Drogas, destaca que la lucha antidrogas incluye la destrucción de campos de opio en Colombia y agresivas operaciones aquí. Pero en 1991 no disminuyó el flujo de cocaína , dijo.

Saavedra considera exitosa la guerra antidrogas en Bolivia por haber terminado con la impunidad de los narcotraficantes, controlado la violencia y reducido el tráfico desde el Chapare en treinta y cincuenta por ciento en los últimos tres años.

David Dlouhy, subjefe de la embajada de Estados Unidos, afirma que los 22 millones de dólares gastados en Bolivia en la lucha antidrogas en el año fiscal de 1992, y los 125 millones en asistencia militar y económica impidieron la entrada de droga por 2.000 millones de dólares a las calles de su país.

La policía antidrogas de Bolivia, con ayuda de la DEA, incautó 37 toneladas de cocaína en 1992 y retiró del mercado hoja de coca que habría permitido elaborar 56 toneladas más , según Dlouhy. Leves sentencias La policía boliviana antidroga está mejor entrenada y equipada y muchos grandes traficantes están en la cárcel como parte de un plan de entrega que los protege de la extradición a Estados Unidos.

Sin embargo, los tribunales han dictado leves sentencias a los que se entregaron. Dlouhy dijo que los programas antinarcóticos y de asistencia económica han ayudado a fortalecer el sistema democrático y económico boliviano. No es coincidencia que ustedes tengan un fuerte proceso democrático en el único país que también tiene un programa antinarcóticos exitoso agregó. Eso refleja que los narcotraficantes nunca ganaron la influencia que obtuvieron en otros países .

Sin embargo, narcotraficantes bolivianos exportaron por lo menos 200 toneladas de cocaína en 1992, según el Banco Mundial, casi igual que el año previo. Eso representa una cuarta parte del suministro mundial.

Si bien se erradicaron 4.800 hectáreas de cultivos de coca, no se alcanzó el objetivo de 5.400 fijado por los estadounidenses para mantener sus actuales niveles de ayuda. Esto implica que Bolivia recibirá 19 millones de dólares menos en asistencia en 1993.

Algunos sectores se preguntan si las naciones suramericanas tienen los recursos o la voluntad de eliminar los cultivos de coca y la producción ilícita de drogas. La policía y las autoridades judiciales son susceptibles de recibir sobornos de los barones de la droga. Muchos campesinos dependen de la hoja de coca porque sus otros cultivos no les brindan los mismos ingresos o mercados seguros. Otros países La lucha contra las drogas en Perú es un fracaso y el cultivo de la hoja de coca ha crecido , afirmó el presidente Alberto Fujimori durante una reciente visita a Bolivia.

El negocio de la cocaína está en auge y poco o nada se ha hecho para controlarlo. Estados Unidos suspendió un acuerdo de ayuda por 100 millones de dólares tras el autogolpe de Fujimori.

El Valle de Huallaga, con cerca de 250.000 hectáreas, produce el sesenta por ciento del suministro de hoja de coca. Una alianza entre narcotraficantes y Sendero Luminoso ha hecho que la interdicción sea virtualmente imposible.

En Colombia, Estados Unidos gasta treinta millones de dólares al año en la guerra contra las drogas. Se cree que muchos agentes de la ley han sido comprados por los narcotraficantes.

El narcotráfico se ha extendido a Ecuador, Venezuela, Brasil y México. En junio pasado, la policía ecuatoriana desarticuló una banda que tenía un imperio de mil millones de dólares. Ecuador está empezando ahora a producir pequeñas cantidades de opio.

En 1989, cuando Colombia lanzó la embestida contra las drogas, Venezuela se convirtió en punto clave distribuidor de la cocaína producida en Perú, Bolivia y Colombia. Desde Venezuela, la droga va a Estados Unidos, Canadá y Europa.

Venezuela es el mayor centro de lavado de dinero del narcotráfico, con cientos de millones de dólares al año, según la DEA.

La DEA estima que en 1992 pasaron por Venezuela unas 200 toneladas de cocaína y sólo tres fueron incautadas. El gobierno estadounidense gasta un millón de dólares al año en la guerra contra las drogas en Venezuela.

México también se ha convertido en ruta de la cocaína y las incautaciones sólo han servido para elevar el precio , afirma Reuter. Dice que el caso de México muestra la inutilidad de los esfuerzos estadounidenses.

Agrega que el problema debe verse desde el punto de vista económico, pues el costo de la hoja de coca es sólo el uno por ciento del de su industrialización y cualquier baja del suministro de hoja puede superarse pagando más al productor.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
12 de febrero de 1993
Autor
AP

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad