QUÉ HONOR ESTAR CON USTED ... EN NUEVA YORK

QUÉ HONOR ESTAR CON USTED ... EN NUEVA YORK

A nadie tanto como a Beatriz González le interesa mantenerse informado. Con el paso del tiempo su taller pequeño, desordenado, silencioso se ha convertido en el bunker desde el cual siente, pinta y traduce lo que le está sucediendo al país. Que es mucho.

30 de junio de 1998, 05:00 am

González sabe que es así; que su compromiso como pintora se extiende más allá de la pomposa inauguración y del seductor coctel que acompañan al arte de fin de siglo; que su misión como artista no es ser internacional, sino ser criolla. Muy criolla. Y retratar lo que ve, lee o imagina... Todo. Mi pintura es una subpintura para países subdesarrollados , dijo en cierta ocasión.

Y ha sido el sello nacional el sello criollo, real, cotidiano el que ha consagrado a Beatriz González como una de las artistas más importantes de Colombia en los últimos años.

La exposición que por estos días se encuentra colgada en el Museo del Barrio, en Nueva York, bajo el título Qué honor estar con usted en este momento histórico, es una prueba de ello.

Primero, porque es la primera vez que la artista santandereana (nació en Bucaramanga en 1938) realiza una exposición individual en Nueva York. Y segundo, porque no se trata de una exposición cualquiera: es una ambiciosa retrospectiva que muestra las diferentes etapas artísticas de González, desde 1965 hasta 1997. Y hay de todo.

Desde los Suicidas del Sisga ( obra decisiva para su desarrollo como artista , asegura Carolina Ponce de León, curadora del Museo), hasta la exploración kitsh en las obras Kennedy y Platón Degas, entre otras, y la etapa de compromiso social y artístico con su serie sobre las madres de Las Delicias.

La exposición Qué honor estar con usted en este momento histórico (título que se desprende de su obra a propósito de la tragedia del Palacio de Justicia, en 1985) hace parte del programa Focos del Museo del Barrio que busca presentar artistas latinoamericanos importantes poco conocidos en Estados Unidos . Beatriz González es la encargada de abrir el ciclo con las más de 50 obras que se podrán apreciar hasta el mes de octubre.

Hace 24 años la artista aseguraba: Me siento precursora de un arte colombiano, más aún, de un arte provinciano que no puede circular universalmente sino acaso como curiosidad .

Hoy, ese arte provinciano cargado de percepción poética, intuición y ojo crítico , se encuentra en la capital del mundo no como una curiosidad, sino como una honrosa oportunidad para conocer de cerca los pasos de una artista siempre comprometida con su arte. Que es mucho.